Enlaces accesibilidad

Italia coloca algo más de 7.000 millones en deuda a largo plazo y rebaja el interés ofrecido

  • Los bonos a 3 años caen al 5,62% desde el 7,89% de noviembre
  • Roma ofrece casi un 7% (6,98%) por los bonos a 10 años
  • La prima de riesgo italiana, muy por encima de los 500 puntos básicos

Por

El Tesoro italiano ha colocado este jueves 7.017 millones de euros en distintas emisiones de deuda con vencimientos que oscilaban entre los tres y los once años, en las que ha ofrecido una rentabilidad inferior a la de operaciones anteriores, cuando los intereses marcaron máximos desde la introducción del euro, aunque en el caso de los bonos a diez años se mantuvo muy cerca del 7%.

El Tesoro ha colocado un total de 2.537 millones de euros en bonos a 3 años con un rendimiento del 5,62%, lo que supone 2,27 puntos porcentuales menos que el ofrecido en la pasada puja del 29 de noviembre (entonces el interés fue del 7,89%). La demanda fue algo superior a la oferta (1,36 veces).

Asimismo, logró captar 2.500 millones de euros en bonos a 10 años con vencimiento en 2022 a un interés del 6,98%, es decir, 0,58 puntos porcentuales menos que en la anterior subasta. El ratio de cobertura ha sido escaso, de 1,36 veces, pero similar a la de la anterior subasta comparable. Además se han colocado 1.176 millones en títulos de deuda con vencimiento en 2021 a un interés del 6,70%, con una ratio de cobertura de 1,58 veces.

Se asignaron además 803 millones de euros en bonos a 7 años, por los que el Tesoro italiano ofreció una rentabilidad del 7,42%.

Última prueba del Tesoro italiano

Italia ha afrontado así su última prueba del año en el mercado de deuda, donde se ha quedado en el rango medio de lo que esperaba captar (entre 5.000 y 8.500 millones de euros).

Este miércoles, Italia logró colocar 10.732 millones de euros en deuda con vencimiento a seis y 24 meses en sendas operaciones en las que rebajó un 50% y un 38%, respectivamente, los intereses abonados, ante el incremento de la demanda en ambas subastas.

Sin embargo, y a pesar de conseguir rebajar el intéres, la presión sobre Roma es importante. La prima de riesgo, o el interés extra que exigen los inversores por comprar deuda italiana a diez años en lugar de alemana, supera holgadamente los 500 puntos básicos.

De hecho, poco después de la subasta se ha disparado hasta los 521 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el mercado secundario por encima del 7% (7,10%). A esa hora, el bund alemán se situaba en el 1,89%.

Monti pide una respuesta común a Europa

Este jueves, el primer ministro italiano Mario Monti ha considerado que las subastas de estos dos días "han ido bastante bien", al tiempo que ha calificado estos resultados de "alentadores".

Sin embargo, el primer ministro ha dado un toque de atención y ha dicho que pese a estos resultados el Ejecutivo "no da por concluidas las turbulencias financieras".

Además Monti ha solicitado una vez más una respuesta "solidaria, común y convincente" de la Unión Europea a la crisis de deuda de la zona euro. Lo ha hecho en una rueda de prensa en la que Monti ha señalado que Roma ya ha hecho los esfuerzos solicitados.

El Gobierno de Italia prepara ahora lo que se ha denominado la segunda fase de ese plan de ajuste económico para el país, el famoso decreto Salva-Italia, que se concentra en promover el crecimiento.

Noticias

anterior siguiente