Enlaces accesibilidad

El menor del caso Marta del Castillo podrá volver a Sevilla, donde viven los padres de la joven

       
  • En marzo fue absuelto de la violación y la muerte de Marta
  •    
  • La Audiencia revoca las medidas cautelares mantenidas pese a la absolución
  •    
  • Debía vivir e un piso bajo vigilancia y no acercarse a menos de 50 km de Sevilla
  •    
  • Lea el auto de la resolución.

Por

La Audiencia de Sevilla ha anulado una decisión anterior del Juzgado de Menores y ha levantado las medidas cautelares que pesan sobre el único menor implicado en el caso Marta del Castillo, el Cuco, absuelto en marzo de la violación y muerte de Marta del Castillo, por considerar que "no parece razonable" que llevase 28 meses privado de libertad.

Las medidas cautelares consistían en vivir en un piso bajo vigilancia de monitores y la prohibición de acercarse a menos de 50 kilómetros de Sevilla, ciudad donde viven los padres de Marta.

Esta nueva resolución se produce después de que el abogado defensor presentara un recurso solicitando el levantamiento de las medidas el pasado 15 de marzo.

En aquel momento, la acusación particular no se opuso a dicho levantamiento. Los familiares de Marta del Castillo han recordado que sus acciones se dirigen hacia una revisión de la sentencia en la que el Cuco fye absuelto de los cargos de violación y asesinato que pesaban en su contra.

Sin recurso

En el auto, al que ha tenido acceso RTVE.es y contra el que no cabe recurso, considera que, si bien la resolución dictada por el  juez de Menores "es ajustada a derecho", hay que tener en cuenta que, entre su estancia en un centro cerrado y la permanencia en el piso tutelado, "lleva de una u otra manera privado de libertad casi 28 meses".

"No nos parece razonable que las medidas cautelares se mantengan,  máxime cuando se ha dictado sentencia el 23 de marzo de 2011 y la medida impuesta es de dos años y once meses de internamiento y un mes de libertad vigilada", explica la sentencia. 

El abogado del joven, Fernando de Pablo, ha informado de que la decisión de la Sección Tercera de la Audiencia se notificará en las próximas horas al piso tutelado de Cádiz donde vive el chico desde noviembre de 2009.

El juez de Menores mantuvo las medidas pese a que el menor fue absuelto de la violación y asesinato de Marta aunque fue condenado a tres años de internamiento en un centro de menores y un mes, el último de los tres años, de libertad vigilada por un delito de encubrimiento.

Los magistrados mencionan en su resolución el artículo 28 de la  Ley Orgánica Reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores  (Lorrpm), que refiere como elementos a valorar para la adopción de la  medida cautelar "indicios racionales de que se haya cometido un  delito y el riesgo de eludir u obstruir la acción de la Justicia por  parte del menor".

También citan el artículo 2, según el cual para la medida de  internamiento se atenderá a la "gravedad de los hechos,  circunstancias personales y sociales del menor, existencia del  peligro cierto de fuga y excepcionalmente que el menor hubiera  cometido o no con anterioridad otros hechos graves de la misma  naturaleza".

"Discrepancia" con la Fiscalía

Así, argumentan que la naturaleza de las medidas de convivencia en piso tutelado y de alejamiento "son privativas de  libertad", por lo  que concluyen que "visto el contenido básico del artículo 28 de la  Lorrpm y la naturaleza de las medidas, estas, a día de hoy, deben ser  levantadas o alzadas". Tras ello, muestra su "discrepancia" con  respecto al Ministerio Público, que justifica su oposición al  levantamiento de las medidas porque "subsisten las mismas razones que  justificaron su adopción".

"Es claro que la sentencia dictada el 23 de marzo de 2011 modifica  las circunstancias, pues al menor se le imponen tres años de  internamiento por un delito de encubrimiento y no los seis que se  podrían imponer por el asesinato, dos delitos de agresión sexual y  otro contra la integridad moral por los que acusaba la Fiscalía",  añade la Audiencia Provincial, que señala que el acusado "tiene un  plazo avanzado de cumplimiento de la medida impuesta, por la cautelar  privativa sufrida".

De igual modo, pone de manifiesto que, "a mayor abundamiento, no  advertimos ni se nos traslada peligro de riesgo de fuga hasta límites  inasumibles, pues es poco probable que el menor, con escasos recursos  económicos, huya en este estado de la causa con una medida privativa  de libertad con alto grado de cumplimiento", mientras que "tampoco  consta que pueda ejercer presión ni atacar la fuente de prueba",  siendo "reseñable" que la acusación particular ejercida por los  padres de Marta del Castillo no se haya opuesto al alzamiento de las  medidas.

No ha cometido otros hechos graves

Además, "no consta que el menor haya cometido otros hechos graves  de la misma naturaleza", por lo que, con estas variables, "es claro  que las medidas deben ser alzadas", tras lo que llama la atención  sobre el hecho de que el 'Cuco' "es mayor de edad en la actualidad y  no consta informe del equipo técnico que, con posterioridad a la  petición del alzamiento de medidas, acredite qué tipo de medidas  educativas se han instaurado ni, por consiguiente, que una eventual  interrupción de las labores socioeducativas puedan perjudicar, en la  actualidad, el interés del menor".

En esta línea, subraya que "no se incorpora informe técnico que,  con posterioridad a la petición del alzamiento de medidas, aconseje  el mantenimiento de la medida de convivencia adoptada el ya lejano 5  de noviembre de 2009, ni que su cancelación pueda ser perjudicial  para su custodia e interés del menor".

El juez de Menores número 1 de Sevilla, Alejandro Vián, dictó un  auto el pasado día 11 de abril en el que rechazada levantar las  medidas cautelares y argumentaba que, en casos como éste, "debe  primar también el interés superior del menor, y acceder al  levantamiento de las medidas cautelares en este momento supone la  interrupción del proceso de intervención educativo-resocializador que  se está llevando a cabo".

Por su parte, el abogado del Cuco ha mostrado este jueves  su "satisfacción" por la decisión adoptada por la Audiencia  Provincial de Sevilla, todo ello al tiempo que ha puesto de manifiesto  que, a partir de este momento, "la tranquilidad tendría que reinar"  en la sociedad y ha recordado que la sentencia todavía no es firme.

Al hilo, ha defendido que su patrocinado "no estaba" en el piso  donde ocurrieron los hechos "ni ha encubierto a nadie", por lo que  "demostrará que es inocente en la vista" a celebrar próximamente para  debatir los recursos interpuestos contra el fallo dictado por el juez  de Menores número 1, Alejandro Vián.

Pendiente el juicio contra los tres adultos

Por otro lado, solo Miguel Carcaño, el exnovio y asesino confeso de Marta -que desapareció el pasado 24 de enero de 2009 de su domicilio-, permanece en prisión provisional por este caso. También están implicados su amigo Samuel  Benítez, de 19 años; el menor -que estuvo internado por orden  judicial varios meses en un centro menores en régimen cerrado-  que tuvo un juicio separado; y Francisco Javier D.M., de 40 años y hermanastro de Miguel.

El juicio contra los tres acusados mayores de edad todavía debe celebrarse. En febrero de este año se dictó nuevo auto de procesamiento tras la decisión del  Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de que el caso sea enjuiciado por un tribunal profesional y no un jurado.

En la nueva tramitación, es previsible que la Fiscalía reitere su petición de 52 años de cárcel para Carcaño por dos delitos de violación -la cometida por él mismo y la perpetrada por el menor de edad que está siendo juzgado estos días en el Juzgado de Menores- y uno de asesinato.

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, que ha tramitado la fase de calificación del caso Marta del Castillo, lo remitirá este jueves para que sea repartido a la sección penal que enjuiciará a los cuatro acusados, una vez presentados todos los escritos de acusación y defensa.

Fuentes del caso han informado de que la Sección Primera ha dado por concluida la fase intermedia, una vez rechazada la petición hecha por Francisco Javier Delgado, hermano del asesino confeso, de que quedase en suspenso la tramitación del caso mientras no se resuelva su recurso ante el Tribunal Constitucional por nulidad de actuaciones.

Noticias

anterior siguiente