Enlaces accesibilidad

España no participará en los ataques en Libia pese a la petición de Reino Unido y Francia

  • Trinidad Jiménez descarta una ampliación del despliegue español
  • España no es partidaria de armar a los rebeldes
  • Carme Chacón confirma que la misión se prorrogará dos meses

Ver también: Especial sobre las revueltas árabes

Por
El ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague (izda) habla con Trinidad Jiménez y con la secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton en la cumbre de la OTAN en Berlín
El ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague (izda) habla con Trinidad Jiménez y con la secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton en la cumbre de la OTAN en Berlín. REUTERS REUTERS/Fabrizio Bensch

España mantendrá su contribución a las fuerzas de la OTAN que operan en Libia para garantizar la zona de exclusión aérea y el embargo marítimo, según ha anunciado la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, a su llegada a la reunión de la Alianza en Berlín. Por lo tanto, el Gobierno español no ampliará su despliegue militar ni participará en operaciones ofensivas, tal y como han pedido Francia y Reino Unido.

"España ha decidido desde el comienzo de la misión ceder capacidades marítimas y aéreas para hacer cumplir el embargo de armas y la zona de exclusion", ha declarado Jiménez, en referencia a los cuatro aviones F-18, el avión de avituallamiento, la fragata y el submarino que toman parte en la misión. "Esta es la contribución española ahora y esta será en el futuro", ha añadido.

 Ante las críticas de algunos aliados, Jiménez ha calificado de "positiva" la forma en que se está desarrollando la misión dentro de los límites que establece la resolución de la ONU que "no permite a la OTAN ir más allá en el uso de la fuerza". A su juicio, un mes de misión no debe ser visto como mucho tiempo "teniendo en cuenta que Gadafi lleva 42 años en el poder".

La ministra ha hecho hincapié en que las operaciones militares "no constituyen en sí mismas la solución al conflicto libio" y que ésta pasaría principalmente por una salida política. Por eso ha destacado la importancia de la presión internacional para que "le quede claro a Gadafi que está aislado internacionalmente".  "Gadafi no puede ser parte de la solución", ha subrayado Jiménez.

Sobre la posibilidad de proporcionar armas a los insurgentes, la ministra ha insistido en que por ahora no es posible y que tampoco es una demanda que el opositor Consejo Nacional de Transición (CNT) haya planteado formalmente a los países aliados. Sí considera viable, en cambio, que se puedan disponer de los fondos bloqueados a Gadafi en distintos países europeos para usarlos como garantía de préstamo en favor de la población civil.

A la espera de contar con estos fondos, la titular de Exteriores ha destacado el compromiso de España en seguir prestando ayuda humanitaria, que hasta ahora se ha cifrado en cinco millones de euros.

Petición para prorrogar la misión dos meses

Aunque no ampliará sus efectivos, España sí prorrogará dos meses la misión para Libia, según ha anunciado la ministra de Defensa, Carme Chacón. Chacón ha confirmado este extremo en la videoconferencia que ha mantenido en el Ministerio de Defensa con los responsables de las unidades españolas desplegadas en las misiones de mantenimiento de exclusión del tráfico aéreo y embargo de armas en Libia.

La misión autorizada inicialmente era de un mes. El Consejo de Ministros aprobará mañana la petición de prórroga y el martes la ministra comparecerá ante la Comisión de Defensa del Congreso para solicitar la autorización parlamentaria correspondiente.

Chacón ha informado también de la disposición española a sumar a su tarea acciones humanitarias siempre que así lo solicite Naciones Unidas, y ha aclarado que, en ese caso, no serán necesarios nuevos medios militares.


Noticias

anterior siguiente