Enlaces accesibilidad

Francia multa a Google por recoger datos privados con 'Street View'

       
  • La sanción es de 100.000 euros, la más alta de este tipo impuesta en Francia
  •    
  • Califican el comportamiento como "intrusiones particularmente graves"
  •    
  • Alrededor de una docena de países tienen abiertos procesos similares

Por

Google ha sido multado por Francia con 100.000 euros por recoger datos privados con Street View, según ha informado este lunes el secretario general de la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), Yann Padova.

En una entrevista publicada por Le Parisien, Yann Padova, señala que la recolección de datos por parte de Google ha hecho que la empresa haya "alimentado una base de datos de geolocalización que ahora vale su peso en oro y le permite dominar el mercado".

La recolección de datos ha alimentado una base de datos que vale su peso en oro

La multa es la más alta impuesta en Francia por este tipo de sanciones, y uno de los motivos, explica Padova, es porque Google "no cooperó francamente" durante las investigaciones.

El secretario general del organismo francés encargado de velar por las libertades en la Red describió el comportamiento de la empresa estadounidense como "intrusiones particularmente graves".

Ha sido intrusiones particularmente graves

Los vehículos de Google que recorren las calles no solo captaron fotografías sino que 'aspiraron' "todas las informaciones que transitaban por conexiones inalámbricas de internet no protegidas".

Y esto incluye "correos electrónicos personales, conexiones a todo tipo de páginas web e incluso informaciones sobre prescripciones médicas", añade Padova.

Por su parte, el director de protección de datos de la empresa tecnológica, Peter Fleischer, ha explicado en un comunicado que Google recogió los datos "por error" a partir de "redes inalámbricas (WiFi) no protegidas".

Nuestro objetivo siempre ha sido destruir esos datos

"Desde que supimos lo que pasaba, paramos nuestros coches de 'Street View' e informamos inmediatamente a las autoridades francesas. Nuestro objetivo siempre ha sido destruir esos datos y celebramos que el CNIL nos haya dado autorización" para hacerlo.

El secretario general del CNIL admitió que en abril de 2010 Google reconoció su error y que una vez que se ha cerrado el caso, el gigante de internet procederá a la destrucción de esos datos obtenidos de manera ilícita.

Francia no es el único país donde se acusa a Google de recoger datos privados, sino que han aflorado procesos similares en 37 estados de EE.UU. y otros países como España, Alemania, Nueva Zelanda o Reino Unido, entre otros.

Noticias

anterior siguiente