Enlaces accesibilidad

Un hongo ataca los huevos de las tortugas bobas

Por
Ciencia al cubo - Hongo en tortuga boba - 17/03/11

Ciencia al cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a jueves a las 15: 42; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

Las poblaciones de tortuga boba (Caretta caretta) siguen disminuyendo en el Atlántico. La actividad humana es una de las principales causas, pero un equipo de científicos del Real Jardín Botánico-CSIC ha detectado otro factor, soprendente, un hongo que ataca a los huevos cuando están madurando enterrados en las playas.

El hongo se llama Fusarium solani. Y dos cepas son las que atacan a los huevos y a los embriones. El estudio se ha realizado en las playas de la isla Boavista de Cabo Verde.

Allí están el 90% de los huevos que ponen las tortugas del océano Atlántico. Los científicos han observado que el hongo se instala en los huevos desde el inicio de la incubación y que está presente en la inmensa mayoría de ellos. Y aseguran que tiene la capacidad de matar de manera masiva

El hongo se alimenta de materia orgánica en descomposición. En condiciones climáticas idóneas, puede afectar también a animales inmunodeprimidos.

Y a pesar de que tiene capacidad para matar, los investigadores no saben si lo está haciendo. Han observado que el 75 % de los huevos de la playa mueren. Es mucho.

Las causas dicen son de lo más diversas: desde inundación de los nidos hasta depredación por parte de animales. El caso es que casi todos los huevos están colonizados por estos hongos, pero no aún saben determinar cuándo el huevo se ha perdido como consecuencia de la infección.

La actividad humana, causa principal

El descubrimiento de este hongo no puede, no debe, servir para echar balones fuera. El hombre sigue siendo el principal causante del declive de estos reptiles marinos.

Las tortugas caen con frecuencia en redes de pescadores, mueren con anzuelos clavados y plásticos enredados en su sistema digestivo.

Aseguran los científicos que una tortuga boba puede vivir más de 50 años sin el impacto del hombre. 30 de esos años pone huevos. Dos puestas al año. En total 60 por tortuga.

La realidad es que muchos ejemplares jóvenes mueren. La media de puestas es por tanto de 15 por ejemplar. Es poco. Cada vez hay menos huevos. Cada vez hay menos tortugas.

CIENCIA AL CUBO

Noticias

anterior siguiente