Enlaces accesibilidad

Los expertos estiman que España necesita 300 unidades más de cuidados paliativos

  • Unas 250.000 personas necesitan al año en España cuidados paliativos
  • Cataluña y Extremadura son dos de las comunidades más avanzadas

Ver también:  "La búsqueda de la felicidad en un hospital de cuidados paliativos"

Enlaces relacionados

Por
Cuidados paliativos, vivir con calidad de vida lo que queda

Cuidados Paliativos

La OMS define los cuidados paliativos como el "enfoque que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades amenazantes para la vida, a través de la prevención y alivio del sufrimiento por medio de la identificación temprana e impecable, evaluación y tratamiento del dolor y otros problemas físicos, psicológicos y espirituales".

- En España hay 420 equipos y unidades de cuidades paliativos.

- 166 son equipos de soporte a domicilio

- 59 equipos de soporte hospitalario

- 37 equipos de soporte mixtos

- 34 unidades de cuidados paliativos con camas en hospitales de agudos.

- 76 unidades de cuidados paliativos con camas en hospitales de media-larga estancia

- 17 oficinas de coordinación, centros de formación e investigación

- 31 equipos de atención psicosocial

Fuente: Sociedad Española de Cuidados Paliativos

Más de la mitad de las personas que mueren al año en España necesita cuidados paliativos al final de su vida, pero no todos reciben la atención especializada que requieren. Según los últimos datos de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), actualmente hay unos 400 equipos especializados pero harían falta 700.

Los cuidados paliativos son, según explica el presidente de SECPAL y director asistencial del Hospital Laguna, de Madrid, Javier Rocafort Gil, "una serie de medidas sanitarias, sociales, laborales que apoyan al paciente y a su familia cuando el paciente está en fase avanzada de la enfermedad con un pronóstico limitado en el tiempo". Son medidas que le apoyan para conseguir una mayor calidad de vida en el tiempo que le quede".

De las aproximadamente 400.000 personas que mueren, 250.000 necesitan este tipo de atención. "En todas ellas llega un momento en el que hay que cambiar las estrategias terapéuticas y pasar de intentar alargar la vida a intentar mejorar la calidad de vida, eso son los cuidados paliativos", señala este experto.

El doctor Rocafort intuye que todos reciben cuidados paliativos en mayor o menor medida gracias al buen funcionamiento de la atención primaria. Sin embargo, hay unos 110.000 o 120.000, aproximadamente, que necesitan una intervención más específica y los 400 equipos actuales no dan abasto. Según sus cálculos hay entre 50.000 y 60.000 pacientes que a día de hoy tienen una atención deficiente.

El 80% de los pacientes que llegan actualmente a los equipos son enfermos oncológicos, pero en realidad solo la mitad de los que necesitan estos cuidados tiene cáncer. Este tipo de atención aún no es plena en el caso de los pacientes con enfermedades neurodegenerativas o con insuficiencias avanzadas en órganos.

La nueva ley sobre cuidados paliativos anunciada por el Gobierno para el mes de marzo tendría que impulsar los cuidados paliativos para resolver las carerencias actuales y las desigualdades por comunidades autónomas, ya que hoy por hoy no es lo mismo morirse en cualquier punto del país.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha explicado este miércoles que la futura ley no regulará la eutanasia y ha pedido en el Congreso de los Diputados que no se mezclen debates.

Ni eutanasia ni suicidio asistido

El problema, según los expertos, es que el debate puede desviarse para centrarse en lo que no es. Los cuidados paliativos no son ni eutanasia ni ninguna clase de suicidio asistido, insisten.

Si se da esta confunsión, en opinion del doctor Rocafort, es por tres factores: primero "porque hay un grupo de la sociedad, aunque pequeño, que está interesado en esa confusión".

Segundo, "porque es relativamente fácil interpretar sobre la muerte de los demás" y decir eso de que 'si a mí me toca sufrir, que acaben con mi vida' cuando está demostrado que los enfermos terminales lo que quiere es aprovechar lo que les queda de vida para ser cuanto más felices mejor", añade.

Y tercero, porque hay una serie de términos que se han creado que son muy confusos y "que si uno pone en Google muerte digna y Wikipedia le lleva a la entrada de suicidio asistido".

De hecho, uno de los principios de los cuidados paliativos es precisamente "no intentar ni acelerar ni retrasar la muerte". En contra de lo que también se cree, la sedación paliativa (a la que solo se recurre en un 5% de los casos, cuando los síntomas no se pueden controlar de otra manera) "no acorta la duración del paciente", explica Rocafort.

Atención desigual por comunidades

Uno de los grandes problemas actuales es que la atención no es igual en todo el país. Según los últimos datos de SECPAL en España hay 420 equipos y unidades de cuidados paliativos. De todos ellos, 131 (uno de cada tres) están en Cataluña, la comunidad con la atención más avanzada.

Aún así, la situación ha mejorado mucho en España desde que en el año 2005 se reconoció por ley el derecho a recibir cuidados paliativos y dos años después se puso en marcha una estrategia nacional. En 2004 había 257 unidades y equipos, un 63% menos que en la actualidad.

Según explica Rocafort junto a Cataluña otra de las comunidades autónomas más avanzadas es Extremadura, donde llevan aplicando desde hace ocho años un programa que "da cobertura completa a toda la población".

Otras de las autonomías que han avanzado mucho en los últimos años son Madrid y Galicia. A la cola se encuentran Castilla y León y Castilla-La Mancha, donde aún no tienen un plan específico de cuidados paliativos, están todavía en ello, aunque eso no significa que no presten este tipo de cuidados.

Desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos se calcula que hacen falta unos 300 equipos y unidades más en todo el país, pero que no se trata solo de número sino de calidad porque no es lo mismo tener un equipo formado por un médico y una enfermera que por estos profesionales y además un psicólogo y un trabajador social.

Según explica el doctor Rocarfort, "las cifras adecuadas son un médico y una enfermera por cada 100.000 habitantes en equipos específicos con acceso a trabajador social y psicólogos; un equipo hospitalario, aunque fuera un equipo móvil, en cada hospital de más de 250 camas; y 100 camas de paliativos por cada millón de habitantes".

Noticias

anterior siguiente