Enlaces accesibilidad

Las encuestas presentan a la ex primera dama Manigat como favorita en las elecciones de Haití

  • Es la mujer del ex presidente derrocado en 1998 por un golpe de estado
  • Dieciocho candidatos concurren a estas elecciones el próximo domingo

Por

Dieciocho candidatos concurren a las elecciones presidenciales que se celebran este domingo en Haití, en las que se elegirá sucesor al actual mandatario, René Preval.

Los aspirantes se sitíuan entre la continuidad que promueve el oficialista Jude Celestin y el rupturismo que representan candidatos como la ex primera dama Mirlande Manigat, que se perfila como canadora, según las encuestas.

Manigat, candidata presidencial y líder de la Reunión de los Demócratas Nacionales Progresistas (RDNP) -el mismo que en su día lideró su marido-, es la favorita según las encuestas, que le otorgan el 30% de intención de voto, frente al 22% de Celestin, que se perfila como su principal rival.

Durante la campaña, Mirlande Manigat ha puesto énfasis en asuntos como la justicia social, la lucha contra la corrupción y la recuperación del sentimiento patriótico.

Haití, ¿preparado para votar?

También ha planteado la retirada gradual de la Minustah, la misión de estabilización de la ONU presente en Haití desde que una rebelión armada en 2004 forzó la dimisión de Jean-Bertrand Aristide.

Mirlande Manigat, de 70 años, es la mujer del ex presidente Leslie Manigat, que gobernó Haití en 1988 durante sólo 130 días, antes de ser derrocado por un golpe de Estado que llevó a ambos al exilio.

Anteriromente a esa fecha, los Manigat habían pasado 12 años exiliados en Francia y Venezuela durante el régimen de Jean Claude Duvalier.

Ésta no es la primera experiencia electoral de la ex primera dama, que en 2006 fue elegida senadora por Puerto Príncipe, en los mismos comicios en los que su marido optó de nuevo sin éxito a la presidencia.

Pero Mirlande Manigat renunció a su escaño por las presiones de su esposo, que denunció fraude electoral, lo que le valió las críticas desde sectores feministas.

Otros sectores creen que su figura se ha visto ensombrecida por el oportunismo político de su marido y consideran que el matrimonio está muy ligado a la aristocracia haitiana y alejado del pueblo.

Pero el clima parece haber cambiado y ahora hasta los más críticos creen que los Manigat son un mal menor frente al oficialismo, a pesar de que sus adversarios la retratan como parte del poder establecido y, por tanto, como una candidata a la sombra de Préval.

La propia Manigat ha tenido que negar un hipotético "acuerdo secreto" con Préval, como apuntaban algunos rumores.

Celestin y su apoyo a las mujeres

El principal adversario de Manigat es el candidato del gobernante partido Unidad, Jude Celestin, de 48 años.

Hace apenas unos meses, Celestin era apenas un desconocido en Haití, pero su gestión al frente del Centro Nacional de Equipos (CNE), el organismo que ha prestado numerosos servicios de reparación de infraestructuras tras el terremoto de enero de 2010, le ha convertido en un personaje popular.

Su principal valor es el apoyo que ha mostrado al sector femenino de la población. Un ejemplo son las mujeres que conducían los grandes camiones del CNE, encargados de retirar escombros de las calles tras el seísmo que causó más de 300.000 muertos en Puerto Príncipe.

"Son fiables y cuando una mujer trabaja, es seguro que los niños comen bien y van a la escuela", ha asegurado.

Celestin es un ingeniero que se presenta como "un hombre simple, trabajador, que cultiva el respeto del otro y que quiere a su país".

Otros candidatos, como el industrial Charles Henry Baker o el cantante Michel Martelly, han mostrado su intención de romper con el monopolio de Gobierno que durante los últimos 20 años han mantenido los candidatos del movimiento Lavalas: Jean Bertrand Aristide primero y René Preval después.

Incluso candidatos cercanos hasta hace poco a Aristide o a Preval, como los ex primeros ministros Jacques Édouerda Alexis e Ivon Neptune y los ministros Leslie Vlotaire e Yves Christalin, han pronunciado discursos críticos con el actual régimen,

Propuestas desconocidas

En cuanto a la campaña, el desconocimiento de los programas es muy generalizado entre la población haitiana. Muchas de las propuestas sólo han estado disponibles a través de internet, pese a que sólo un 10% de los ciudadanos tienen acceso a la red.

Las propuestas que se han difundido a través de discursos, entrevistas o debates han ofrecido acceso gratuito y generalizado a la educación y la sanidad, pero han dejado de lado asuntos como la justicia y medio ambiente, en un país en el que las catástrofes naturales han dejado este año cientos de miles de muertos y damnificados.

Además del sucesor de Préval, los 4,6 millones de haitianos que tienen derecho a voto elegirán a 11 de los 30 senadores y a los 99 miembros de la Cámara de los Diputados.

Noticias

anterior siguiente