Enlaces accesibilidad

EE.UU. dará una respuesta "unificada" y "mesurada" ante el ataque norcoreano

       
  • Obama considera al régimen una "seria amenaza" e insta a China a ser firme
  •    
  • Pekín ha pedido una verificación de los hechos antes de condenar a su socio
  •    
  • Las potencias europeas y Ban Ki-moon han condenado la acción de Pyongyang

Por
Seúl amenaza a Corea del Norte con represalias si hay una nueva agresión

Estados Unidos ha condenado el ataque con artillería de Corea del Norte a su vecino del Sur este martes y ha anunciado una respuesta coordinada con sus socios, descartando por ahora una ofensiva militar.

Tras varias declaraciones de los responsables de la seguridad y la diplomacia estadounidense, el presidente Barack Obama ha dicho que las acciones de este martes han demostrado que Corea del Sur es una "seria y persistente amenaza".

Además, ha pedido firmeza a China, único valedor del régimen de Pyongyang. Obama ha instado al Gobierno chino a "dejar claro a Corea del Norte que hay una serie de normas internacionales que deben respetar", según un extracto de una entrevista a la cadena ABC que se emitirá este miércoles.

El presidente ha analizado el incidente en una reunión de urgencia con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el responsable de Defensa, Robert Gates, y el comandante de la división del Ejército estadounidense en Corea, el general Sharp, entre otros.

Antes, el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, había calificado el ataque como "no provocado", contradiciendo la versión de Corea del norte. El funcionario también consideró importante que los socios del diálogo a seis bandas (EE.UU., las dos  Coreas, Rusia, China y Japón) tengan una reacción "unificada y mesurada"  ante el incidente.

Toner también prometió que EE.UU. no va a entrar en el  ciclo de acciones-respuesta que parece perseguir Pyongyang. El coronel David Lapan, portavoz del Pentágono, también negó que tuviera planes inmediatos para disuadir a Corea del Norte.

China necesita más datos

China ha sido uno de los primeros en manifestarse tras el ataque. El gobierno chino, principal aliado del régimen norcoreano, ha querido expresar su "preocupación" por la situación  creada entre las dos Coreas, sin condenar a ninguna de las partes.

Además, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, ha considerado que los hechos "necesitan ser verificados". Hong también ha pedido a los dos países que "hagan más para contribuir a la paz y la estabilidad en la península coreana".

Preguntado por si su gobierno había contactado con su homólogo norcoreano, Hong ha respondido que "están abiertos a mantener comunicaciones" con los países participantes en la resolución de la crisis nuclear norcoreana.

China es el país anfitrión de las estancadas conversaciones a seis bandas en las que también participan ambas Coreas, EEUU, Rusia y Japón, destinadas a desmantelar el programa nuclear norcoreano y pacificar la península, en guerra técnica desde 1953.

El ataque norcoreano también ha coincidido con la visita del representante especial de EEUU para Corea del Note, Stephen Bosworth, que este martes empezaba un viaje de dos días a Pekín.

Rusia llama a la calma y la UE condena

Desde Rusia, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha condenado el ataque y ha subrayado la necesidad de hacer todo lo posible para calmar la situación.

"Lo que ha ocurrido es condenable. Los que lo comenzaron y dispararon contra la isla surcoreana en la zona de la llamada 'línea divisoria' asumen sin duda una enorme responsabilidad", ha declarado Lavrov durante una rueda de prensa en Minsk, según la agencia rusa Interfax.

También ha agregado que "es necesario acabar cuanto antes cualquier intercambio de ataques" y ha recordado que la agresión ha causado muertos y heridos e importantes daños.

"Llamamos insistentemente a tomar medidas inmediatas para calmar la situación e impedir la repetición de acciones similares en el futuro", ha agregado.

La Unión Europea se ha mostrado contundente de la mano de la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, quien ha asegurado que la UE "condena contundentemente" los hechos.

Japón, en alerta

Y, ante lo que pueda ocurrir, el jefe del Gobierno japonés, Naoto Kan, ha convocado de emergencia a sus ministros competentes en seguridad ante el intercambio de disparos entre las dos Coreas y aseguró que su país debe prepararse para cualquier eventualidad.

"He pedido a los ministros que busquen información y que estén preparados para una situación inesperada", ha manifestado el primer ministro nipón.

Kan se ha entrevistado con su titular de Defensa, Toshimi Kitazawa, y para más tarde ha convocado a todos sus ministros responsables en seguridad, durante un día festivo en Japón en el que no estaba previsto ninguna reunión del Gabinete.

Reacción de Reino Unido y Alemania

Mientras, el ministro de asuntos exteriores británico, William Hague, quien ha querido condenar lo que ha calificado de "ataque unilateral" del Corea del Norte.

Por su parte, Alemania ha mostrado su preocupación por el suceso y la escalada de tensión y violencia que podría generarse. Así lo ha manifestado el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, quien ha asegurado estar "sumamente preocupado".

"Esta nueva provocación militar amenaza la paz de la región", asegura el jefe de la diplomacia alemana en una nota difundida por su oficina.

"En esta tensa situación apuesto por una actuación sensata de todos los implicados y celebro los esfuerzos del presidente surcoreano Lee para lograr que la situación se relaje", añade el mensaje de Westerwelle.

La ONU pide contención

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha  condenado el ataque de Corea del Norte y así se loha transmitido al  Consejo de Seguridad, cuyo presidente señaló que no se abordará este  asunto en su reunión del martes.

"No se ha pedido ninguna reunión al respecto", ha señalado el  presidente de turno del Consejo y embajador británico, Mark Lyall Grant,  al iniciar los debates de ese órgano, que se dedicarán a la situación  de Oriente Medio y a la piratería en Somalia.

Al mismo tiempo que comenzaba la sesión del Consejo, el portavoz del  secretario general de la ONU ha emitido un comunicado  en el que Ban Ki-moon expresa su "profunda preocupación" y "condena" del ataque  perpetrado por Corea del Norte con el lanzamiento de proyectiles de  artillería sobre Yeongpyeong, una isla surcoreana habitada, y en el que  murieron dos infantes de marina.

"El ataque es uno de los más graves incidentes ocurridos desde el fin  de la guerra de Corea" (1950-53), ha señalado Ban, que es surcoreano.

La OTAN lo "condena firmemente"

Finalmente, la OTAN ha condenado  "firmemente" el bombardeo y las pérdidas humanas, a la vez que ha asegurado que "seguirá de cerca los acontecimientos con mucha atención".

En la declaración final de la cumbre que la OTAN celebró el pasado fin de semana en Lisboa, los aliados ya expresaron su "profunda preocupación" por el programa nuclear de Pyongyang, junto con el de Irán.

En ese sentido, instaron a ambos regímenes a cumplir completamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Noticias

anterior siguiente