Enlaces accesibilidad

El Papa denuncia en su visita que España vive un "laicismo agresivo" similar al de la II República

       
  • El Gobierno central, sorprendido por las declaraciones de Benedicto XVI
  •    
  • En la misa de Santiago: "Que Dios vuelva a resonar sobre los cielos de Europa"
  •    
  • "Es una tragedia que en Europa se diga que Dios es el antagonista del hombre"
  •    
  • "Nos toca seguir el ejemplo de los Apóstoles", dice el Papa ante 7.000 fieles

Ver también: Especial visita del Papa  Benedicto XVI | Minuto  a minuto de la jornada

Por

La primera jornada de la visita del papa Benedicto XVI a España se ha saldado con una polémica inesperada. "En España hay un anticleralismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta (durante la II República)".

La declaración efectuada por el obispo de Roma en el avión, antes de aterrizar, ha pillado por sorpresa al Ejecutivo central y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de visita en Afganistán.

Minutos antes de las 11:30 horas ha llegado el Papa al aeropuerto de Santiago, donde le han recibido los Príncipes de Asturias y otras autoridades civiles y eclesiásticas.

Declaraciones en el avión

Antes, en una charla con periodistas en el avión, según informa Efe, el Papa ha asegurado que "en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta. Y ese enfrentamiento, disputa, entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz".

Por todo ello, el Benedicto XVI ha manifestado que es España necesita una "una reevangelización" y una búsqueda de un "lugar de encuentro entre fe y laicidad".

El Gobierno ha evitado polemizar con el Papa, aunque se ha mostrado sorprendido por una comparación de esas características. Fuentes del Ejecutivo consultadas por Efe han querido restar trascendencia a esa reflexión.

El que sí se ha pronunciado ha sido el coordinador general de IU. Cayo Lara ha acusado a la Iglesia de conservar la mentalidad que tenía durante la dictadura franquista.

Contra la laicidad de Europa

Pero no sólo España ha sido marcada por las palabras de Benedicto XVI. También el resto del Viejo Continente. Así lo ha afirmado durante la misa que ha celebrado la tarde del sábado en la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela.

"Es necesario que Dios vuelva a resonar sobre los cielos de Europa", ha dicho el Papa, para quien "es una tragedia que en Europa, especialmente en el siglo XIX, se difundiese que Dios es el antagonista del hombre, el enemigo de su libertad".

Durante la misa, Benedicto XVI ha subrayado las raíces cristianas del Viejo Continente, al que ha hecho un llamamiento para que regrese a la fe y se aleje del consumismo y el pecado: "Europa debe abrirse a Dios sin miedo".

Además, ha hecho otro llamamiento a los países más ricos, para que ayuden al desarrollo de los menos favorecidos al pedir que "la Europa de la tecnología debe ser la Europa abierta a la fraternidad con otros continentes".

Recibido por los Príncipes de Asturias

Esto ha ocurrido en la tarde del sábado, durante el oficio religioso al que asistieron el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el ministro de Fomento, José Blanco; y el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, con el que se vio en privado tras la eucaristía.

También estuvieron en la misa los Príncipes de Asturias. Precisamente Don Felipe y Doña Letizia fueron los encargados de recibir al Santo Padre en el aeropuerto.

En su discurso de bienvenida, el Príncipe ha destacado el compromiso "con la paz, la libertad y dignidad del ser humano" del Papa y ha ensalzado la importancia del Camino de Santiago y del Año Compostelano.

"Un gran camino de encuentro y diálogo que recorre Europa, un gran símbolo de solidaridad y unidad que nos invita a superarnos y a alcanzar retos", ha subrayado Don Felipe.

Encuentros con los Príncipes, Rubalcaba y Feijoó

Benedicto XVI ha agradecido el recibimiento de los Príncipes asegurando sentir "una profunda alegría de estar en España, que ha dado una gran cantidad de santos como Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola o San Juan de la Cruz".

Tras los discursos oficiales, el Papa se ha reunido en privado, y por separado, con los Príncipes de Asturias; el presidente de la Xunta y el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En esa reunión, según fuentes del Ejecutivo, se ha subrayado "las buenas relaciones que existen" entre ambos Estados y se ha hablado de los efectos de la crisis.

Visita a la Catedral de Santiago

Después del acto del aeropuerto, el Papa se trasladó a la seo, lugar al que llegó a las 13:00 en punto. Allí, el papa Ratzinger ha podido rezar ante la tumba del Apóstol y le ha abrazado "como un peregrino más". Tanto es así, que se ha revestido con la tradicional capa marrón.

Tras saludar a los presentes, Benedicto XVI ha presidido una pequeña  ceremonia litúrgica en la que ha pedido a los fieles que recen "para que  muchos jóvenes se consagren en el ministerio sacerdotal" porque "merece  la pena hoy más que nunca dedicarse a difundir el Evangelio".

Además,  ha destacado "la generosidad de los católicos españoles",  que sostienen numerosas obras de carácter social a pesar de la crisis.

Adiós a Santiago de Compostela

El papa ha dicho adiós a Galicia minutos antes de las 20:00  horas rumbo a Barcelona tras permanecer en Santiago unas nueve  horas. Ha sido despedido por las autoridades civiles y eclesiásticas,  con los Príncipes de Asturias al frente.

El domingo será recibido por los Reyes en Barcelona y, después,  dedicará la Sagrada Familia para el culto religioso.

Noticias

anterior siguiente