Enlaces accesibilidad

El Gobierno da a Euskadi las políticas activas de empleo a cambio del apoyo del PNV a los PGE

       
  • PSOE y PNV cierran el traspaso de estas competencias por 472 millones
  •    
  • Tras este pacto, comienza la negociación de los Presupuestos de 2011
  •    
  • El PNV advierte de que este acuerdo no supone un cheque en blanco

Ver también:  Montoro (PP) ve "grave" el acuerdo y anuncia que hará lo posible para frenarlo

Enlaces relacionados

Por
Acuerdo para traspasar al País Vasco las políticas activas de empleo

Las políticas activas

A partir del 1 de enero de 2011 el País Vasco gestionará las políticas activas de empleo por una cuantía de 472 millones de euros tras el acuerdo alcanzado por el PSOE y el PNV. Esta cantidad, que contempla las bonificaciones de las coutas empresariales (por contratación y por formación), se descontará a partir de esa fecha del cupo vasco.

Estas políticas incluyen la intermediación laboral (antiguo INEM), inspección de trabajo, la formación profesional (tanto ocupacional como continua) y el centro de formación de Bermeo del Instituto Social de la Marina. Cuando se reorganice el Fondo de Garantía Social (Fogasa) en función de la última reforma laboral, se procederá también al traspaso de las funciones ejecutivas vinculadas a este.

Euskadi es la última comunidad autónoma en contar con la  transferencia de las políticas activas de empleo, ya que, hasta  ahora, había sido imposible el acuerdo

Se allana el camino para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2011. El PSOE ha conseguido cerrar este miércoles un acuerdo con el PNV para transferir al País Vasco las políticas activas de empleo por 472 millones de euros, lo que abre la puerta a la negociación de las cuentas del año que viene.

Es a partir de ahora cuando comenzarán las negociaciones propiamente dichas sobre los presupuestos a través de una comisión. El Gobierno necesita el apoyo de los seis diputados del PNV en el Congreso para sacarlos adelante. El PSOE también negocia con Coalición Canaria (dos diputados) y UPN (uno).

Sin unos presupuestos nuevos para 2011, el presidente del Gobierno, José  Luis Rodríguez Zapatero, se vería obligado a disolver las Cortes y  convocar elecciones anticipadas. Sin embargo, en el PSOE cree que las conversaciones concluirán con "éxito" para sacar los Presupuestos adelante.

El PNV advierte: no es un cheque en blanco

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, ha calificado el pacto sobre esta transferencia "un hecho histórico" ya que su partido lleva reclamando el traspaso de las políticas activas de empleo desde 1988.

El montante de 472 millones de euros satisface "íntegramente" las  demandas del PNV, que durante la negociación había cuantificado estas  partidas entre 450 y 480 millones.

Según han informado a Europa Press fuentes gubernamentales, el acuerdo se ha cerrado en el transcurso de un almuerzo celebrado al mediodía en el Palacio de La Moncloa entre Zapatero y Urkullu.

El presidente del PNV ha insistido en precisar que este acuerdo no supone un cheque en blanco al Gobierno para aprobar los Presupuestos de 2011, aunque desde este mismo miércoles la dirección del PNV abre las negociaciones con los socialistas para llegar a un entendimiento.

Ha remarcado la disposición del PNV para hablar de los PGE de 2011 "pero sin nada prefijado".

Los 472 millones se descontarán del cupo

Los 472 millones de  euros en que se han valorado las políticas  activas de empleo se  descontarán a partir del 1 de enero de  2011 del cupo vasco, ha explicado  el dirigente nacionalista a la puerta del Congreso de los Diputados en Madrid.

Estas transferencias incluyen la  inspección de trabajo, la  formación profesional, la formación  ocupacional, el Instituto  Social de la Marina, las bonificaciones de las cuotas empresariales (por contratación y por formación) y las funciones ejecutivas del Fogasa, cuando se reorganice en función de la última reforma laboral.

Urkullu ha precisado que con este traspaso  se da "por cerrado y  por satisfecho" el acuerdo que alcanzaron con el  PSOE en las  negociaciones presupuestarias del pasado año y que  se prepara para comenzar con las cuentas del año que viene, que presumiblemente se aprobarán en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

El PSOE considera el acuerdo "esencial" y "clave"

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso,  ha considerado el acuerdo alcanzado  "esencial" y "clave" para conseguir el apoyo del PNV a los  Presupuestos  Generales del Estado de 2011.

En rueda de prensa celebrada en  el Congreso,  Alonso ha subrayado que el pacto se ha logrado en el marco de las  negociaciones presupuestarias, de las cuales constituye a su juicio "un  elemento esencial", y se ha mostrado convencido de que  concluirán con  éxito.

Además, el dirigente socialista ha hecho hincapié en que la  transferencia de las políticas activas de empleo a Euskadi, sobre todo  de las relativas a la bonificación a la contratación, no rompen la  unidad de caja de la Seguridad Social.

Y ello es así, ha  explicado, porque según la doctrina del Tribunal Constitucional no  pueden considerarse caja única, algo que según él también dice "el  sentido común".

De cualquier modo, José Antonio Alonso ha  considerado "satisfactorio para ambas partes" el acuerdo, que cifra en  472 millones las transferencias, y "respetuoso" con la Constitución y  las leyes y la mencionada doctrina del Constitucional.

Zapatero y Patxi López, al tanto del acuerdo

Ha  confirmado además que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez  Zapatero, ha estado al tanto de las negociaciones, "como no puede ser de  otro modo", una vez que ha regresado de su viaje oficial a EEUU, al  igual que el Partido Socialista de Euskadi (PSE) y el Gobierno Vasco,  encabezado por el socialista Patxi López.

De hecho, ha sido  Zapatero quien ha informado al lehendakari de la evolución de las  conversaciones, que han culminado con la presencia en Madrid del  presidente del PNV, Iñigo Urkullu.

Sobre la importancia que este  acuerdo tiene de cara al respaldo de los nacionalistas vascos a los  presupuestos, Alonso le ha dado el máximo valor, si bien ha recordado  que la tramitación de las cuentas públicas se prolonga durante dos o  tres meses en el Parlamento.

"Ahora nos queda recorrer ese camino,  lo tenemos bien enfocado pero no vamos a darlo por hecho; hay que  seguir trabajando", ha proclamado.

Noticias

anterior siguiente
-->