Enlaces accesibilidad

El Pentágono estudia si las filtraciones sobre Afganistán ponen en peligro su seguridad

       
  • Asegura que los documentos estaban clasificados como secretos
  •    
  • El análisis podría tardar "días e incluso semanas"

Por
El Pentágono estudiará si las filtraciones sobre Afganistán ponen en peligro la seguridad nacional y la de sus tropas en el país asiático
El Pentágono estudiará si las filtraciones sobre Afganistán ponen en peligro la seguridad nacional y la de sus tropas en el país asiático. REUTERS GD/DL

El Pentágono ha asegurado que examinará todos los documentos filtrados sobre la guerra en Afganistán por Wikileaks para evaluar sus daños.

"Vamos a analizarlos para determinar posibles daños a las vidas de los miembros de nuestras tropas y las de nuestros socios de coalición, cualquier revelación de sus fuentes y métodos y los daños potenciales que tuvieran para la seguridad nacional", ha dicho el portavoz del Pentágono, el coronel Dave Lapan.

El Pentágono ha afirmado que en un primer análisis considera que los documentos que  han aparecido fueron clasificados como secretos ('secret') y no alto  secretos ('top secret'), si bien este examen tardará en  efectuarse "días, si no semanas".

Las filtraciones sobre Afganistán

La publicación de cerca de 90.000 informes militares de Estados Unidos sobre la guerra de Afganistán han puesto a la luz algunos datos incómodos.

Entre otras cosas, los documentos revelan operaciones encubiertas o muertes de civiles sobre las que nunca se informó públicamente. También se publican informes de la Inteligencia estadounidense en los que acusan al Servicio de Inteligencia Paquistaní (ISI) de "armar, financiar y entrenar a la insurgencia talibán desde 2004", si bien se destaca que no existe ninguna prueba concluyente que demuestre estas acusaciones.

Por la cantidad de documentos y su relevancia, se ha convertido en la mayor filtración de documentos oficiales de la historia militar estadounidense. Y lo ha realizado la organización 'Wikileaks', quien ha facilitado los datos a las publicaciones 'The New York Times' de EEUU; 'The Guardian', del Reino Unido, y 'Der Spiegel', de Alemania, antes de colocarlos en su propia página de internet.

La organización autora de esta filtración asegura que se ha reservado otros 15.000 a petición de su fuente, aunque, ha advertido que los publicará posteriormente tras ocultar datos que puedan ser perjudiciales.

Reacciones en cadena

Además de la investigación por parte del Pentágono, la Casa Blanca ha condenado la filtración de Wikileaks y ha acusado a la página web de poner en peligro las vidas de los soldados estadounidenses, británicos y, en general, de las tropas de la coalición que se encuentran en Afganistán.

De la misma opinión es el Reino Unido, para quien el asunto es "extremadamente serio". Pakistán, uno de los países peor parados por estas filtraciones, ha rechazado las informaciones "sesgadas y exageradas".

Noticias

anterior siguiente