Enlaces accesibilidad

Once desaparecidos al explotar una plataforma petrolera en la costa de Luisiana

  • Hay esperanza de encontrarlos sanos en un bote salvavidas
  • Diecisieste personas han resultado heridas, cuatro de ellas graves

Por

Once trabajadores han desaparecido al producirse una explosión en una plataforma petrolífera del Golfo de México, al sureste de Estados Unidos. Helicópteros y naves de la Guardia Costera estadounidense han intensificado la búsqueda al caer la noche en este país.

El accidente se ha producido concretamente durante la noche del martes en la costa de Luisiana, a unos 75 kilómetros de la localidad de Venice. Diecisiete personas han resultado heridas, cuatro de ellas graves, según fuentes de la policía de Nueva Orleans.

La contralmirante Mary Landry, comandante de la Guardia Costera en la región, ha desmentido los informes locales que señalaban que los desaparecidos habían sido encontrados en una balsa. "No tenemos idea de donde se encuentran", añade.

Esperanza de encontrarlos con vida

Según Mike O'Berry, oficial de la Guardia Costera, la esperanza de encontrar con vida a los 11 desaparecidos reside en la posibilidad de que hayan podido abordar uno de los botes salvavidas que había en la plataforma.

En el momento de la explosión se encontraban en la plataforma 126 personas, la mayoría de las cuales pudieron escapar, agrega.

La explosión ha causado una enorme columna de humo y un fuego que al anochecer del miércoles los servicios de emergencia todavía no habían conseguido apagar.

Según Adrian Rose, vice presidente de Transocean Ltd, empresa dueña de la plataforma, es posible que la explosión haya sido causada por un aumento de la presión del petróleo.

Añadio que en el momento del accidente los equipos estaban trabajando sin que hubiese advertido algún problema en la plataforma que realizaba operaciones de exploración, no de producción, señalan fuentes de la empresa.

La plataforma, a la que llaman 'Deepwater Horizon', extrae petróleo para British Petroleum (BP). La empresa, con sede en Suiza, se describe como "la mayor extractora de petróleo submarino", con 140 plataformas de perforación y 18.000 empleados.

En un comunicado señala que su equipo de crisis está trabajando con la Guardia Costera y British Petroleum, compañía a la que tenía alquilada las instalaciones, para "atender a todo el personal de la plataforma y buscar a los desaparecidos".

La plataforma tiene una superficie de 132 metros de largo por 85 de ancho y puede operar en aguas de 2.500 metros de profundidad y perforar a más de ocho kilómetros.

Noticias

anterior siguiente