Enlaces accesibilidad

La luz al final del túnel tiene explicación

Por
Ciencia al cubo - Experiencias cercanas a la muerte - 15/04/10

Ciencia al Cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a viernes 10:07; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

Dicen que la vida desfila ante los ojos, que una sensación de paz infinita le invade a uno y que siente una atracción irresistible hacia la luz al final del túnel. Y que incluso ve la escena de su propia muerte como si fuera un espectador fuera de su cuerpo. Los que han estado al borde de la muerte y han regresado no encuentran explicación a estas sensaciones. Algunas investigaciones científicas arrojan luz sobre esta incógnita.

La última publicación al respecto la encontramos en la revista especializada 'Critical Care'. Proponen como explicación a estos fenómenos extraños un exceso de dióxido de carbono en sangre.

Para averiguarlo estudiaron a 52 pacientes que habían sufrido un infarto y habían sido reanimados (resucitados) tras la parada cardiaca. Once de ellos declararon haber sufrido algunas de las extrañas sensaciones antes descritas.

Los investigadores de la Universidad de Maribor, en Eslovenia, midieron los niveles de oxígeno y de CO2 en sangre de los infartados en los instantes posteriores a la parada cardiorrespiratoria.

Los niveles de CO2 se desestabilizan como consecuencia de la falta de circulación

Estos niveles se desestabilizan como consecuencia de la falta de circulación de la sangre y de respiración, pero no de igual forma en todos los enfermos. Las mediciones revelaron que los que tenían los niveles de dióxido de carbono muy elevados son los que habían visto una luz al final de un túnel, su vida desfilar ante sus ojos o habían abandonado su cuerpo.

Se tiene constancia de que no solo se producen estos inquietantes efectos cuando uno se ha muerto sino también en otras situaciones en las que precisamente el CO2 está involucrado, como personas que han inhalado este gas o alpinistas que están a gran altura y sufren la deficiencia de oxígeno en el ambiente.

El siguiente paso que van a dar los investigadores es averiguar y describir el mecanismo exacto que induce al paciente a sufrir extrañas experiencias.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente