Enlaces accesibilidad

Polonia declara el luto tras "la mayor tragedia" de su historia desde la II Guerra Mundial

Por
Conmoción en Polonia tras la muerte de su presidente en accidente aéreo

"Es la mayor tragedia de la historia de Polonia desde la II Guerra Mundial". Con estas palabras el primer ministro polaco, el liberal Donald Tusk, definía el estado de ánimo del país tras la muerte de su presidente, Lech Kaczynski, y de buena parte de la élite política polaca en un accidente de avión en Rusia.

Tusk ha reunido de urgencia a su Gobierno antes de volar al lugar donde se ha producido el accidente, el pueblo de Smolensk, en Rusia Occidental. Allí se encontrará con su homólogo ruso, Vladimir Putin, con el que estuvo en la zona hace menos de una semana para celebrar un homenaje a los 20.000 polacos muertos a manos de los soviéticos en la matanza de Katyn.

El primer ministro -enemigo político acérrimo de Kaczynski- ha pedido que se guarden dos minutos de silencio por los fallecidos -los 96 pasajeros del avión- en el mediodía del próximo domingo.

Por su parte, el presidente del Parlamento polaco y asimismo presidente en funciones del país, Bronislaw Komorowski, ha decretado una semana de luto nacional por la muerte del presidente de PoloniaLech Kaczynski, en un accidente de avión en Rusia.

Komorowski, que de acuerdo con la Constitución polaca ha asumido las funciones presidenciales, ha llamado a la unidad del país ante la tragedia.

Tras la muerte de Kaczynski, todo apunta a que se convocarán elecciones anticipadas -inicialmente, éstas estaban previstas para este otoño-, para lo que se barajan algunas fechas del próximo mes de junio. El propio Komorowski será, de acuerdo a la Constitución, quien anuncie la convocatoria de los comicios.

Se da la circunstancia de que el presidente del Parlamento es además, el candidato del partido liberal Plataforma Ciudadana (PO) para presidenciales, aunque por ahora el político liberal ha evitado hacer declaraciones y se ha limitado a llamar a la unidad nacional frente a la tragedia.

La muerte de una élite

En este sentido, el ex presidente polaco y Premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, ha declarado que Polonia ha perdido también a "su elite" política, comparando ambas tragedias.

Walesa ha recordado que además del presidente la "elite de la nación" ha fallecido, justo cuando se dirigía a las conmemoraciones en memoria de los soldados polacos muertos por los servicios secretos de Stalin, en 1940.

"Es un lugar maldito", ha coincidido el asimismo ex presidente Aleksander Kwasniewski. "En 1940 murió ahí la elite militar polaca, ahora lo hizo la de la actual república", ha añadido.

Mientras, los oficios religiosos se extienden por toda la católica Polonia, mientras ciudadanos anónimos de Varsovia se reúnen a las afuerdas del palacio presidencial para depositar flores y encender velas.

"Estoy destrozada...No puedo expresarlo con palabras", asegura Ewa Robaczewska, una de las personas que se han acercado al lugar de los hechos.

Noticias

anterior siguiente