Enlaces accesibilidad

Irán acusa a Israel y EE.UU. del atentado contra un experto nuclear en Teherán

       
  • Una motocicleta bomba ha acabado con la vida de Masud Ali-Mohammadi
  •    
  • El gobierno y la Fiscalía apuntan directamente a la CIA y el Mossad

Por
Un profesor de la universidad de Teherán muerto en un atentado con bomba

Un profesor de universidad experto en energía nuclear ha muerto al estallar un artefacto frente a su domicilio en el norte de Teherán en un ataque del que el gobierno de iraní ha acusado directamente a Estados Unidos e Israel.

"En las pesquisas previas, hay indicios de que el triángulo del mal formado por el régimen sionista, Estados Unidos y sus agentes a sueldo, han participado en este acto terrorista", ha declarado un portavoz del Ministerio de Exteriores iraní.

"Estas acciones terroristas y la eliminación de los científicos nucleares del país no impiden ciertamente el programa nuclear de Irán, sino que, más bien al contrario, se acelerará", ha añadido. 

Por su parte, Estados Unidos ha calificado de "absurda" la acusación, en declaraciones a Reuters en condiciones de anonimato.

El docente, identificado como Masud Ali-Mohammadi, profesor en las Universidad de Teherán y experto en energía nuclear , fue víctima de un atentado con una motocicleta bomba accionada al parecer por mando a distancia en el barrio septentrional de Qeytariyeh, agregó la fuente sin facilitar más detalles.

El programa nuclear como trasfondo

El atentado coincide con un momento crucial en la polémica entre Irán y las potencias occidentales sobre el programa nuclear del país de los ayatolás, con un encuentro planeado para el próximo sábado en Nueva York para discutir las posibles sanciones a Teherán si sigue si no paraliza su programa.

Las potencias occidentales sospechan que el programa nuclear iraní está destinado a fabricar bombas, algo que Teherán niega argumentando que solo tine fines pacíficos.

"A la vista de que la víctima era físico y científico nuclear, lo más probables es que el Mossa y la CIA estuviesen implicados en su asesinato", ha declarado el fiscal jefe de Teherán, Abbas Jafari Dolatabadi.

El pasado mes de junio desapareció Shahram Amiri, investigador universitario que trabajaba para la Organización Atómica Iraní durante un peregrinaje a La Meca.

Amiri desapareció tres meses antes de que se conociese de un segundo lugar secreto de enriquecimiento de uranio, situado en una montaña cerca de la ciudad sagrada de Qom. Entonces Teherán acusó a Arabia Saudí de entrega al científico a Estados Unidos.

Además, éste el primer atentado de estas características del que se tiene noticia en Teherán desde que el pasado 13 de junio estallara la crisis política y social que divide al país.

Las universidades, escenario del pulso político y social iraní

En aquella fecha, cientos de miles de personas salieron a las calles del país para protestar por la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad, que la oposición considera fruto de un "fraude masivo".

Desde entonces, las movilizaciones se han repetido a lo largo del país pese a la acción represiva de las Fuerzas de Seguridad y el encarcelamiento de miles de personas, muchas de ellas responsables de la oposición.

La crisis se agravó el pasado 27 de diciembre, día sagrado de Ashura, jornada en la que las protestas se volvieron a teñir de sangre con la muerte de al menos ocho personas, según cifras oficiales.

Además, en los días siguientes fueron arrestados más de un centenar de activistas de la oposición, periodistas y estudiantes universitarios.

El régimen iraní ha acusado a países como Estados Unidos y el Reino Unido de fomentar los disturbios y asegura que en los mismos participan miembros del movimiento opositor en el exilio, Muyahidin Jalq, que Teherán considera terrorista.

Noticias

anterior siguiente