Enlaces accesibilidad

Google presenta su móvil Nexus One y toma las riendas de la plataforma Android

  • El nuevo móvil de Google ve la luz oficialmente
  • En España, de momento habrá que esperar para comprarlo

Ver además: Fotogalería, así es el nuevo Nexus One

Por
Presentación del nuevo móvil de Google EFE EFE/Robert Galbraith Pool

No ha sorprendido a nadie: en la presentación realizada hoy en las oficinas de Google ha visto la luz oficial y finalmente el Nexus One, el teléfono con sistema Android que comercializará directamente Google.

Con el Nexus One (fabricado por HTC) Google desea establecer "un nuevo modelo de venta de teléfonos móviles" que destaca por basar su promoción y venta casi totalmente en la web.

De hecho, los usuarios de EE UU, Reino Unido, Hong Kong y Singapur -países desde los que se puede comprar el Nexus One- ya pueden adquirir el teléfono libre (529 dólares) o ligado a un contrato con alguna operadora (179 dólares) y completar el proceso de compra a través de la pagina web de Google

El teléfono no incorpora ninguna tecnología que no se haya visto ya en otros teléfonos móviles, de la plataforma Android o de cualquier otra. Sí se trata del Android más potente (con permiso del Motorola Droid o Milestone, denominado así EE UU o Europa, respectivamente y de paso su principal competidor) y uno de los más atractivos, con claras referencias estéticas al iPhone de Apple.

Técnicamente el Nexus One cuenta con:

  • Pantalla capacitiva de 3,7 pulgadas AMOLED de 480X800 píxeles de resolución.
  • Procesador Snapdragon 3G QSD8250 de 1 GHz.
  • Memoria de 512 MB de RAM y 512 MB Flash para aplicaciones.
  • Tarjeta de memoria microSD de 4 GB (incluida) ampliable a hasta 32 GB.
  • Cámara de 5 megapíxeles con enfoque automático y flash.
  • Salida de auriculares estándar (3,5 mm), con entrada de micrófono y control remoto.
  • Conectividad 3G, WiFi, Bluetooth, Bluetooth. GPS, brújula, sensor de luz, de proximidad y de movimiento.
  • Peso de 130 gramos y 11,5 mm de grosor.

Además, el Nexus One incorpora un nuevo procesador que posibilita los gráficos 3D. Esto se traduce no sólo en la posibilidad de incluir bonitos efectos en el sistema operativo -por ejemplo, a la hora de ver fotografías o moverse por los iconos de aplicaciones- sino que permitirá el desarrollo de nuevos y sofisticadas aplicaciones que hasta ahora no era posible desarrollar para Android.

El primer ejemplo de esto sería la aplicación Google Earth, que se ha visto corriendo por primera vez durante la presentación del Nexus One. Esta aplicación ya existía para iPhone, ya que este teléfono desde el primer modelo contaba con un motor gráfico 3D.

Por tanto en los próximos meses, en teoría, deberíamos ver nuevas aplicaciones que aprovechen esta característica, sobre todo juegos.

Nueva versión de Android

Pero lo más interesante del Nexus One, lo que realmente lo hace atractivo y lo que más se ha visto durante la presentación, es la versión 2.1 del sistema operativo Android, que de momento sólo se había visto hasta ahora en el Motorola Droid / Milestone.

La versión 2.1 incorpora algunas novedades importantes e interesantes. Entre otras cosas:

  • Google Maps con navegador GPS completo, incluyendo indicaciones por voz y opcionalmente vista StreetView durante la navegación: lo que ves en la pantalla debería ser al menos muy parecido a lo que ves en el mundo real.
  • Gmail con soporte para múltiples cuentas de correo electrónico y sincronización con buzones Exchange.
  • Reconocimiento de voz mejorado, ahora disponible en todas las entradas de texto del sistema: correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales,...
  • Fondos de pantalla animados e interactivos; cinco escritorios virtuales (actualmente son tres).
  • Google Voice para unificar todos los teléfonos en un único número y recibir en forma de texto los mensajes de voz dejados en el buzón.

Google toma las riendas

Pero más allá de sus características técnicas y de "establecer un nuevo modelo en la venta de teléfono móviles" el Nexus One es, sobre todo, la toma de control de Google sobre su sistema operativo Android, con la intención de asegurarse que al menos una versión de Android se desarrolla y evoluciona fiel a su idea original.

Recientemente Google alertaba del riesgo de fragmentación que podía producirse ante la posibilidad de que surgiesen diversas versiones de Android poniendo como ejemplo Unix, en el que distintas evoluciones de un mismo sistema operativo original han acabado siguiendo su propio camino hasta resultar incompatibles entre sí, y anticipaba que estaban trabajando para evitar que sucediese algo parecido con Android.

Esta forma de entender el software libre explicaría el reciente encontronazo entre Google y el grupo de desarrollo CyanogenMod
que había desarrollado -basándose en que Android es un sistema operativo libre- una versión muy específica que mejoraba el rendimiento en los terminales HTC Dream y Magic.

De hecho ya antes los desarrolladores de aplicaciones comenzaron a darse cuenta de que Android no era una plataforma : hasta la fecha, en el escaso año de vida de Android, confluyen tres versiones del sistema operativo (1.5, 1.6 y 2.1) que no son plenamente compatibles entre sí y que se reparten entre una veintena de terminales distintos, con diferentes configuraciones, características y fabricantes.

Esto dificulta enormemente el desarrollo de aplicaciones y crea cierto caos en la plataforma: mientras que el Motorola Droid / Milestone y el Nexus One van provistos de la más avanzada versión 2.1 de Android, el Sony Ericsson Xperia X10, que está saliendo estos días como quien dice, viene provisto aún con Android 1.6.

Por eso probablemente una de las noticias subyacentes a la presentación que más interés ha despertado entre los actuales usuarios de Android es la afirmación -realizada casualmente en la ronda de preguntas- de que habrá una actualización a Android 2.1 "para todos en un par de días".

Está aún por ver en qué condiciones, porque de hecho la última actualización "para todos" no fue tal: algunos modelos siguieron meses después estancados en la versión 1.5 (como los HTC Dream de Movistar) o pudieron acceder a una versión 1.6 "recortada", que carecía de algunas de las características más interesantes como el reconocimiento de voz, que sólo aparecía en la versión en inglés.

Google ya ha anticipado que el Nexus One es el primero de una serie de varios teléfonos que, bajo el mismo planteamiento, verán la luz en los próximos meses. De momento en Europa -excepto Reino Unido- toca esperar. Aquí llegará en principio de la mano de Vodafone y probablemente otras operadoras aún por concretar -no se sabe si también libre- pero en cualquier será "en el futuro".

Noticias

anterior siguiente