Enlaces accesibilidad

El terrorista de Detroit viajó con el explosivo desde Nigeria antes de embarcar en Amsterdam

  • Abdulmutallab habría embarcado desde Lagos con los explosivos en el cuerpo
  • La Fiscalía busca restos en los asientos del vuelo Lagos-Amsterdam
  • Cree que actuó solo pese a que los pasajeros le vieron con otro hombre

Por

El nigeriano acusado de tratar de hacer explotar un vuelo de Amsterdam a Detroit el día de Navidad traía los explosivos de su país y actuó en solitario, según ha desvelado el fiscal encargado del caso en Holanda.

"Por el momento parece que él ya estaba en posesión de los explosivos antes de aterrizar en el aeropuerto de Schiphol", ha indicado la oficina del fiscal en un comunicado en el que presenta los primeros resultados de la investigación.

Según esta versión, Umar Farouk Abdulmutallab, hijo de un banquero nigeriano, voló desde la capital del país africano, Lagos, a Amsterdam en un vuelo de la compañía KLM con los explosivos a bordo.

En este sentido, los asientos del vuelo están siendo registrados en busca de rastros de explosivos.

Sin cómplice

Al llegar a Amsterdam, Abdulmutallab pasó una entrevista personal y un control de seguridad antes de esperar en la puerta de embarque para coger su vuelo.

Aunque algunos de los pasajeros del avión aseguran que lo vieron acompañado allí por un hombre mayor y bien vestido de nacionalidad paquistaní o india, la Fiscalía no ha encontrado a nadie con él tras revisar más de 200 horas de grabación en vídeo de las cámaras de seguridad, por lo que sostiene que actuó solo.

El joven nigeriano está acusado de tratar de hacer explotar el avión que realizaba el vuelo 253 de la compañía Northwest, cuando estaba a las afueras de Detroit con una sustancia altamente explosiva que llevaba escondida en sus calzoncillos. 

Protesta nigeriana

Por su partem Nigeria ha elevado una protesta oficial ante Estados Unidos por haber incluido al país africano en la lista de 14 naciones cuyos ciudadanos pueden ser sometidos a controles extraordinarios cuando vuelan hacia o desde territorio estadounidense.

La protesta fue entregada por el Ministro de Asuntos Exteriores nigeriano, Ojo Maduekwe, a la embajadora de Estados Unidos, Robin Sanders, quien fue convocada por el jefe de la diplomacia nigeriana en Abuja, la capital federal de Nigeria.

"He indicado al gobierno estadounidense, por intermedio de su embajadora, que la medida que ha adoptado es un inaceptable regalo de año nuevo para un país amigo como Nigeria", ha declarado Maduekwe a los periodistas tras su entrevista con Sanders.

Maduekwe ha puntualizado que el gobierno estadounidense ha ofrecido a las autoridades de Abuja una docena de escáneres para mejorar el registro corporal de los pasajeros en los aeropuertos nigerianos.

Noticias

anterior siguiente