Enlaces accesibilidad

EE.UU. frena el envío de presos de Guantánamo a Yemen tras el atentado fallido de Detroit

  • Casi la mitad de los presos que quedan iban a ser enviados a este país
  • Senadores republicanos habían criticado la medida
  • El portavoz de Obama considera que enviarlos ahora "no es una buena idea"
  • El detenido tras el atentado frustrado ha dado "información útil" al FBI

Por

Estados Unidos no enviará por ahora ningún prisionero más de la cárcel de Guantánamo a Yemen, al considerar que tras el atentado frustrado de la pasada Navidad, en el que un nigeriano reclutado en el país árabe quiso hacer explotar un avión camino a Detroit en pleno vuelo, "no es una buena idea".

"Aunque seguimos comprometidos en cerrar la prisión de Guantánamo, hemos tomado una determinación ahora mismo: cualquier transferencia adicional de presos a Yemen no es una buena idea", ha reconocido el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Además, Gibbs ha desvelado que el ingeriano detenido tras atentado frustrado ha facilitado "información útil" al FBI en los interrogatorios mantenidos desde su captura.

Yemen no se trata de un país cualquiera en la transferencia de presos, ya que casi la mitad de los que quedan son de esta nacionalidad y el envío de los mismos puede ayudar a acelerar el cierre de la prisión a pesar de queel propio Obama dijo que no podría cumplir el plazo que él mismo se dió para cerrarla, el próximo 22 de enero. El pasado mes de diciembre Obama anunció la compra de una prisión en Illinois para trasladar a presos de Guantánamo.

El próximo mes un total de seis presos yemeníes de Guantánamo iban a ser enviados a su país.

El mayor grupo de presos

En total, 91 presos de nacionalidad yemení -el mayor grupo por país que existe entre los 198 que aún están en la prisión- tenían que volver, algo que no harán por el momento tras conocerse informaciones como la publicada por el diario londinense The Times, que asegura que al menos una docena de presos liberados de Guantánamo han vuelto a trabajar para Al Qaeda en Yemen.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha estado bajo una fuerte presión política por parte de algunos congresistas para que no envíe más presos a Yemen tras las revelaciones sobre el entrenamiento que el presunto terrorista recibió allí.

Los senadores John McCain, Lindsey Graham y Joseph Lierberman -dos republicanos y un independiente- han calificado de "muy poco inteligente y mal considerado" enviar a casi la mitad de los presos de Guantánamo a este país.

Los tres senadores creen que "la situación de la seguridad en Yemen y el fracaso del gobierno yemení para garantizar la seguridad acerca de prisioneros de alto valor en el pasado" hace que no se deba seguir con la transferencia de presos, seis de los cuales debían ser transferidos el próximo mes. 

Noticias

anterior siguiente