Enlaces accesibilidad

La ONU pide nuevas rondas de diálogo sobre el Sáhara en un intento por salvar a Haidar

  • Presionará al mediador de la ONU para el Sáhara, Christopher Ross
  • Ha reconocido que la ONU debería tomar un papel mediador en el 'caso Haidar'

Ver también: cronología del 'caso Haidar'/ preguntas y respuestas

Por

El secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha anunciado que pedirá al mediador de la ONU para el Sáhara Occidental que apresure una nueva ronda de conversaciones, como parte de un intento de salvar la vida de la activista Aminatu Haidar, en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote desde hace 29 días.

Aminatu Haidar permanece en España desde su expulsión forzosa de El Aaíún y, desde entonces, ha reclamado su vuelta a casa, así como la independencia del Sáhara Occidental mediante un ayuno que está poniendo en riesgo su vida.

Ban Ki-moon se ha reunido tanto con el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, como con el jefe de Exteriores marroquí, Taieb Fassi Fihri, para intentar desbloquear la situación.

Haidar está tratando de volver al Sáhara Occidental, pero Marruecos ha rechazado todos los intentos a menos que jure su lealtad al Jefe de Estado, el Rey Mohammed, cuyo padre tomó el control de la mayor parte del territorio saharaui en 1975, tras la retirada de las fuerzas coloniales españolas.

La huelga de hambre de Haidar, de 43 años, ha tensado las relaciones entre España y Marruecos.

Ban ha declarado que el 'caso Haidar' "realmente requiere que las Naciones Unidas haga más en esta negociación política", por lo que discutirá con su enviado especial al Sáhara, el ex diplomático de EE.UU., Christopher Ross, cómo hacer "para acelerar este proceso político".

Negativa a ceder

Marruecos ha ofrecido la autonomía para el territorio, pero el Frente Polisario quiere un referéndum entre sus habitantes, que incluya la plena independencia como una opción. Ambas partes se han negado a ceder en sus posiciones en las negociaciones que comenzaron en 2007.

Los diplomáticos occidentales aseguran que la disputa sobre el Sáhara Occidental, un territorio poco más grande que Gran Bretaña, con menos de medio millón de personas, está obstaculizando los esfuerzos para hacer frente a una insurgencia vinculada a Al Qaeda, que se propaga a través del desierto del Sáhara.

La última reunión entre Marruecos y el Polisario tuvo lugar en agosto en Duernstein, Austria. Aunque no hubo ningún avance, ambas partes afirmaron que esperaban reunirse de nuevo durante este año.

Sin embargo el jefe de Exterior marroquí acusó a Haidar de chantaje y denunció que la huelga de hambre ha sido instigada por el Polisario y Argelia para obstaculizar nuevas conversaciones sobre el Sáhara Occidental.

El secretario general de la ONU también ha reconocido su preocupación por el "grave" estado de salud de Haidar.

"En el terreno humanitario se deben tomar todas las medidas posibles. A este respecto he ofrecido mi disposición a tomar todas las medidas necesarias de acuerdo con la parte marroquí", ha manifestado Ban sin entrar en detalles.

Por otro lado, el representante del Frente Polisario ante la ONU, Ahmed Boukhari, ha señalado que cree que Marruecos espera la muerte de Haidar, un hecho que podría asestar un "golpe fatal" a las negociaciones.

"No se puede negociar con el cadáver de esta mujer sobre la mesa," ha asegurado Boukhari.

Médicos españoles han indicado que la salud de Haidar está cerca de un deterioro irreversible que podría acabar con su vida, incluso si abandona la huelga de hambre.

Noticias

anterior siguiente