Enlaces accesibilidad

Haidar pide protección para sus hijos ante la presión de la policía marroquí

       
  • La activista denuncia tortura psicológica de los policías a su familia
  •    
  • Su hermana ha perdido la confianza en que Marruecos autorice su entrada
  •    
  • La madre y los hijos, los que más están sufriendo con la situación

Ver también: cronología del caso Aminetu Haidarpreguntas y respuestas

Por
La familia de Haidar, preocupada por su salud, pide el regreso de la activista

Aminatu Haidar, que hoy ha cumplido su tercera semana en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, ha pedido a la comunidad internacional protección para sus hijos y su familia en El Aaiún ante la "agresión permanente" que están sufriendo por parte de la policía marroquí.

En un comunicado, la Plataforma de Apoyo Aminatu Haidar ha denunciado esta tarde que su casa está "permanentemente vigilada por las fuerzas policiales", lo que ha generado "un ambiente de tensión y de verdadera tortura psicológica" sobre la familia de Aminatu Haidar, sobre todo "con graves consecuencias" para sus hijos Hayad, de 15 años, y Mohamed, de 13 años, al ser menores de edad.

Refieren también que a tres periodistas españoles se les ha prohibido tener contacto con la familia de Haidar con el argumento de que los hijos "no tienen autorización para hablar con extranjeros y menos, si son periodistas".

Según la plataforma, Aminatu Haidar recibió hoy la visita, "enviada por la Delegación del Gobierno en Canarias", de una ambulancia medicalizada que le pidió autorización para realizarle un chequeo, lo que la activista rechazó.

La activista ha afirmado que el médico que la está atendiendo de forma voluntaria desde el primer día "ha asumido la tarea de velar por su salud".

La plataforma ha denunciado que hasta ahora lo único que ha hecho el Gobierno de España es presionar a Aminatu Haidar para que abandone la huelga de hambre.

Su familia, muy preocupada

La familia de la activista saharaui Aminetu Haidar ha lanzado este domingo un llamamiento desde El Aaiún a las autoridades españolas para que hagan un esfuerzo que permita su vuelta a esta ciudad, donde la esperan preocupados por el deterioro de su salud.

Perdida la confianza en que Marruecos acepte su entrada, su hermana Leila Haidar ha instado en un breve encuentro con periodistas a que "el Gobierno español se esfuerce para que Aminatu regrese con sus hijos", Hayat y Mohamed, de 15 y 13 años.

El rostro de preocupación de Leila es fiel reflejo del estado de ánimo por el que pasa la familia de Haidar, que, según la vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos (ASVDH), Djimi Elgalia, "está viviendo esta tragedia de manera muy fuerte".

Entre ellos, especialmente, la madre, "que día y noche sufre depresión nerviosa y estrés", y los hijos, dos estudiantes "que la echan mucho de menos".

La activista se mantiene en contacto permanente con sus familiares a través del teléfono.

Pese a la presión policial que ha rodeado la entrevista, Elgalia ha considerado su deber "correr peligro para hablar en su favor" y pedir "al Gobierno español y a la comunidad internacional que eviten esa tragedia que le va a ocurrir a Aminetu, que será la muerte, porque es una mujer de principios y cuando dice algo lo hace a pesar de todo".

Una huelga de hambre que puede acabar en "tragedia"

Haidar, de 42 años, cumple este domingo su tercera semana en huelga de hambre en el aeropuerto de la isla española de Lanzarote para exigir su regreso a la capital del Sahara Occidental, de donde fue expulsada por las autoridades de Marruecos al negarse a reconocer en la ficha de control policial la nacionalidad marroquí.

Haidar se ha mostrado firme en su determinación de no aceptar de la nacionalidad española o el estatuto de refugiada que le concede España, y ha mantenido que seguirá en huelga de hambre hasta que se le conceda su "única reivindicación", la de regresar a casa.

"Aminatu es una persona fuerte a pesar de su debilidad física. Su creencia en Dios, primeramente, y luego en la Justicia y en lo que defiende es lo que le da esa fuerza", ha apuntadoa representante de la ASVDH, que considera que la activista "es una mujer de la que todas las mujeres tienen que estar orgullosas".

El presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara de España, Carmelo Ramírez, ha explicado que "el margen de maniobra se estrecha" y que puede estarse ante "una verdadera tragedia", ya que el médico ha advertido de que el agravamiento de su estado de salud puede ser irreversible "en horas o días".

Por otra parte, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS-Sahara) ha pedido a Haidar que reconsidere su huelga de hambre porque la quiere y la necesita viva para seguir luchando por la independencia del Sahara Occidental.

La Coordinadora ha criticado la "inoperante y vergonzosa" acción del Ejecutivo español y "la auténtica y cruel cara de Marruecos".

Ante el delicado estado de salud de Haidar, esta entidad ha reclamado que la situación de la activista se resuelva cuanto antes y pueda volver al Sáhara Occidental.

Cruce de acusaciones entre Gobierno y PP

Nada más llegar al Congreso de los Diputados,  en donde ha tenido lugar la celebración del 31º aniversario de la Constitución esta mañana, el presidente del Gobierno y el líder de la oposición han mostrado su discrepancia por la gestión del Ejecutivo en el 'caso Haidar'.

Mariano Rajoy ha pedido al Gobierno que continúe las gestiones diplomáticas con Marruecos para solucionar el caso de Aminetu Haidar, ya que "da la sensación de que ha arrojado la toalla" y eso "no se puede hacer de ninguna manera".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defiende la actuación del Ejecutivo en el 'caso Haidar' tras las críticas del PP, Mariano Rajoy, que acusa al Gobierno de "haber tirado la toalla" (06/12/2009).

Por su parte, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado que "desde el Gobierno hacemos lo que está dentro de nuestro alcance y de unos límites que todo el mundo puede entender", ha explicado.

Zapatero ha subrayado que todo el Ejecutivo, principalmente el Ministerio de Asuntos  Exteriores, está "haciendo gestiones" para buscar una "solución  razonable" a la situación de la activista saharaui Aminatu Haidar y ha pedido que se le deje trabajar para lograrla.

También ha descartado que el Gobierno vaya a pedir la mediación del Rey enel 'caso Haidar.

Noticias

anterior siguiente