Enlaces accesibilidad

Exhiben un centenar de cadáveres de animales para reclamar sus derechos

Por
Un activista de Igualdad Animar sostiene el cadáver de un pollito durante la concentración en la Puerta del Sol por los derechos de los animales
Un activista de Igualdad Animar sostiene el cuerpo de un pollito durante la concentración en la Puerta del Sol por los derechos de los animales REUTERS REUTERS/Paul Hanna

Un centenar de cadáveres de animales han sido exhibidos este domingo en la Puerta del Sol de Madrid por activistas de la asociación Igualdad Animal, que han reclamado los mismos derechos para ellos que para los humanos.

Los cadáveres de un zorro, dos visones, un cordero y decenas de pollitos, cerditos, gallinas, peces y conejos han sido portados por voluntarios vestidos de blanco, mientras un activista pedía con un altavoz al público que pensara por qué nadie defendía a estos animales.

La responsable de medios de Igualdad Animal, Sharon Núñez, ha explicado que los cadáveres habían sido recogidos en ese estado tanto de contenedores de granjas como de mataderos o de cotos de caza de diversos lugares de España.

Por su parte, otro miembro de Igualdad Animal y director de cortos en defensa de los visones Jonás Amadeo ha señalado que es "muy importante" que se recuerde a la gente, lo que implica el consumo de productos derivados de animales, ya sea para la alimentación, la vestimenta o los espectáculos taurinos y circenses.

Fomento del vegetarianismo

Varios activistas de Igualdad Animal ha destacado a las personas concentradas en el centro de Madrid que casi 600 millones de pollos son matados al año para consumo humano y que nadie se acuerda que "ellos también sufren, tienen miedo y quieren vivir como nosotros".

Por ello, "el vegetarianismo evita el sufrimiento y la muerte de los demás animales, pruébalo", es uno de los eslóganes defendidos por esta asociación pro derechos de los animales.

El acto, que se ha desarrollado de forma pacífica y en silencio, ha sido seguido por numerosos madrileños y turistas que, además de hacer fotos a la cercana escultura del Oso y el Madroño, han fotografiado los cadáveres de los animales.

"¿Y qué comen estas personas?", se preguntaban algunos de los curiosos, mientras un niño explicaba a su madre que "los humanos han hecho que se extingan la mayor parte de los animales".

Algunas personas también se han acercado a las mesas dispuestas para recoger firmas en defensa de los derechos de los animales y en contra de cualquier forma de tortura para ellos.

Noticias

anterior siguiente
-->