Enlaces accesibilidad

Aitor Elizarán, el jefe 'político' de ETA que eligió 'Txeroki'

  • Elizarán sustituyó al frente del aparato político a 'Thierry' por decisión de 'Txeroki'
  • Era el encargado de transmitir a la izquierda abertzale las instrucciones de ETA
  • Es hijo del dirigente etarra Justo Elizarán, que fue asesinado por los GAL en 1979
  • Tiene causas pendientes en España por delitos de 'kale borroka'

Por

Aitor Elizarán Aguilar, detenido en Carnac (Francia) junto a la presunta etarra Oiana Sanvicente, está considerado el jefe del "aparato político" de ETA, aunque el cargo lo ha ocupado poco más de un año, desde que asumiera la jefatura tras la caída de Francisco Javier López Peña 'Thierry', en mayo de 2008.

Para el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, Elizarán, de 30 años, "es el hombre designado por (Garikoitz Azpiazu) 'Txeroki' para sustituir a 'Thierry'".

Además, según Interior, Elizarán era el encargado de transmitir a la izquierda abertzale las instrucciones de ETA, por lo que existe "una relación" entre su arresto en Francia y la detención la semana pasada de Arnaldo Otegi y otros miembros de la nueva cúpula de la ilegalizada Batasuna, ya que ésta cumplía órdenes directas de ETA.

Para las fuentes francesas de la lucha antiterrorista consideran que Elizarán Aguilar es "miembro del aparato político" de la organización terrorista ETA, mientras que en España se le identifica en fuentes oficiales como "número 2" de la organización terrorista.

Vinculaciones familiares con ETA

Elizarán Aguilar tiene además una fuerte relación familiar con la banda terrorista. Así, es hijo del dirigente de la organización terrorista Justo Elizarán, "Periko", asesinado por el GAL en 1979.

Su hermano, Ugaitz Elizarán Aguilar, fue condenado a seis años de cárcel por el Tribunal Supremo en enero de 2007 como dirigente de la organización Jarrai-Haika-SEGI, a la que el alto tribunal dio la consideración de organización terrorista integrada en ETA.

Elizaran es un antiguo dirigente de Segi que se encontraba huido en Francia desde hace siete años, cuando consiguió eludir su captura en la operación realizada por el Cuerpo Nacional de Policía contra esta organización juvenil. Tiene por ello una orden de busca y captura dictada por el Juzgado Central número 5 que le acusó de haber organizado la jornada de protesta por la muerte de la etarra Olaia Castresana, en 2001, y de inducir a 46 delitos de 'kale borroka'.

En el sumario contra los dirigentes de las organizaciones juveniles Jarrai, Haika y Segi en el que estaba encausado en rebeldía, el fiscal pedía 14 años de prisión.

Además, existe un escrito de calificación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional en el que se piden diez años de prisión por un delito de terrorismo, ya que estaba acusado de haber arrojado varios artefactos incendiarios contra dos oficinas bancarias y la Casa del Pueblo del barrio donostiarra de Alza, el 26 de diciembre de 1998.

Condena en Francia

En Francia fue también sentenciado el 8 de junio de 2007 a dos años de prisión en rebeldía, con la pena adicional de destierro definitivo de territorio galo ya que su fotografía fue encontrada en escondites de ETA desmantelados en 2003.

Antes de su huida, el 17 de julio de 2001, compareció en una rueda de prensa en representación de Segi junto con otros miembros de este grupo.

Noticias

anterior siguiente