Enlaces accesibilidad

Un estudio coloca la sanidad española al nivel de los países del Este y Sanidad le resta credibilidad

  • La sanidad "se deteriora año tras año" según el índice de Health Consumer Powerhouse
  • España se sitúa en el puesto 21 por delante de países como Grecia y Portugal
  • Holanda, Dinamarca, Islandia y Austria obtienen los mejores resultados de la clasificación
  • El Ministerio critica que el estudio analice la sanidad como un negocio y no como derecho

Por
La sanidad española "se deteriora año tras año" y obtiene una puntuación similar a la de "muchos países del Este de Europa", según el último Índice de Consumidores de la Sanidad Europea elaborado por el centro de análisis Health Consumer Powerhouse con el apoyo de la Comisión Europea (CE).

El Ministerio de Sanidad ha restado credibilidad a este estudio que "carece de metodología contrastada" y por enfocar la sanidad "como un negocio, no como un derecho".

El informe analiza el grado de comodidad que para el paciente ofrecen los sistemas sanitarios de los países de la Unión Europea (UE), además de Islandia, Suiza, Noruega, Croacia, Albania y Macedonia.

España se sitúa en el puesto 21 del ranking con 630 puntos sobre 1.000. Sólo obtienen peores resultados Croacia, Grecia, Macedonia, Portugal, Polonia, Malta, Eslovaquia, Lituania, Albania, Letonia, Rumania y Bulgaria. Los primeros en la clasificación son Holanda (875), Dinamarca (819), Islandia (811) o Austria (795).

"El sistema de salud público en España parece incapaz de desarrollar una estrategia para mejorar el acceso y la calidad de sus servicios, lo que explica el gran desarrollo del sector privado en los últimos años", ha explicado en un comunicado el director del estudio, Arne Björnberg.

"Se necesitan, cada vez más urgentemente, cambios drásticos que provoquen una mayor eficiencia y calidad", ha afirmado Björnberg en referencia a la puntuación española, que pierde tres posiciones con respecto a sus resultados el año anterior.

Según los responsables del informe, parece que en España "todavía es necesario acudir a la sanidad privada si los pacientes buscan la excelencia".

Categorías fáciles de mejorar

A pesar de que reconoce que el acceso a las medicinas es "bastante bueno", recalca que España "puntúa bajo incluso en categorías fáciles de mejorar", como el respeto a los derechos del paciente o la calidad de los servicios sanitarios "on-line".

El Índice de Consumidores de la Sanidad Europea es una clasificación que se realiza todos los años y que evalúa los sistemas nacionales de Salud según los derechos del paciente, información, tiempos de espera para tratamientos comunes, resultados de la atención médica, generosidad del sistema, acceso a los medicamentos y la implantación de internet en la sanidad.

Publicado por vez primera en 2005, el índice lo elabora el centro de análisis Health Consumer Powerhouse a partir de estadísticas oficiales y estudios independientes.

Según esta organización, el índice cuenta con el apoyo de la Dirección General para la Sociedad de la Información de la CE y la presidencia sueca de la UE.

Sanidad resta credibilidad a este informe

El Ministerio de Sanidad ha restado importancia a los resultados del estudio, ya que se trata de un informe realizado a través de entidades privadas que "carece de metodología contrastada" y enfocan este servicio "como negocio, no como derecho".

Según explicaron fuentes de Sanidad a Europa Press, este índice tiene "un valor muy relativo", ya que reúne datos "de diversos estudios, publicaciones y fuentes, en ocasiones no respaldados por estadísticas oficiales, proceden de fuentes no contrastadas".

El estudio, según apunta Sanidad, no incluye ni la universalidad en la protección de la salud ni el pogo o copago de los servicios sanitarios. "Por el contrario, considera como indicadores de calidad el acceso directo a los médicos especialistas o la asistencia sanitaria privada", apuntaron desde el Ministerio.

Noticias

anterior siguiente