Enlaces accesibilidad

Los presupuestos fijan el déficit público en el 5,4%

  • La subida de impuestos y la reducción del gasto rebajará cuatro décimas el déficit público
  • Salgado asegura que el paro rozará el 18% a finales de año y el 19% el año próximo
  • Los Presupuestos se elaboran con la previsiones económicas del Gobierno, que establece una caída del PIB del 3,9% este año

Por
El Gobierno aprobó este sábado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010, con un déficit del 5,4% para la Administración Central, tres décimas menos que el previsto anteriormente y un recorte del gasto del 3,9%, lo que supone un esfuerzo de contención de gasto en todas las partidas no prioritarias.

Salgado afirmó a mayor parte del ajuste en el empleo ya se ha hecho, pero que la tasa de paro se situará en el 17,9% este año, en el 18,9% en 2010 y en el 18,4% en 2011. "Esperamos que la medida no supere el 19%", señaló, tras reconocer, sin embargo, que, al ser una media, es posible que la tasa supere esta cifra en algún momento del próximo año.

A su parecer, los Presupuestos comienzan el camino del reequilibrio de las cuentas públicas, aunque siempre en el marco de la condición de no retirar los estímulos económicos y fiscales hasta que la recuperación se "consolide", tal y como acordó ayer el G-20 y como ya había puesto de manifiesto el Ecofín. "Por supuesto lo estamos aplicando y buena muestra de ello son los Presupuestos", subrayó.

Se prevé que los ingresos suban un 21%

Según las cifras, los ingresos del Estado, después de la cesión a los entes territoriales, alcanzarán los 121.626 millones de euros el próximo año, un 21,2% más que la previsión de liquidación de 2009, mientras que los gastos se situarán en 185.249 millones de euros, un 3,9% menos.

De los 5.810 millones de euros más de ingresos por la subida de impuestos unos 2.810 millones irán a las administraciones territoriales. Los otros 3.000 millones se quedan en el Estado durante 2010 para reducir el déficit. Esto provoca que las previsiones sitúen ahora el déficit estatal en el 5,4% para 2010, tres décimas menos, y también en el conjunto de las Administraciones Públicas, hasta el 8,1%.

Preguntada por cómo se va a conseguir esa cifra de ingresos, Salgado explicó que algunas medidas puestas en marcha en 2009 se compensarán, en parte, en 2010, mientras que la crisis irá reduciendo sus efectos, lo que permitirá que la recaudación de los diferentes impuestos empiece a recuperarse el año que viene, excepto el IVA, que seguirá a la baja por la pérdida de beneficios de las empresas.

En cuanto a la partida de gastos, reiteró que el límite es de 185.249 millones, algo superior al planteado en el mes de junio, aunque aseguró que el Gobierno no está incumpliendo lo aprobado en dicho mes por el Parlamento, ya que allí sólo se aprueba un objetivo de déficit del que después se deduce el límite del gasto.

Contención en el gasto

Salgado explicó que la caída del 3,9% hay que compararla con el gasto finalmente ejecutado en 2009, que se elevó en 16.898 millones, debido a las medidas fiscales y a las partidas adicionales destinadas a la protección social, sobre todo a los desempleados para paliar los efectos de la crisis.

En concreto, adelantó que el gasto de personal crecerá un 2,7% en 2010 debido al incremento retributivo de 0,3% para las administraciones públicas, al 0,3% destinado a financiar los planes de pensiones de los empleados públicos, a la congelación de las retribuciones de los altos cargos y a la reducción de la oferta de empleo público.

Este incremento se destinará, fundamentalmente, a los ministerios de Justicia e Interior y no se deberá tanto a incrementos retributivos como a una mayor dotación de personal para cumplir con el Plan de modernización de la Justicia.

El gasto social es la mitad del gasto


Con todo, el 51,6% del gasto se destinará a gasto social, el 21% a trasferencias a otras administraciones, el 6,3% a I+D e infraestructuras, el 6,6% al pago de los intereses de la deuda, el 6,2% a la financiación de servicios públicos básicos y el 8,3% restante a otras actuaciones económicas.

Salgado aseguró que los Presupuestos se sustentan en el cuadro macroeconómico elaborado en el mes de junio por el Ejecutivo, que contempla una caída interanual del PIB del 3,6% para 2009 y del 0,3% para 2010. A su parecer, el Gobierno sigue estando de acuerdo con estas previsiones, tal y como indican los últimos datos conocidos.

Noticias

anterior siguiente