Enlaces accesibilidad

España recibe más de 460 millones por la atención sanitaria de turistas y residentes extranjeros

  • Organizaciones profesionales y sindicatos sanitarios alertan del "turismo sanitario"
  • Sanidad realizó cerca de 300.000 asistencias sanitarias a turistas de la UE en 2008
  • Recibió 25 millones de euros tras pagar el gasto de los españoles en otros países
  • El Estado ingresó otros 437 millones por los extranjeros residentes en España
  • El perfil del turista sanitario es un jubilado del Reino Unido, Alemania o Bélgica
  • Las operaciones más comunes son los puentes coronarios y las prótesis de cadera
  • La UE prepara una directiva para permitir la libre circulación de pacientes europeos

Por
Un grupo de turistas toma el sol en la playa de Palmanova, en la isla de Mallorca.
Un grupo de turistas toma el sol en la playa de Palmanova, en la isla de Mallorca. REUTERS REUTERS
En el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga), han visto "operar caderas que venían directamente del aeropuerto". Lo cuentan desde el Sindicato Médico (CESM) de este centro sanitario, donde "entre el 20 y el 30% de las consultas" de médicos especialistas son de personas extranjeras.

El debate sobre el turismo sanitario salta a los medios cada cierto tiempo. Esta vez lo ha puesto sobre la mesa el ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que ha pedido a Zapatero que haga una "sanidad para españoles y sólo para españoles" y ha alertado de los extranjeros que viajan a nuestro país sólo para operarse.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, zanjó la cuestión afirmando que está "muy orgullosa" del sistema sanitario y que "nunca lo pondría en cuestión por el hecho de que tuviera que atender a personas de otros países".

Pero, ¿existe realmente el turismo sanitario en España? ¿Hay extranjeros que aprovechan sus vacaciones en nuestro país para 'colarse' en las listas de espera?

Las organizaciones profesionales y sindicatos sanitarios lo tienen claro. La picaresca existe y muchos ciudadanos, sobre todo europeos, acuden a nuestro país atraídos no solo por el sol y la playa sino también por la "buena fama" de nuestros profesionales, según destaca desde el Sindicato Médico (CESM) el doctor Pedro Plou, que trabaja en el Hospital de Elda, en la provincia de Alicante, una de las más afectadas por este fenómeno.

Según un informe realizado este año por el Consejo General de Colegios de Enfermería de España, existe turismo sanitario porque en España el acceso es "más fácil" y la asistencia sanitaria "es universal, gratuita e igualitaria para todo el mundo". 

Mientras en algunos países del norte de Europa los pacientes tienen que esperar meses antes de entrar en una lista para ser operados, aquí "la media es de 45 días de espera para una operación corriente". Además, las prótesis "allí en ocasiones son de pago, aquí son gratuitas", señala el informe.

En el caso de los británicos, explica Plou, pueden ponerles más trabas para una intervención coronaria si son fumadores, por ejemplo.

Perfil del "turista sanitario"


Según el informe del Consejo, el perfil del turista sanitario es un jubilado del Reino Unido, Alemania o Bélgica que recibe una prótesis de cadera o un puente coronario. El documento habla de dos tipos de turismo sanitario: el de los que llegan como turistas pero en realidad vienen a recibir asistencia y el de los extranjeros jubilados que solicitan la residencia.

Desde las consejerías de Sanidad de las comunidades más afectadas por este fenómeno, como Andalucía o Valencia, se evita el uso del término "turismo sanitario" y se insiste en que el sistema sanitario español es universal y que el gasto que hacen estos ciudadanos se acaba recuperando.

Cerca de 300.000 asistencias a turistas extranjeros

Ni siquiera hay datos sobre el número exacto de turistas que son atendidos en los centros y hospitales de nuestro país, hayan venido con la intención de recibir asistencia o hayan enfermado durante sus vacaciones como le puede pasar a un español que esté en el Reino Unido pasando unos días.

El único dato que maneja la Seguridad Social es el de las 292.580 facturas que se emitiron en 2008 y que se han cobrado a los países de origen de los pacientes europeos. Entre ellas puede haber desde una atención en urgencias hasta una radiografía o una operación. Un mismo turista puede haber generado una o varias de estas facturas.

Según los datos provisionales de 2008 facilitados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social a RTVE.es, España ha recibido 25 millones de euros por la atención de los turistas de la Unión Europea. La cifra es la que resulta de restar a los 63,4 millones de gasto que generaron estos viajeros en nuestro país los 38 millones que generaron los españoles que enfermaron en otros países el año pasado.

Desde la Seguridad Social insisten en que es necesario que los profesionales facturen absolutamente todos los actos médicos para poder luego recuperar el dinero.

Couta mensual por cada residente

Pero España no sólo recibe dinero por los turistas, también cobra por la asistencia sanitaria de los residentes extranjeros que viven en España. El año pasado ingresó cerca de 438 millones de euros por este concepto. Cobró más de 444 millones y tuvo que pagar algo más de 6,4 millones por los españoles que viven en otros países de la UE.

En este caso es la Comisión Europea la que fija la couta mensual que tiene que pagar cada país a España por cada residente extranjero y su familia y al revés, lo que tiene que pagar España por sus ciudadanos. Es una cantidad distinta dependiendo de que sea trabajador o pensionista y del país. La couta media que recibió España en 2006 fue de 205,40 euros al mes por cada residente.

En total, España recibió el año pasado cerca de 463 millones de euros por atender a los extranjeros residentes y a los turistas que llegan de otros países de la Unión Europea, según los datos provisionales de 2008.

Además de con la UE, España tiene convenios con otros 20 países, entre los que están Estados Unidos, Canadá o Marruecos. Las personas que vienen de otros países distintos tienen que abonar el gasto sanitario que generan.

Las "artimañas" del turismo sanitario

Desde el Sindicato Médico del Hospital Costa del Sol insisten, a pesar de los datos de la Tesorería de la Seguridad Social, en que hay muchos casos que se quedan fuera de este control del gasto sanitario y que hay extranjeros que se empadronan en el apartamento de un amigo, por ejemplo, solamente para poder recibir asistencia sanitaria en España.

En este sentido, el informe del Consejo General de Colegios de Enfermería de España hace referencia a las "artimañas" que se utilizan para saltarse las dos condiciones que actualmente exige la legilación europea: que la patología esté diagnosticada previamente y que cuente con una autorización de los organismos sanitarios del país de origen.

Para esquivar esta norma, afirma el documento, "aprovecha por ejemplo una crisis aguda de una patología que padecen desde hace tiempo para presentarse de urgencia, donde son examinados y operados si es necesario".

Europa quiere la libre circulación de pacientes

Sin embargo, el requisito de la autorización previa podría desaparecer en un futuro en la Unión Europea si sigue adelante, sin cambios, la Directiva de Servicios Sanitarios Transtronterizos aprobada en julio de 2008 por la Comisión Europea.

Esta directiva consagra, de hecho, la libre circulación de pacientes. Cuando entre en vigor cualquier europeo podrá acudir al país que desee para recibir asistencia sanitaria sin autorización previa (excepto en algunos casos que requieran hospitalización), ya sea porque la lista de espera de su país esté saturada o porque se trate de una especialidad que no exista en su lugar de origen. La factura la tendrá que pagar, eso sí, su país.

España se opone a esta directiva en los términos actuales. El pasado 7 de julio, Trinidad Jiménez aseguró en Suecia, en una reunión de ministros de salud de la UE, que "no es adecuada ni para las necesidades de los ciudadanos ni para la sostenibilidad de los sistemas de salud" y que pone "en claro riesgo la viabilidad" del sistema sanitario español.

Demasiadas prótesis de cadera para un hospital

Ni las organizaciones profesionales ni los sindicatos sanitarios que denuncian el "turismo sanitario" que han sido consultados por RTVE.es cuestionan la universalidad del sistema sanitario. Nadie pide que no se atienda a los extranjeros, pero advierten de la carga asistencial que soportan las zonas costeras más turísticas para que se adapten las plantillas a la realidad.

El doctor Pedro Plou, del Sindicato Médico de Almería, pone un ejemplo muy sencillo. Cuando alguien sufre un accidente de tráfico y es atendido en un hospital, la factura la paga su seguro directamente al centro sanitario, que consigue de esta forma cubrir todos los gastos que ha ocasionado esa persona.

Cuando un turista extranjero es atendido, la comunidad autónoma (que tiene las competencias sanitarias) pasa la factura a la Seguridad Social que se la cobra al país de origen del enfermo. Una vez recuperada la cantidad, el Gobierno central hace cuentas con los gobiernos autonómicos. Son estos los que luego deciden si aumentan o no el presupuesto del hospital que quizá haya tenido que poner demasiadas prótesis de cadera.

Noticias

anterior siguiente