Enlaces accesibilidad

El ministro de Gibraltar ve "voluntad" en España para firmar un acuerdo contra los paraísos fiscales

  • Podrían firmar un acuerdo fiscal similar al que tiene el Peñón con EE.UU. e Irlanda
  • Exteriores no lo confirma pero señala el interés de Zapatero en la transparencia fiscal
  • Moratinos visitará Gibraltar si se alcanza un acuerdo de cooperación marítima
  • Gibraltar asegura que no se abordará la cuestión de la soberanía

Por
El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, ve "voluntad" en España para firmar un acuerdo para el  intercambio de información fiscal similar a los que ya ha sellado con Estados Unidos e Irlanda y que lucharía contra el paraíso fiscal que supone el Peñón.

Así lo ha indicado en Madrid al término de la reunión preparatoria del III encuentro ministerial del Foro de Diálogo compuesto por España, Reino Unido y  Gibraltar y previsto para el 21 de julio en el Peñón. Pero su celebración depende, según Caruana, de que se supere alcance un acuerdo sobre la soberanía de las aguas que rodean la Roca.

El objetivo de este acuerdo fiscal, "por expresa autorización" del Reino Unido, sería sacar a Gibraltar de la lista gris de paraísos fiscales de la Organización para  la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Caruana ha asegurado que la firma de este tipo de acuerdos con  Gibraltar "no supone firmar un tratado a efectos internacionales como  si Gibraltar fuera un país soberano independiente, que no es el caso  ni se está pretendiendo que sea el caso". En este sentido el PP ha criticado que Gibraltar actúe como país soberano para lograr acuerdos

Por su parte, el Ministerio español de Exteriores se ha negado a confirmar su predisposición a firmar el acuerdo,  pero ha indicado que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez  Zapatero "nunca ha negado" su interés en que los paraísos fiscales empiecen a ser más transparentes. 

Acuerdo de cooperación marítima

El "escollo" que según Caruana dificulta por el momento la  celebración de un III encuentro ministerial del Foro es la polémica generada tras la decisión de España de incluir en una lista europea un nuevo hábitat español que el Reino Unido considera de su propiedad, y al que no reconoce. Los británicos lo llaman el 'Estrecho Oriental' y engloba las aguas que rodean al Peñón en su zona este.

Pero la Comisión Europea (CE), a instancias del Gobierno español,  incluyó este hábitat, 23.642 hectáreas, en esa lista el 12 de diciembre pasado, aunque en 2006 lo reconoció como dominio británico bajo la denominación de 'Aguas sureñas de Gibraltar'.

Esta polémica está impidiendo, según Caruana, que las tres partes avancen hacia la consecución de un acuerdo sobre cooperación marítima con el fin de prevenir desastres medioambientales.

Los tres gobiernos estudian la posibilidad de que, en caso de  accidente, los equipos de salvamento español actúen en aguas que Gibraltar reclama como británicas (hasta tres millas), sin que esto  suponga que el Peñón y el Reino Unido renunciar a ejercer su  jurisdicción sobre las mismas.

Moratinos podría visitar el Peñón


Y si se alcanza un acuerdo en esta materia Moratinos visitaría el Peñón, lo que supondría una visita histórica puesto que nunca un jefe de la diplomacia española ha cruzado la Verja, debido al litigio con el Reino Unido por la soberanía de la colonia.

Gibraltar es un territorio dependiente del Reino Unido con un  estatus específico en la UE. España reivindica su soberanía, dado que  por el Tratado de Utrecht de 1713 sólo cedió a la Corona británica la  ciudad y el castillo de Gibraltar, junto con su puerto, defensas y  fortalezas, pero no así el istmo, ni las aguas territoriales o el  espacio aéreo.

Caruana ha calificado la posible visita de Moratinos como "irrelevante" para el contencioso, puesto que "ni se avanza ni se retrocede" en el tema de la soberanía con ese desplazamiento. Asimismo, ha asegurado que no se abordaría la cuestión de la soberanía y que Moratinos no se reuniría con su homólogo británico, David Miliband.

Noticias

anterior siguiente