Enlaces accesibilidad

Desalojados 70 estudiantes que protestaban en la universidad horas antes de la visita de Montilla

  • Protestaban por la "privatización" de la enseñanza y el Plan Bolonia
  • Esperaban a Montilla, que acudiría por la mañana para inaugurar el edificio
  • Dos jóvenes han sufrido contusiones en el tobillo y la cara

Por
Un grupo de estudiantes se encierra en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona para protestar por la "privatización" de la enseñanza universitaria. EFE EFE/Albert Olivé
Los Mossos d'Esquadra han desalojado la madrugada de este viernes a unos 70 estudiantes que se encerraron en el nuevo edificio de Ca l'Aranyó del Campus de la Comunicación de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), que el presidente de la Generalitat, José Montilla, tiene previsto inaugurar oficialmente este día.

Los jóvenes protestaban por lo que consideran "una privatización" de la universidad pública y en contra del proceso de Bolonia, según ha informado un portavoz de los estudiantes.

Desde las 23.15 horas del jueves, alrededor de 40 agentes antidisturbios de la policía catalana han sacado e identificado, uno a uno, a los jóvenes encerrados, después de que fueran advertidos de que no podían permanecer dentro del recinto universitario durante toda la noche.

Finalmente, sobre la una y cuarto de la madrugada fueron obligados a abandonar las dependendencias del centro los tres últimos encerrados, una chica y dos chicos, estos últimos con contusiones en el tobillo y la cara.

Durante el desalojo, varias decenas de estudiantes se concentraron ante las puertas de la UPF apoyando a sus compañeros y gritando consignas como 'Torturadores' y 'Los funcionarios son unos mercenarios'.

La UPF ha emitido un comunicado en el que afirma que el encierro se produjo "una vez finalizada la actividad académica en el campus de la facultad de Comunicación-Poble Nou", y en el que participaron un grupo de 50 personas "la mayoría de las cuales no eran estudiantes de la UPF".

Según el comunicado, la UPF ha tratado de negociar con los estudiantes su retirada y ante la negativa, han pedido "la intervención de los Mossos d'Esquadra para mantener la normalidad en el campus".

Al lugar de los hechos, se desplazaron una decena de furgones antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, que esposaron a algunos estudiantes. 

Esperaban a Montilla

El rectorado había autorizado una asamblea y una mesa redonda sobre el proceso de Bolonia por la tarde, pero sobre las 21.00 horas se encerraron en la cafetería del campus. Por la mañana tienen previsto seguir sus actividades con un taller de pancartas.

Los estudiantes también protestarán por la visita del presidente de la Generalitat, José Montilla, que inaugurará el recinto a mediodía junto al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, y otras autoridades.

Noticias

anterior siguiente