Enlaces accesibilidad

Descubren que la excitación sexual persistente está relacionada con las piernas inquietas

  • Las mujeres que sufren esta enfermedad presentan también hiperactividad de la vejiga
  • El estudio de un equipo holandés se ha publicado en el Journal of Sexual Medicine
  • El priapismo femenino es incapacitante y puede llevar a la depresión

Por
El síndrome de excitación genital persistente, problema sexual femenino raro y misterioso descrito por primera vez en 2001, estaría asociado al síndrome de las piernas inquietas, una patología del sueño que todavía no se ha estudiado en profundidad, según un equipo de investigadores holandeses.

Las mujeres afectadas por el síndrome de excitación genital persistente o síndrome de excitación sexual permanente (PSAS en sus siglas en inglés) tienen la sensación continua de que sus órganos genitales están en estado de excitación, como si estuvieran permanentemente a punto de llegar al orgasmo.

Esta vertiente femenina del priapismo es una enfermedad incapacitante que puede conducir a la depresión.

El neuropsiquiatra Marcel Waldinger de la Universidad de Utrecht y su equipo han estudiado el caso de 18 mujeres holandesas que padecen este síndrome. La investigación ha mostrado que la mayoría de las pacientes estudiadas también sufrían el síndrome de las piernas inquietas, hiperactividad de la vejiga y varices en la región pélvica.

El síndrome de las piernas inquietas se caracteriza por picores, cosquilleos o dolores en las piernas, por la tarde o la noche, y por movimientos involuntarios durante el sueño.

Según el doctor Waldinger, el PSAS sería una forma genital del síndrome de las piernas inquietas. Los resultados de esta investigación se han publicado en el  último número del Journal of Sexual Medicine.


Noticias

anterior siguiente