Enlaces accesibilidad

La DGT implanta 190 nuevos radares de cara a la campaña de agosto

  • Con los nuevos puntos de control, ya son 765 los radares en nuestras carreteras
  • 130 de los nuevos aparatos estarán en carreteras convencionales
  • Rubalcaba afirma que una velocidad adecuada reduciría 900 muertes al año
  • Pere Navarro advierte que la velocidad en verano sube entre 3 y 5 kilómetros por hora

Por
La DGT cuenta con 190 radares para vigilar las carreteras

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado la puesta en marcha de 190 nuevos radares que vigilarán la velocidad en carretera de los 46,3 millones de desplazamientos previstos para el mes de agosto, especialmente entre los días 11 y 24, cuando se activará una campaña especial de control de velocidad, y durante los tres periodos más críticos del mes: el primer fin de semana, el último y el puente del día 15.

Estos 190 nuevos aparatos, 130 en carreteras convencionales, se sumarán al contingente ya en funcionamiento que se ha ido completando durante el Plan de Radares Fijos desarrollado entre 2005 y 2007. En total, la Dirección General de Tráfico (DGT) dispondrá de 765 puntos de control de velocidad distribuidos por el territorio nacional, de los que 521 son de posición fija, 271 localizados en autovías y autopistas, y 250 ubicados en carreteras convencionales.

Para Pere Navarro, director general de Tráfico, "los radares son la respuesta para el control y vigilancia de la disciplina de la velocidad de tráfico". "En Gran Bretaña tienen 7.000 radares, en Holanda, que es como Extremadura, tienen 1.000 radares y nosotros tenemos 800 radares fijos".

El ministro ha incidido en que lejos de un afán recaudatorio, el objetivo de los nuevos radares, cuya posición se hará pública en la página web de la DGT, es reducir la mortalidad en carretera, pues si bien en lo que va de año se ha producido un descenso del 18%, la cifra de fallecidos, ha apuntado, sigue siendo muy alta y la velocidad sigue estando presente en un tercio de los accidentes con víctimas mortales y en un 21% de los siniestros con heridos.

Con la velocidad adecuada "habría 900 fallecidos menos al año"

Rubalcaba ha recordado que gracias a la campaña de colocación de radares, la velocidad media en las carreteras españolas se ha reducido tres kilómetros por hora (116 km/h en 2005 frente a los 113 km/h de 2007), una cifra que ha considerado "muy significativa" y que ha valorado en comparación con el índice de conductores "de riesgo" que circulan a más de 140 kilómetros hora: entre 2005 y 2007, el índice de 'temerarios' pasó del 7% al 1% del total de usuarios.

"Si todo el mundo circulara a una velocidad adecuada, habría 900 fallecidos menos cada año en nuestras carreteras", ha incidido el ministro, tras recordar que una reducción del 5% en la velocidad media de circulación equivale a un 10% menos de accidentes y a una reducción del 20% en el número de siniestros con víctimas mortales. Según Pere Navarro, la velocidad "más eficiente" y la que "menos carburante consume" es la de 90 kilómetros por hora

En cuanto a las sanciones derivadas de los radares, Rubalcaba ha señalado una reducción significativa del tiempo de notificación de las denuncias, que en 2007 tardaban de media dos meses en llegar al infractor y en 2008 se reciben en un plazo de 14 días. La previsión del ministerio es que en 2009 la multa tarde en llegar sólo 72 horas, algo "positivo" porque así "la gente deja antes de correr", dijo el ministro.

En verano se corre más

Pese a estas cifras, Rubalcaba ha reiterado la necesidad de extremar las precauciones al volante durante el verano, un periodo en el que los conductores circulan entre tres y cuatro kilómetros por hora más rápido que durante el resto del año, lo que sumado al número de desplazamientos que coinciden en estas fechas, incrementa notablemente el riesgo. En el mismo sentido se ha manifestado Navarro, que ha pedido "atención" por el aumento de la velocidad en el verano.

El ministro ha hecho esta advertencia de cara al comienzo del Operativo Especial 1 de agosto y a la campaña concreta de este verano, cuando se prevé un millón más de desplazamientos que en 2007. Entonces se produjeron un total de 88 millones de desplazamientos de largo recorrido por carretera, 45,3 millones de los cuales tuvieron lugar en agosto.

La DGT ha localizado tres periodos clave durante este mes, el primero de los cuales tendrá lugar entre el 31 de julio y el 3 de agosto, cuando coincidirán la operación retorno del primer mes y la salida del segundo. Para este fin de semana se prevén 6,250 millones de desplazamientos, especialmente hacia las zonas turísticas del litoral, por lo que la DGT pide que se haga de forma escalonada, para evitar las retenciones del año pasado cuando llegaron a los 140 kilómetros en algunas vías.

Un millón más de desplazamientos

El segundo fin de semana complicado arranca el 14 de agosto y coincide con la festividad del día 15, viernes. Los desplazamientos previstos se cifran en 6,350 millones, muchos de largo recorrido por el cambio de quincena, pero también se prevé un número importante de trayectos cortos por las fiestas locales que se celebran en todo el país. En la última fecha comparable, 2005, las retenciones llegaron a ser de 160 kilómetros.

Por último, entre el viernes 29 de agosto y el domingo 31 se producirán 4,4 millones de desplazamientos, principalmente de retorno a los núcleos urbanos y, aunque se prevé sean escalonados, Rubalcaba recordó que suelen concentrarse los días 30 y 31 ocasionando retenciones como las del año pasado, por encima de los 120 kilómetros.

Para la gestión de la circulación durante estos días, la DGT dispondrá de 1.200 kilómetros de carriles especiales señalizados con conos llegando a alcanzar de forma simultánea los 600 kilómetros en los días más críticos, tal y como apuntó el ministro. Asimismo, 9.150 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 800 más que el año pasado, velarán por la normalidad en la circulación con apoyo de la Guardia Civil Rural, mientras se interrumpen las obras en carretera y se suspenden las competiciones deportivas que puedan entorpecer el tráfico.

Cómo ahorrar combustible

Junto a las recomendaciones habituales en las campañas de circulación de la DGT como conducir sin haber ingerido "ni una gota" de alcohol, llevar siempre el cinturón de seguridad y respetar las señalizaciones, Rubalcaba ha presentado una batería de consejos para, además, ahorrar combustible y, por tanto, dinero, en los desplazamientos por carretera.

Entre ellas, destaca el control exhaustivo de la presión de los neumáticos, pues si están deshinchados, aseguró el ministro, se incrementa el consumo de gasolina un 4 por ciento; circular con las ventanillas cerradas y, especialmente, mantener la velocidad en 90 kilómetros por hora porque, según Rubalcaba "esta es la velocidad a la que todos los coches consumen menos" gasolina. 

Noticias

anterior siguiente