Enlaces accesibilidad

California, segundo estado de EE.UU. que permite las bodas gays

  • Se convierte en el segundo estado que permite los matrimonios gays, tras Massachussetts
  • Los demandantes iniciarion las protestas hace cuatro años
  • Grupos conservadores recogen firmas para declarar invalidar esta decisión
  • Arnold Schwarzenegger, el Gobernador, afirma que apoya la sentencia del Tribunal

Por
Shelly Bailes and her partner Ellen Pontac hug after hearing a decision by California's Supreme Court in San Francisco
Una pareja de lesbianas se abraza en una manifestación. REUTERS REUTERS

La Corte Suprema del estado de California ha declarado inconstitucionales las leyes que prohíben el matrimonio entre homosexuales, argumentando que "violan los derechos constitucionales de las parejas del mismo sexo".

California se ha convertido así en el segundo estado de EE.UU., junto a Massachusetts, en permitir el matrimonio entre homosexuales.

En su justificación, la Corte dijo que "permitir a las parejas del mismo sexo sólo acceso al nuevo y menos reconocido estatus de 'unión doméstica' infringe sus derechos constitucionales a casarse y tener la misma protección ante la ley garantizada por la constitución de California".

Añade que esta decisión obliga que las autoridades del estado a asegurarse de que los responsables locales "permitan a la parejas del mismo sexo contraer matrimonio en sus municipios".

Los gays han salido a las calles de California para celebrar la decisión de la Corte. "Yo no soy una ciudadana de segunda clase ", ha afirmado Laubrile, una enfermera que estaba con su pareja, en declaraciones al New York Times.

En los juzgados desde 2004

El veredicto da la razón a los demandantes -la ciudad de San Francisco, varios grupos de apoyo a la comunidad gay y dos docenas de parejas de homosexuales- y es el último episodio de una serie de apelaciones y decisiones judiciales iniciada en 2004.

En febrero de ese año, el alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, decidió permitir los enlaces entre homosexuales en su municipio por considerar que la ley del estado al respecto contradecía la constitución.

Cerca de 4.000 parejas gays se casaron en las siguientes semanas en el ayuntamiento de la ciudad y las imágenes de los recién casados dieron la vuelta al mundo.

Un mes después, la Corte Suprema del estado ordenó paralizar las bodas y anuló legalmente los enlaces ya celebrados en agosto de ese mismo año argumentando que Newsom carecía de autoridad para contradecir las leyes californianas.

Los grupos conservadores no se resignan

El gobernador Arnold Schwarzenegger, un republicano moderado que ha vetado últimos proyectos de ley encaminados a legalizar matrimonio entre personas del mismo sexo, ha emitido una breve declaración afirmando que él no apoyaría una enmienda constitucional que anulara la sentencia del Tribunal.

"Yo respeto la decisión del tribunal y como gobernador voy a defender su decisión," ha afirmado Schwarzenegger, según informa el New York Times.

Sin embargo, la decisión de este jueves podría no ser la última palabra sobre el asunto. Varios grupos conservadores de carácter religioso han recogido más de un millón de firmas para apoyar una iniciativa que pretende modificar la constitución de California para declarar inconstitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Si al menos 694.354 de estas firmas se declaran válidas, la medida podría votarse en California en los comicios del próximo noviembre, coincidiendo con las elecciones presidenciales. De aprobarse un cambio en la constitución, todas las decisiones judiciales anteriores quedarían anuladas.

Noticias

anterior siguiente