Enlaces accesibilidad

España no sufrirá restricciones de arroz pero se encarecerá un 40%

       
  • La industria dice que el precio en origen ha crecido mucho sin casi repercutir al consumidor
  •    
  • La Federación de Arroceros de Sevilla dice que subir un 30% sería "especulación"
  •    
  • Los productores europeos esperan que el producto se encarezca

Por

Los productores de arroz y la industria del sector han descartado que se vaya a producir un desabastecimiento o restricciones a la venta de este cereal en España, pero algunas fuentes prevén un incremento de los precios de hasta un 40%.

El director de exportación de la empresa arrocera Herba, Salvador Loring, ha afirmado que los precios para el consumidor final pueden incrementarse entre un 30 y un 40% en 2008. En esto, según Loring, influirá el hecho de que el precio en origen en España ha subido entre un 20 y un 25% -e incluso a final de temporada se paga un 35% más-, además de porque debido a la sequía en Sevilla, la principal productora, se plantó la mitad.

El presidente de la Federación de Arroceros de Sevilla, Julián Borja, ha explicado que el incremento de los precios en origen es una situación que ya se produjo en la década de los 90 y que la tensión actual en los mercados internacionales de arroz se debe a "un movimiento de especulación y psicosis". Ha señalado que el arroz de la campaña de 2007 se ha vendido a 331 euros por tonelada, un 28% más que el de la campaña anterior.

A su juicio, un incremento del 30% en el precio final al consumidor "es una auténtica barbaridad" y, si se produjera, "sería una especulación de la industria". Sin embargo, desde Herba niegan que haya especulación, sino carencia de arroz nacional, y que la variedad redonda, la más consumida en España, ha subido un 40% respecto a 2006 en origen.

Fuentes del fabricante arrocero SOS han explicado que el aumento del precio final del arroz este año ha sido de un 13%, "muy por debajo de lo que ha subido el precio de la materia prima".

La reducción de la producción de arroz nacional se ha cubierto con importaciones, cuyo volumen se ha duplicado y cuyo precio se ha triplicado en los mercados internacionales en 2007, y suponen este año entre un 25 y un 30% del consumo, según Loring.

Ante la duda de cuál será la evolución del mercado, desde SOS se asegura que "habrá que esperar a septiembre, cuando llegue la nueva cosecha, para ver cómo evolucionarán los precios".

En cualquier caso, el sector descarta que se produzcan restricciones al consumo, como en el caso de la cadena estadounidense de distribución Wal-Mart. Fuentes de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) han señalado que "no es previsible una situación similar" y que el suministro está dentro de la normalidad.

Desde la empresa SOS se afirma que "las restricciones afectan sólo a determinados tipos de arroz procedentes de la India y el sudeste asiático" y que la decisión de Wal-Mart "se trata de un caso puntual".

Impacto en el resto de Europa

Este sentir de que las restricciones en EE.UU. no van a reproducirse también es extensible al resto de la UE, aunque los agricultores europeos sí esperan que este alimento se encarezca por limitaciones en los países exportadores.

Los racionamientos estadounidenses por el miedo a la escasez de existencias, "no deberían tener un impacto directo en la oferta comunitaria", pues la UE no compra arroz a EEUU para evitar que entren transgénicos", según han explicado fuentes del Copa-Cogeca (organizaciones agrarias y cooperativas europeas).

Sin embargo, los productores europeos advierten de que las limitaciones al suministro de arroz en los supermercados de EEUU se deben a factores como la decisión de Tailandia -el mayor exportador mundial- de restringir sus ventas exteriores de arroz, según las fuentes.

La UE no es autosuficiente en la producción de arroz, ya que consume más que cosecha. En general, según las mismas fuentes, el "cierre de las exportaciones tailandesas o de otros países, va a repercutir en un encarecimiento del arroz en el mercado europeo".

La UE produce el 66% del arroz que consume, con una cosecha de 2,7 millones de toneladas en 2006; las importaciones ascendieron a 739.000 toneladas ese año, mientras que las exportaciones alcanzaron las 154.000 toneladas, según datos de la dirección general de Agricultura de la Comisión Europea (CE).  España es el segundo productor arrocero de la UE, solamente superado por Italia (1,4 millones de toneladas); también se cultiva en Portugal (151.000), Grecia (154.000) o Francia (121.000).

Noticias

anterior siguiente