Enlaces accesibilidad
Tenis

Rumanía, China, Filipinas y Ecuador: ingredientes culturales del éxito de la británica Raducanu y la canadiense Fernández

  • Las dos sorprendentes finalistas del US Open tienen en común que sus padres son parejas mixtas de otros países
  • Esta fiesta tenística de la diversidad se celebra particularmente con la gastronomía de esas partes del mundo

Por
Leylah Fernandez (izq) y Emma Raducanu, con sus trofeos de sumcampeona y campeona del US Open, respectivamente
Leylah Fernandez (izquierda) y Emma Raducanu, tras la final del US Open. AFP

Este fin de semana, dos adolescentes han marcado un nuevo hito en el mundo del tenis al disputar la final del US Open, la británica Emma Raducanu y la canadiense Leylah Fernández.

Además de la juventud --ambas nacieron en el 2002-- y su extraordinaria progresión en la élite de este deporte, ambas tienen en común otros elementos en sus biografías tan anecdóticos para explicar su éxito como interesantes para conocer a esta generación de jugadoras.

Sus apellidos ya nos remiten a países diferentes de los de su nacionalidad.

Por empezar por la campeona, Raducanu es hija de padre rumano y madre de orígenes chinos.

Raducano, la última campeona adolescente

En sus apariciones públicas y en sus redes, la tenista revelación del año ha hecho guiños a esas dos culturas, sobre todo a la materna. Así, después de ganar el abierto estadounidense, mandó un mensaje en mandarín a los aficionados del gigante asiático.

En su perfil en Instagram, la primera persona que ha ganado uno de los cuatro grandes torneos empezando a jugar desde la fase clasificatoria, enumera las cuatro ciudades de su vida: Shenyang , Bucarest, Londres --donde vive-- y Toronto.

Y es que Emma Raducanu no nació en Reino Unido sino en Canadá... el país de su rival en el partido del sábado por el último Grand Slam del año, Leylah Annie Fernández.

La subcampeona también ilustra su bio con su diversidad de orígenes y las banderas del país norteamericano, junto a la de Ecuador, el país de su padre --el exfutbolista Jorge Fernández-- y la de Filipinas, donde tiene las raíces su madre. Además, presume de ser trinlingüe: según la WTA (organizadora del circuito femenino) habla inglés, español y francés --lengua cooficial en su Montreal natal--.

Ídolas

Y aún hay más, porque Fernández ahora vive en Florida, EE.UU., de forma que su desempeño en Flushing Meadows --donde se llevó por delante a tres grandes favoritas al título-- ha causado aún más sensación.

Aunque igualmente sus otras patrias han reivindicado este éxito, de forma particular con referencias gastronómicas. Así mientras la prensa ecuatoriana revela que le encanta la sopa de leche de su abuela, la filipina destaca su amor por los platos de Lolo, el término especial con el que se llama en ese país a un abuelo.

Por la otra parte, los medios de Rumanía también recuerdan las declaraciones de Raducanu en las que se calificó de "deliciosa" la comida tradicional que prepara su abuela. De su afición por la comida china no se ha dicho nada estos días, aunque se da por descontado habida cuenta de su condición de foodie.
 

Deportes

anterior siguiente