Enlaces accesibilidad
Tour de Francia 2021 | Etapa 11

Van Aert vence al Mont Ventoux en dos asaltos y Pogacar muestra signos de debilidad

Por

Tour 2021 | Van Aert gana tras la doble subida al Mont Ventoux

Wout Van Aert (Jumbo-Visma) se exhibió en el segundo ascenso al Mont Ventoux para ganar la etapa 11 del Tour de Francia. El belga enfrentó el doble paso por el Gigante de la Provenza desde la primera fuga y fue dejando rivales por las laderas del puerto para ser imparable en el descenso final. Elissonde y Mollema, los dos del Trek Segafredo, fueron segundo y tercero respectivamente.

En el pelotón,  el compañero de Van Aert, Jonas Vingegaard rompió la estrategia de los INEOS y dejó tirado a Tajdej Pogacar (UAE), que mostró signos de humanidad, aunque continúa siendo el líder indiscutido de la carrera. La fuerza del danés le sirvió para colocarse tercero en la general a 5'32" del esloveno. Segundo es Rigoberto Urán (Education First) a 5'18" y Pello Bilbao (Bahrain) logró entrar en el 'TOP 10'. 

#ElTourEnUnMinuto - Etapa 11

El temido Mont Ventoux fue el protagonista de la jornada, poniendo a prueba a los corredores con sus 1.910 metros de altura, que ya dejaron a Eddy Merckx sin aliento, a Chris Froome corriendo en busca de una nueva bicicleta y una trágica mancha en la historia del Tour de Francia con la muerte de Tom Simpson.

El Mont Ventoux, historia del Tour de Francia

Alaphilippe gana el primer asalto al Ventoux

En el primer ascenso al Ventoux, desde la vertiente de Sault, las prisas no quemaban a los corredores. Misión: no gastar demasiado antes de tiempo. El grupo perseguidor acabó fusionándose con la cabeza de carrera con 16 valientes que iniciaron la ascensión al Gigante de la Provenza y sus 22 kilómetros al 5,1% de pendiente media. Van Aert, la última esperanza de Jumbo-Visma, estaba entre ellos. Desde el pelotón, INEOS y UAE lideraban a los 'gallos de pelea'. 

En Chalet Reynard, el punto más duro del puerto a seis kilómetros de la cima, Geraint Thomas dejó de "remar" para INEOS y volvió hacia la parte trasera del pelotón mientras Alaphilippe se encontraba en su salsa dentro de la fuga. Sus opciones a ganar la etapa estaban muy vivas. El campeón del mundo fue el primero en entrar por el nublado pico del Ventoux para iniciar el descenso. 

La hora de la verdad

Con una bajada sin problemas llegó la hora de la verdad para los corredores: El segundo ascenso al Ventoux, por Bèdoin, inédito en el Tour de Francia. Los hombres de Trek Segafredo en cabeza de carrera fueron los primeros en mover ficha y los más perjudicados. Julien Bernard, que estuvo tirando de Kenny Elissonde, se apartó para que 'King Kenny' saltara en solitario. 

Van Aert reaccionó con un cambio de ritmo que dejó luchando en la montaña a Mollema y Alaphilippe, un pedaleo con el que alcanzó a Elissonde y un ataque que le dejó rodando en cabeza para asomarse a la cima del puerto a más de un minuto de diferencia con sus perseguidores. Tremendo derroche de actitud para un corredor que fue segundo en el 'sprint' final de este martes.

Sufriendo en el pelotón, Ben O'Connor, ganador en Tignes, y Miguel Ángel 'Superman' López. Enric Mas seguía dando el callo para luchar por estar en ese 'TOP 5' ante el ritmo que imponían los INEOS, que calentaron a fuego lento el cambio de ritmo de Richard Carapaz.

Vingegaard rompió toda la estrategia de los británicos con un ataque al que se enganchó Tadej Pogacar, el líder de la carrera, y dejó al ecuatoriano impotente. El de Jumbo-Visma forzó al líder de la carrera, que terminó cediendo en los últimos metros del Ventoux, para luchar por la segunda posición de la general, regalada por O'Connor. Pogacar rodaba muy forzado. 

Van Aert fue imparable en el descenso, permitiéndose el lujo de sonreír a cámara cuando aún quedaban 2 kilómetros para alcanzar Malaucène. La sonrisa era compartida por el Jumbo-Visma que logró su primera victoria del Tour tras los abandonos de Primoz Roglic y Tony Martin. 

Enric Mas no logró defender su sexta posición y desciende hasta la octava (a 7'11") en beneificio de Lutsenko y Keldermann. Sin embargo, aunque Pogacar sigue siendo el líder indiscutido de la carrera, el esloveno ya ha mostrado su primer signo de debilidad. El Tour de Francia no está, ni mucho menos, sentenciado. 

Van Aert: "Quizá sea la mejor victoria de mi carrera"

Deportes

anterior siguiente