Enlaces accesibilidad

Taekwondo

Un taekwondo muy bien matrimoniado

  • Raúl Martínez, con plaza olímpica asegurada para Tokio, se entrena con su esposa, Malen Bonilla, ya retirada
  • El ilicitano cambió la Residencia Blume de Madrid por Girona, donde la ex taekwondista tiene una residencia

Por
Raúl Martínez y Malen Bonilla, entrenando en su casa de Girona.
Raúl Martínez y Malen Bonilla, entrenando en su casa de Girona. RAÚL MARTÍNEZ

El Centro de Alto Rendimiento de Madrid es su cuartel general desde hace varias temporadas. Un afinado sistema colectivo de trabajo que, aliñado con las elevadas dotes de los deportistas y un compañerismo a prueba de bomba, ha permitido a la selección española de taekwondo ser un referente a nivel global.

España será uno de los tres únicos países, junto a Rusia y Corea del Sur, en contar, y presumir, de tres taekwondistas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Los madrileños Jesús Tortosa (menos de 58 kilos) y Javier Pérez Polo (menos de 68 kilos), y el ilicitano Raúl Martínez (menos de 80 kilos) tienen plaza asegurada para la gran cita polideportiva del año que viene. Será la primera vez en la historia que España compita en unos Juegos Olímpicos con tres chicos, la máxima cuota permitida.

Sin embargo, el escenario de confinamiento obligado y la imposibilidad ahora de entrenarse con el resto de miembros del grupo, por los parámetros sanitarios por el coronavirus y al ser, también, el taekwondo un deporte abiertamente de contacto, modificó el 'modus vivendi' de Raúl. La vía de escape fue fácil de tomar, al tratarse de un entorno conocido y muy agradable.

Raúl Martínez y Malen Bonilla se entrenan en Girona

Un CAR en casa

Malen Bonilla, hasta hace pocos años taekwondista de élite y con la que Raúl se casó el pasado mes de diciembre, dispone de una residencia en Girona y no se lo pensaron dos veces y ya hace varias semanas que siguen con su particular régimen de concentración en la zona norte de Catalunya.

Raúl Martínez y Malen Bonilla se entrenan juntos en Girona

Malen y Raúl son pareja desde hace 11 años, se conocen, como también saben que el taekwondo necesita, ante una situación sanitaria tan extrema como esta, tener un planing diario perfectamente agendado, con tres bloques de trabajo muy estructurados.

Así entrenan Raúl Martínez y Malen Bonilla

Raúl, que practica el taekwondo desde hace 20 años, selló el pasaporte a Tokio por ránking olímpico a principios del pasado mes de diciembre. Su plaza en el Makuhari Messe Hall, la sede olímpica, está amparada al cien por cien, al igual que las de Jesús Tortosa y Javier Pérez Polo.

Raúl Martínez tiene asegurada su plaza para Tokio

El taekwondo es sinónimo de medallas para España. Jesús, Javier y Raúl estarán en Tokio. Y los tres esperan que las dos chicas con opciones de clasificación consigan su billete en el Preolímpico continental, que fue suspendido en abril.

Deportes

anterior siguiente