Enlaces accesibilidad
Tenis | Final del Abierto de Australia

Djokovic logra su octavo título en Australia y recupera el número uno

  • El serbio ha vencido al austriaco Dominic Thiem por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4 en cuatro horas de partido 
  • 'Nole' ha culminado una espectacular remontada para sumar su decimoséptimo título de Grand Slam

Por
Novak Djokvic y Dominic Thiem posan con sus trofeos tras la final del Abierto de Australia 2020.
Novak Djokvic y Dominic Thiem posan con sus trofeos tras la final del Abierto de Australia 2020. EFE

El defensor del título se impuso a un combativo aspirante. El serbio Novak Djokovic ha logrado su octavo título en el Abierto de Australia por 4-6, 6-4, 6-2 y 3-6 y 4-6 en cuatro horas de partido tras vencer al asustriaco Dominic Thiem, lograr su decimoséptimo Grand Slam y recuperar el número uno del mundo desde este lunes.

[Narración de la final del Abierto de Australia]

No pudo el asutriaco romper la hegemonía del serbio en Australia y la del 'Big Three' en los Grand Slams -suma trece triunfos consecutivos desde el de Stan Wawrinka en el US Open de 2016 ante el serbio-  y se queda a las puertas de sumar su primer 'grande' después de dominar por 2-1 en el partido y pierde su tercera final de un 'grande' tras caer ante Rafa Nadal en Roland Garros en 2018 y 2019.

La final arrancó con un Djokovic arrollador para lograr una ventaja de tres juegos ante un Thiem que no acababa de entrar en pista. Fue solo un espejismo. El austriaco se repuso como un relámpago tras el 4-1 y logró igualar la manga anotándose tres juegos seguidos para elevar su nivel ante un Djokovic que tuvo paciencia para encajar la embestida del aspirante.

El serbio logró mantener su saque y colocar toda la presión en la raqueta del austriaco al que le tembló el pulso y perdió su servicio con una doble falta para ceder el primer set por 6-4 en cincuenta minutos de partido, debido en parte, al mayor acierto del número dos del mundo con los puntos ganados con el segundo servicio.

Thiem se puso por delante

La tensión iba por barrios y en el segundo set fue el serbio el que se encontró con un callejón sin salida con su segundo servicio cuando cometió una doble falta y cedió su saque ante un Thiem que no supo guardar el botín al desaprovechar una ventaja de 4-2 y ceder su servicio en el octavo juego para que el serbio igualara (4-4).

Dos violaciones de tiempo señaladas en el noveno penalizaron al serbio que cedió su servicio muy enfadado con el juez de silla al que tocó con la mano su zapatilla en tres ocasiones, lo que dio alas a un Thiem que no desaprovechó esta vez el regalo para poner un lacito a la segunda manga con su servicio y firmar el 6-4 con el que igualó el partido.

El incidente con el árbitro descentró a un Djokovic que perdió sus dos primeros servicios tras el descanso ante un Thiem que no perdía el foco y consolidó un doble break para impulsarse con un claro 4-0 la tercera manga ante un rival más errático de lo habitual cuando el reloj curzó la barrera de las dos horas de partido.

Había cedido Djokovic seis juegos consecutivos desde el incidente y no logró meterse nunca en el set para acabar cediendo por un contundente 6-2 y colocarse contra las cuerdas en una final que se le ponía muy cuesta arriba y en la que su lenguaje corporal mostraba síntomas de agotamiento tras recibir asistencia médica en dos ocasiones.

Reacción del serbio

Necesitaba una reacción el serbio y los consiguió tras un breve paso por los vestuarios cuando se mantuvo firme con el servicio mientras Thiem buscaba sofocar la pequeña rebelión del balcánico que no se resistía a ceder el trono en Melbourne a pesar de no mostrar el brillo de sus siete anteriores victorias.

El punto de inflexión para el balcánico fue con un break point en el octavo juego para colocarse con ventaja, finiquitar el cuarto set con su servicio (3-6) y llevar el choque al quinto y definitivo desenlace.

La escalada de Djokovic dejó estancado a Thiem que mandó fuera una derecha en el tercer juego para ceder su servicio y verse abajo en el marcador ante un Djokovic que veía acariciar el título por primera vez desde el primer set. Mostró paciencia y oficio para salvar dos bolas de rotura en el siguiente juego y confirmar su ventaja (1-3).

¡Cómo había cambiado el partido para un renacido Djokovic! No desaprovechó ya el balcánico la ventaja mostrando firmeza con su saque y cerrar la manga definitiva con un 4-6 y culminar una espectacular remontada.

Novak Djokovic suma su octavo título en Australia y el decimoséptimo Grand Slam de su carrera, para acercarse a Rafa Nadal que suma 19 y Roger Federer que lidera  con 20.

Deportes

anterior siguiente