Enlaces accesibilidad
Mundial de Natación 2019 | Waterpolo

De película: España gana a Croacia y jugará las dos finales de waterpolo

Por
España gana a Crocia, jugará la final del Mundial y estará en Tokio

Ficha técnica:

6 - España: Dani López Pinedo; Munárriz (1), De Toro (-), Larumbe (-), Fran Fernández (-), Felipe Perrone (1), Alex Bustos (-) -equipo inicial-, Granados (1p), Cabanas (-), Barroso (-), Tahull (1) y Mallarach (2).

5 - Croacia: Bijac; Fatovic (1), Jokovic (3, 1p), Vukicevic (-), Buslje (-), Vrlic (-), Xavi García (1) -equipo inicial-, Macan (-), Loncar (-), Benic (-), Milos (-) y Setka (-).

Árbitros: Stavridis (GRE) y Alexandrescu (RUM). Eliminados: Cabanas, Mallarach y Benic.

Parciales: 2-1, 2-1, 2-0 y 0-3.

 

La selección española masculina de waterpolo se ha clasificado para la final del Mundial de Gwangju tras imponerse a Croacia, la vigente campeona, por 6-5. La victoria, como en el caso del combinado femenino, llega además con el premio añadido de la clasificación directa para los Juegos de Tokio.

Ha sido un partido ganado por la defensa. En el primer cuarto pasaron más de cinco minutos de juego hasta que llegó el primer gol, obra de Felipe Perrone. España anotó el siguiente y en el último minuto Croacia redujo diferencias (2-1) por mediación de Maro Jokovic, todos en superioridad numérica.

En el segundo el guion fue prácticamente calcado. Los de David Martín vieron la puerta contraria dos veces y los balcánicos solo una casi al final (a manos del nacionalizado Xavi García). Lo cierto es que pudieron ser más si no llega a ser por las paradas de ambos porteros, especialmente Daniel Fernández Pinedo (78% de eficacia en la primera mitad).

Como si estuviera Atrapado en el tiempo, el equipo croata vio cómo el tercer cuarto seguía por la misma tónica. España marcó dos goles (uno de penalti y otro de Mallarach, el segundo en su cuenta) y el seleccionador de los arlequinados quiso sacarles de la pesadilla con un tiempo muerto y aprovechar las posibles debilidades de un rival que se quedó pronto sin dos jugadores (Cabanas y Bustos) por tres exclusiones.

Pero El Muro (Fernández Pinedo) fue esta vez completamente infranqueable y España entró en el último periodo con un 6-2, una ventaja que supo administrar. Como en cuartos ante Alemania, Jokovic hizo dos tantos y Crocia marcó el quinto a falta de solo unos segundos. Pero marcar el doble de goles en un cuarto que en los tres anteriores era Misión Imposible y la remontada no se consumó.

Como Italia y Hungría

Pablo Iglesias citó el lunes en el debate de investidura a Nanni Moretti, el director y actor italiano, en una escena de Abril. Mientras los diputados españoles resuelven su culebrón, los amantes del cine quizá hayan buscado un entretenimiento mejor en la filmografía de Moretti, que incluye Palombella rossa (Vaselina roja), una historia onírica que se desarrolla en pleno partido de la liga italiana de waterpolo.

Y de ensueño puede calificarse también el logro que este jueves ha protagonizado el waterpolo español, después de que la selección masculina haya seguido la senda de la femenina. Solo dos países habían conseguido jugar las dos finales en las 13 ediciones anteriores de estos campeonatos desde que se celebran en ambas categorías: en 2003, Italia, una nación donde el waterpolo encuentra su hueco hasta en la pantalla grande; y en 2005, Hungría, donde es deporte nacional.

La doble cita con la historia, curiosamente en un país sin ninguna tradición en esta disclipina como Corea del Sur, es este viernes con la final femenina entre España y la todopoderosa EE.UU.; y el sábado la masculina ante el ganador de la otra semifinal, que enfrentó a continuación precisamente a Hungría e Italia y que ganó esta (10-12).

Será la sexta final mundial que jueguen los españoles, la primera desde hace diez años, una “travesía en el desierto” —como la calificó Perrone esta semana— que en realidad ya había terminado en el Europeo del año pasado, en Barcelona, cuando logró la plata. Ahora España querrá dar otro paso y subir al cajón más alto, como en los Mundiales de 1998 y 2001, como en los Juegos de Atlanta 1996.

Deportes

anterior siguiente