Enlaces accesibilidad
Rally Dakar 2017

Carlos Sainz: "Voy al Dakar más preparado que nunca"

  • 'El Matador' acude al Dakar con el único objetivo de la victoria en coches
  • "La normativa FIA que afecta a las bridas del motor pueden ser determinantes"
  • "Si Marc Coma dice que será un Dakar duro, me pongo en lo peor"
  • Rally Dakar 2017 en directo, del 2 al 14 de enero en Teledeporte y RTVE.es

Por
Carlos Sainz: "El Dakar es una incógnita"

Carlos Sainz es uno de los pilotos más veteranos de entre todos los que tomarán la salida en el Dakar 2017 pero también es uno de los más rápidos —sino el que más— a la hora de conducir su coche. [Rally Dakar 2017 en directo, del 2 al 14 de enero en Teledeporte y RTVE.es]

Esta característica ha acompañado al ‘Matador’ desde que se pasara a los Raids y de ahí que asegure, a 6 días del pistoletazo de salida de la mítica carrera, que no va a especular con la estrategia para evitar abrir pista. "No es fácil hacerlo porque tú en carrera no sabes en qué posición vas o si vas a acabar ganando la etapa. Yo siempre voy a fondo y lo seguiremos haciendo".

Yo siempre voy a fondo

El piloto madrileño acude a la salida en Asunción de nuevo como uno de los favoritos, junto con sus compañeros en el equipo Peugeot (Peterhansel, Després y Loeb) y a los pilotos de Toyota (Nani Roma y Naser al Attiyah).

"Vamos muy animados tanto Lucas (Cruz, su copiloto) como yo. En las pruebas de esfuerzo que he hecho me han salido los mejores resultados que he tenido nunca. Esto no es garantía de nada porque el Dakar es una carrera de eliminación pero es para tener confianza”, explica.

"A mi hijo le encanta el Dakar, me hace mucha gracia porque se invierten un poco los papeles. Yo durante todo el año voy a sus carreras, le aconsejo y luego cuando llega al Dakar a lo mejor toma él el papel ese que tengo yo durante todo el año. Estoy seguro que disfruta viéndome disfrutar a mi", confesó.

Incertidumbre ante las consecuencias de la nueva normativa FIA

El dúo español rodará sobre el nuevo modelo 3008 DKR, un coche en el que "se ha trabajado mucho desde la edición de 2016 en mejorar su fiabilidad y las suspensiones".

Esta edición de 2017 será la primera diseñada por Marc Coma —cuando llegó a su puesto en ASO ya estaba diseñada la de 2016— y Sainz se pone "en lo peor". "Nosotros no sabemos los detalles del recorrido, tan solo tenemos pinceladas hasta el día antes de cada etapa en el que nos entregan el roadbook. Incluso con ello en la mano es difícil imaginar cómo se desarrollarán las circunstancias. Conozco a Marc y sé que si él dice que va a sorprender es porque lo va a ser, y mucho", argumenta.

Hay una cosa que preocupa a Carlos más que el recorrido y es una decisión de la FIA. Para igualar las fuerzas, los coches con dos ruedas motrices (los Peugeot) deben reducir un milímetro la brida limitadora del motor mientras que los coches de cuatro ruedas motrices (los Toyota) pueden aumentar dos milímetros su brida.

"Esto nos hace perder unos 20 caballos y a ellos ganar unos 60. Si Naser nos ganó en Marruecos sin aplicar siquiera esta nueva normativa… imagina. Somos el equipo favorito pero inmediatamente después está Toyota", asegura.

Por último, el piloto mostró a RTVE.es la ventaja de tener como compañeros a los franceses Després, Loeb y 'Monsieur Dakar' Peterhansel. "Cuando tienes en tu equipo a pilotos tan importantes es bueno porque al fin y al cabo son tu competencia y al menos sabes que van a tener el mismo coche que tú y no uno mucho mejor", concluyó.

Para Lucas Cruz va a ser clave la altitud

En este nuevo Dakar que arranca el día 2 de enero se atravesarán puntos geográficos que están por encima incluso de los 4.500 metros. Esto influirá porque "no es lo mismo pasear por esas altitud que competir a esas altitud", según Sainz.

Nadie sabe cómo va a reaccionar el cuerpo

Para el copiloto de Sainz, Lucas Cruz, será clave no ya solo por la conducción a esa altitud sino por el descanso en esas circunstancias. “Vamos a tener que rodar por allí a tope, no solo en traslados como en otros años. Además hay que dormir y descansar por encima de los 4.000. Eso puede ser determinante porque por muy preparado que vayas, nadie sabe cómo va a reaccionar el cuerpo", avisa.

Otra dificultad añadida está en los nuevos webpoints y en las restricciones del GPS. "No tendremos marcado el trazado que hemos hecho, tan solo el del último kilómetro recorrido por lo que será vital en determinados momentos ir más despacio para no fallar a la hora de pasar por los puntos obligatorios", concluyó.

Deportes

anterior siguiente
-->