Enlaces accesibilidad

Rafa Nadal - Novak Djokovic | Final Roland Garros

Rafa Nadal mantiene su reinado con un histórico noveno Roland Garros

  • Victoria del español frente al serbio Novak Djokovic 3-6, 7-5, 6-2 y 6-4
  • El balear domina París y alza su 14º Grand Slam, igualando a Sampras
  • Nadal mantiene el número uno y puede ampliar la ventaja en Wimbledon
  • "Deseo que ganes aquí alguna vez, porque te lo mereces", dice a 'Nole'
  • Datos y estadísticas del Nadal - Djokovic de la final de Roland Garros

Por
Nadal continúa forjando su leyenda en París

Rafa Nadal vence a Novak Djokovic 3-6, 7-5, 6-2 y 6-4 en la final de Roland Garros en tres horas y media. En su 42º partido, el duelo más repetido de la 'era Open', se deshace el empate en finales de Grand Slam, que hasta ahora eran tres para cada uno. [Datos del Nadal - Djokovic]

El español levanta el noveno título en París de los 14 'grandes' que acumula ya en su palmarés. Iguala a Pete Sampras y se queda a tres del récord absoluto que posee Roger Federer, con 17. Al que ya ha dejado atrás es a Bjon Borg, con cinco Roland Garros consecutivos frente a cuatro. A todos les supera siendo el único que gana nueve veces un mismo Grand Slam en la 'era Open'.

Rompe, además, una racha negativa ante el serbio, que le había ganado en las cuatro finales anteriores -Pekín, Londres, Miami y Roma-, amenazando con convertirse en la 'bestia negra' que fue en el año 2011.

El número uno del ránking se ve recortado, pero lo mantiene por lo menos hasta Wimbledon, donde espera sumar algún punto después de caer a las primeras de cambio en 2013.

Rafa rompió la racha de victorias en el duelo particular frente a 'Nole' y también otra estadística: en 35 ocasiones venció el que se apuntó el primer set, pero en esta final supo darle la vuelta al partido el de Manacor para apuntarse otros sets seguidos.

Un inicio intenso

Ambos demostraron desde el primer punto que el partido se iba a decidir por detalles. Se mostraron muy sólidos con sus respectivos saques y no fue hasta la tercera ocasión en que Djokovic pudo romper el servicio.

Fue gracias a que a Nadal le tardaron en entrar los 'drives' cambiados que tan buen resultado le dieron ante Murray. Después de salvar dos bolas de rotura en el octavo juego, a la tercera se le marchó una derecha paralela que parecía fácil. 'Break' para el serbio.

Tocaba romper la estadística de los 35 duelos mencionados, la del ganador del primer set. Había otra que decía que Nadal fue capaz de remontarle a Mariano Puerta en 2005 y Federer en 2006.

Y lo hizo confiando en su buen tenis. Lo hizo también, a pesar de que su forma de restar, a dos pasos de la línea, le perjudica ante Djokovic.

Pero Rafa sabe jugar de memoria ante un rival al que ya se ha encontrado en 42 ocasiones; y le ha ganado en 23.

Intercambio de roturas

Casi una hora de parcial puso en pie al público de la Philippe Chatrier en pie, coreando el nombre de "Rafa, Rafa". El manacorense se metió al público en el bolsillo merced a un tenis batallador.

Punto a punto fue igualando las estadísticas con Djokovic. La de roturas la consiguió empatar en el sexto juego, moviéndole y mandando por fin con su derecha. Sin embargo, la relajación de intensidad se reflejó en el siguiente con el 'contrabreak' del belgradense.

El partido auguraba ser largo y el set amenazaba con irse al 'tie break'. Pero en el undécimo juego un nuevo derechazo certificó la rotura y el set para Nadal.

Había ganado dos juegos seguidos para apuntarse el segundo set e igualar el partido, y el tercero lo encarriló con otros tres juegos consecutivos, cinco en total. La desventaja hizo reaccionar a Djokovic, que apretó en los siguientes servicios de Rafa.

En el séptimo juego del set, Nadal supo hacer frente al acoso de su rival y salvó la rotura, pero le costó diez minutos hacerlo. A partir de ahí, tan solo le bastaba mantener su saque, pero otro 'break' con 5-2 en el marcador le dio el parcial y la ocasión de empezar el siguiente sacando.

Nadal hace frente al cansancio

La manga definitiva comenzó después de una pausa en la que los tenistas aprovecharon para ir al vestuario. Después de un inicio de torneo frío, el calor y el cansancio hacían estragos.

Cada error podía ser fatal y con el cansancio acumulado podían aumentar peligrosamente. 'Nole' hizo un amago de arcada en el primer juego y Nadal se vino un poco abajo tras el sexto, aunque que logró una nueva rotura.

El 4-2 en el marcador era engañoso, pues Rafa empezaba a acusar el cansancio. Durante tres horas había corrido para devolver los intercambios y pelear por cada bola. Djokovic le obligaba a jugar profundo y le restaba siempre muy cerca de la línea.

Así llegó a continuación el 'contrabreak' y la amenaza de irse al desempate al final del set. Para las siete de la tarde se preveía la presencia de la lluvia, que podía aguar la fiesta.

Pero Nadal aguantó los siguientes saques y se llegó a un 5-4 que fue definitivo para la moral de Djokovic. El serbio se vino abajo y cedió el partido con una doble falta de impotencia.

La emoción de Rafa

Rafa Nadal celebraba su noveno Roland Garros entre lágrimas, pero no se olvidó de tener un gesto deportivo con Djokovic. "Deseo que ganes aquí alguna vez porque te lo mereces", dijo a Cedric Pioline en la entrevista y lo repitió en el discurso de entrega de trofeos.

"Habéis estado increíbles conmigo estos días y me habéis ayudado a ganar este noveno trofeo de Roland Garros. Esto es increíble", dijo el vencedor al público, que hizo la ola antes del último juego.

Se acordó igualmente de su equipo y su familia, "sin ellos todo esto no sería posible. En los buenos y en los malos momentos la familia y mi equipo ha estado siempre conmigo".

'Nole' le devolvió los parabienes dándole la "enhorabuena por el partido, ha sido increíble que ganes aquí por novena vez". El encargado de entregar la Copa de los Mosqueteros fue el anterior 'Rey' de Roland Garros. Nadal recibió de Borg un nuevo título para agrandar su leyenda.

Deportes

anterior siguiente