Enlaces accesibilidad

Champions | AC Milan 2-3 FC Barcelona

El Barça reafirma su liderato en San Siro (2-3)

  • El equipo de Guardiola sentencia el pase a octavos como primero de grupo
  • Van Bommel en propia puerta, Messi y Xavi marcaron para los culés
  • Ibra y Boateng hicieron los goles 'rossoneros' en un intenso choque en San Siro
  • Grupo H | Así te hemos contado el AC Milan 2-3 FC Barcelona

Por
El Barcelona se crece en Milán

Ficha del partido:

2. Milan: Abbiati; Zambrotta, Nesta (Bonera, min.66), Abate, Thiago; Van Bommel (Nocerino, min.72), Seedorf, Aquilani, Boateng; Ibrahimovic y Robinho (Pato, min.46).

3. Barcelona: Valdés; Puyol, Mascherano, Abidal; Busquets, Xavi, Thiago (Dos Santos, min.90+), Keita, Cesc Fàbregas (Pedro, min.80); Villa (Alexis, min.67) y Messi.

Goles: 0-1, min.14: Van Bommel (p.p.). 1-1, min.20: Ibrahimovic. 1-2, min.29: Messi (p). 2-2, min.54: Boateng. 2-3, min.63: Xavi.

Árbitro: Wolfgang Stark, de Alemania. Mostró cartulina amarilla a Aquilani (min.24), Nesta (min.30), Mesi (min.31), Van Bommel (min.34), Puyol (min.43), Abidal (min.45+), Mascherano (min.85) y Zambrotta (min.86).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada del grupo H de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Giuseppe Meazza de Milan, ante 85.000 aficionados.

Misión cumplida. El Barcelona ha sumado tres puntos definitivos en la lucha por el primer puesto del Grupo H con el AC Milan, que planteó un intenso partido al equipo azulgrana, pero acabó cayendo derrotado en un 2-3 cargado de tensión, futbol y buenos goles. [Así te hemos contado el AC Milan 2-3 FC Barcelona]

Dada la escasa entidad de sus compañeros de grupo, el choque en San Siro se presentó como el definitivo en la lucha por el liderato del grupo. El Barça, líder, llegó al estadio milanista con la intención de sentenciar definitivamente la primera fase de la Champions, para centrarse en un diciembre crucial para los culés, con el clásico y el Mundialito a la vista.

Más urgencias presentaba el Milan, que tenía ante sí su gran oportunidad de dar un golpe sobre la mesa en la máxima competición continental. Una victoria en casa ante el vigente campeón le hubiera colocado de líder y habría supuesto una gran dosis de optimismo para los de Allegri, que saltaron al verde de San Siro dificultando mucho la salida de balón azulgrana.

El Barcelona, con una línea de tres en defensa, no lo pasó bien con el potencial atacante de su rival, en el que el exculé Ibrahimovic partía como punta de lanza, acompañado de Robinho y Boateng. Sin embargo, la fuerza de vanguardia 'rossonera' no fue acompañada por su retaguardia, donde el Barcelona ganaba en velocidad a la lenta defensa local.

Precisamente un fallo de Van Bommel encendió el marcador a favor del Barcelona. Messi abrió el balón para Keita y éste mandó un peligroso pase que Van Bommel envió a la red, ante un Xavi que esperaba el esférico para anotar el primer tanto azulgrana.

El Milan encajó bien el golpe y se lanzó sin demora en busca del empate. A punto estuvo de lograrlo Robinho pero, inexplicablemente, el brasileño mandó a las nubes un 'centro-chut' de Boateng tras una gran jugada de Ibrahimovic, el estandarte del ataque milanista. Atravesaba sus mejores momentos el sueco, que un minuto después baitó a Valdés un gran pase del incombustible Seedorf.

Doble penalti de Messi y maravilla de Boateng

El duelo no tenía descanso y el Barcelona recogió el guante. Emulando a Robinho, Lionel Messi estrelló contra la madera un gol cantado, a pase de Cesc Fábregas. Pero el equipo culé insistió y volvió a ponerse por delante en un polémico penalti sobre Xavi Hernández. El de Terrassa entró con fuerza en el área desde segunda línea y fue desequilibrado por Aquilani. Penalti para el Barça y amarilla para Nesta.

Aunque el defensa italiano no había participado en la jugada, fue el primero en protestar la decisión arbitral y se ganó una amarilla que podría haber recibido el exjugador del Liverpool, que ya sumaba una en su haber. Sin más, la pena máxima fue ejecutada con éxito por Messi en dos ocasiones. La primera, con 'paradinha' antireglamentaria, fue invalidada. La segunda, fuerte y al lateral, subió el segundo tanto al luminoso.

A un cuarto de hora del final de la primera mitad, el Barça apretó en busca de la sentencia pero un Villa poco acertado desperdició las mejores ocasiones de su equipo, que aguantó las contras del Milan, que protestó airadamente la detención por parte del árbitro de una jugada peligrosa con Keita tendido en el césped.

El partido, sin cambios, se marchó a los vestuarios, donde se quedó Robinho, para dejar su lugar a Pato. El Milan necesitaba, al menos, un empate para seguir soñando con el liderato. Pero el Barça arrancó con fuerza, buscando a Messi y Villa, pero de nuevo sin acierto ante Abbiati. Y en pleno huracán culé, Boateng se inventó un autopase de tacón antológico y un fuerte disparo que no pudo detener Valdés.

El 2-2 volvió a animar el encuentro, Villa erró de nuevo otra ocasión y la conexión Messi-Xavi volvió a funcionar. Diez minutos después del empate, en el 63', Xavi volvió a meterse directo al área y el argentino le asistió para que marcara el gol de la victoria. Los 'bajitos' volvían a liarla, aunque con los papeles cambiados.

El Barcelona rozó el cuarto pero no terminó de rematar a un Milan cada vez más cansado, que dispuso de llegadas peligrosas en la recta final del encuentro, pero que no pudo fructificar, viendo como se alejaba el liderato camino de Barcelona. El equipo de Guardiola había firmado una victoria vital que le mete en octavos con el liderato en el bolsillo.

Deportes

anterior siguiente