Enlaces accesibilidad

El ciclista Riccò, otro posible caso de dopaje

  • Riccò habría confesado a un médico haberse realizado una autotransfusión
  • El italiano ingresó en un hospital el pasado domingo con problemas renales
  • Riccò sería reincidente, pues ya fue sancionado en 2008 por consumo de EPO

Por
Riccò, otro posible caso de dopaje

El Comité olímpico italiano (CONI) ha decidido abrir un proceso disciplinario por dopaje al ciclista Riccardo Riccò, según una información aparecida en el diario italiano la Gazzetta dello Sport, y que ha sido confirmada por la justicia.

Riccò habría confesado a un doctor, al que alude el diario italiano sin citar su nombre, haberse realizado una autotransfusión sanguínea que conservaba en el frigorífico de su casa desde hacía 25 días.

Dicha confesión habría sido hecha en presencia de su compañera. Las malas condiciones de conservación de la sangre autotransfundida sería la causa de que Riccò fuera hospitalizado el pasado domingo , aquejado de bloqueo renal. El ciclista fue ingresado en Módena en un primer momento y posteriormente trasladado al hospital de Pavullo, donde el corredor habría hecho su revelación al doctor.

El corredor será investigado

El procurador Vito Zincani ha confirmado la versión del diario deportivo y la justicia de Módena ha abierto una investigación, en espera de conocer los primeros exámenes realizados por el hospital de Pavullo. "Solo tras haber recibido los resultados podremos emitir hipótesis sobre una violación de la ley antidopaje", ha declarado Zincani.

El CONI ya ha anunciado la apertura de la investigación, tras las primeras informaciones periodísticas. Riccò, que tiene 27 años y milita en el Vacansoleil, se arriesga a una pena de entre tres meses y tres años de prisión. Al ser reincidente la sanción deportiva podría ser a perpetuidad.

El equipo ciclista holandés Vacansoleil ha declarado que abrirá una investigación respecto a la supuesta autotransfusión atribuida Riccò, según ha explicado este martes en un comunicado. En él considera como "un rumor" la información aparecida en la prensa italiana y que esperará a conocer datos más exactos para proceder.

Según pasan las horas, se suceden las reacciones en Italia. Así, el seleccionador Paolo Bettini ha declarado que "Lo que ha hecho Riccò es muy grave por varias razones. Ha jugado con la muerte y consigo mismo. Su vida le pertenece, pero lo que ha hecho ofende a la familia de Aldo Sassi", en referencia al entrenador fallecido este invierno y que tendió una mano a Riccò en sus últimos meses de vida. "Sangre en su casa, es una locura", ha dicho Bettini.

Riccardo Riccò ya fue excluido del Tour 2008, tras haber dado positivo por consumo de EPO. Volvió a la competición en marzo de 2010, después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) redujera en 4 meses la sanción impuesta en un principio y la dejara en 20 meses.

Deportes

anterior siguiente