Enlaces accesibilidad

Edurne y Miss Oh, dos mujeres con un mismo objetivo

Por

Ambas son mujeres, solteras, sin hijos y con un único y claro objetivo: subir la cumbre del único ochomil que les falta en su carrera. A la española Edurne Pasaban sólo le resta el Shisha Pangma, que podría intentar atacar a finales de esta misma semana. A la coreana Oh Eun-Sun le falta el Annapurna, donde pretende hacer cumbre también el martes o miércoles de esta semana. Sólo una se llevará la gloria de convertirse en la primera mujer que pisa la cumbre de las 14 monotañas de más de ochomil metros del planeta.

Edurne Pasabán (Tolosa, 1973), no creció soñando en convertirse en alpinista profesional, pero la montaña la mamó desde bien pequeñita. Empezó a escalar a los 15 años con su primo Asier, y en 2001 hizo su primera expedición a un 8.000: el Everest. Luego vinieron el Makalu, el Lhotse y los dos Gasherbrums y para cuando Edurne ya tenía un nombre en el mundo del himalayismo ella ya empezaba a pensar en recopilarlos todos, los 14.

En 2004 Edurne se sumó a Al Filo de lo imposible para ascender al K2, la montaña más peligrosa de todas, y a punto estuvo de costarle la vida. La montañera bajó con dos dedos de los pipes congelados ¿que tuvieron que amputarle después- y una depresión que a punto estuvo de hacerle replantear su vida. Pero Edurne se recuperó y volvió a las montañas que son su vida. En 2005 escaló el Nanga Parbat, y luego el Dhaulaguiri, el Broad Peak, el Manaslu y en 2008 el Kangchenjunga. Con el Annapurna de hace sólo una semana suman 13, ya sólo le queda uno: el Shisha, la montaña que más se le ha resistido a Edurne pero que puede reportarle la mayor de sus satisfacciones: completar los 14.

Oh eun Sun (Naumon, Corea del Sur, 1966) subió el primero de sus ochomiles en 1997, el Gasherbrum II, y algunos años después hizo lo mismo con el Everest y el Shisha Pangma, pero no fue hasta 2007 cuando empezó a plantearse cumpletar la lista de los 14 picos más altos. Ese mismo año se quitó de encima el Cho Oyu y el K2, y en 2008 hizo una temporada fantástica en la que logró subir cuatro picos de más de ocho mil metros.

Lo mismo hizo en 2009, año en el que junto al polémico Kangchenjunga también subió al Dhaulaghiri, al Nanga Parbat y al Gasherbrum I. Ahora, sólo el Annapurna se interpone entre ella y el reto de ser la primera mujer en pisar los 14 ochomiles... si Miss Hawley le da la razón.

Deportes

anterior siguiente