Enlaces accesibilidad

España remonta ante Australia y luchará por el oro

       
  • Un gol de Santi Freixa a falta de dos minutos ha supuesto el pase a la final (3-2)
  •    
  • Australia llegó a ganar por 2 a 0 y pagó su falta de ambición
  •    
  • Los españoles se jugarán el oro contra Alemania, campeona del mundo

Por
España se jugará el oro contra alemania
Doce años después de alcanzar la plata en Atlanta, la selección masculina de hockey hierba jugará su segunda final olímpica tras una heroica remontada frente a Australia, su verdugo en las semifinales de Atenas 2004, a la que ha superado por juego y ambición por 3 tantos a 2. Los españoles, que han segurado ya la medalla de plata, se jugarán el oro con Alemania, actual campeona del mundo.

Los jugadores que dirige el holandés Maurits Hendriks han hecho gala de madurez, remontando el 2-0 en contra con el que los australianos habían castigado dos errores aislados en defensa, y han logrado darle la vuelta la marcador a base de calidad, apoyados una vez más en el excepcional trío atacante que forman Pol Amat, Santi Freixa y Edi Tubau.

El partido, sin embargo, no podía empezar de peor manera para los españoles: con apenas un minuto de juego, Des Abott desviaba un tiro lejanísimo y alojaba la pelota en la portería española, ante la estupefacción de Kiko Cortés, el guardameta español.

A remolque

El destino parecía abocar al combinado español, que hasta ahora nunca había ganado a Australia en un torneo olímpico, a una nueva derrota. Sin embargo, los españoles afrontaron la desventaja con tranquilidad y buscaron con insitencia la portería contraria.

Así, poco después disponían de tres penaltis-corner consecutivos, obligando a lucirse al portero aussie, Stephen Lambert.  Poco después, una jugada personal de Santi Freixa estuvo a punto de acabar en gol, pero la defensa australiana consiguió despejar.

Los australianos trataban de soltar contraataques, pero España se mostraba firme en defensa. Para lo demás estaba Kiko Cortés, que salvó al equipo en el primer penalti corner en contra y en una doble ocasión de Abott.

Hasta el minuto 24 no parecieron de verdad los cracks españoles, con una internada de Pol Amat, que ganó la lína de fondo australiana y centró hacia atrás, sin que Tubau pudiera pincharla. Un minuto después, un excelente revés de Eduard Arbos obligó a estirarse a Lambert, que detuvo el lanzamiento cuando ya se cantaba el tanto.

Las llegadas de España era más claras, más incisivas, pero sin éxito, lo que permitió a los australianos estirar el campo, sacudiéndose la presión. A punto de finalizar la primera mitad, una gran jugada individual de Tubau se convirtió en la ocasión más clara: con el portero ya batido, Ockenden sacó bajo palos.

España remonta

España se iba al descanso con la sensación de jugar mejor, pese a ir perdiendo, Pero un nuevo fallo de concentración al inicio de la segunda parte, unido a una fenomenal combinación aussie, permitía a Ockendan marcar a placer y abrir hueco en el marcador.

El 2-0 obligaba a España a la épica, aunque la reacción llegó pronto: en una embarullada jugada, los españoles remataron hasta tres veces y, en la última, Tubau finalizó con una vaselina espectacular.

Empezó entonces el show de Pol Amat, que se marcó un par de excelentes carreras por la izquierda que hicieron mucho daño a los defensas australianos. En el minuto ocho de la segunda mitad, una de esas internadas acababa en el cuarto penalti corner a favor. Lambert consiguió a sacar el primer disparo, pero el rechace le llegó a Amat, que sirvió a Tubau para el empate.

Freixa sentencia

El partido empezaba de nuevo, con los españoles reforzados tras la remontada y los aussies algo desconcertados. España, no obstante, bajó el ritmo, después de todo el partido luchando contra la corriente.

Los de Hendricks, pese a todo, mantuvieron la iniciativa y gozaron de ocasiones, sobre todo un uno contra uno de Amat contra Lambert en la que se pidió penalti corner, pese a que pareció que el guardameta tocaba la pelota.

Australia, en ese momento, se dio cuenta de que tenía que jugar, después de permanecer agazapada todo el partido. Los australianos tuvieron un par de buenas ocasiones, impulsados por el empuje de Brooks, aunque los españoles salvaron las dificultades, al tiempo que trababan de contragolpear.

A falta de tres minutos, una gran jugada de Tubau en el área se sancionó con penalti corner; era el quinto a favor de España por solo uno en contra. Y a la quinta fue la vencida: Santi Freixa lo estrelló contra Hammond, y en la repetición, el especialista español no falló, marcando el gol que vale una final olímpica.

Deportes

anterior siguiente