Enlaces accesibilidad

Discreto debut de la selección femenina de baloncesto que sucumbe ante el equipo anfitrión

  • El equipo liderado por Amaya Valdemoro cae 64-67
  • El combinado español se ha mostrado muy flojo frente a las anfitrionas
  • Las imprecisiones por los nervios al final del encuentro, culpables de la derrota
  • Alba Torrent y Ana Montañana, las mejores en el debut en los Juegos

Por
El seleccionador felicita a Alba Torrens y Anna Montañana durante el partido.
El seleccionador felicita a Alba Torrens y Anna Montañana durante el partido. EFE EFE
La selección española femenina de baloncesto ha ofrecido una imagen muy discreta en su estreno en los Juegos Olímpicos de Pekín, perdiendo ante la anfitriona China (64-67) en un partido muy discreto en el que nunca estuvieron por delante en el marcador.

España, que afronta su tercera cita olímpica, con la ilusión de alcanzar las semifinales por primera vez en la historia, ha tenido un debut aciago en la cita en un partido en el que comenzó mal, trató de enderezar el rumbo en varias ocasiones, pero no lo ha encontrado en ningún momento y ha acabado pagándolo por su irregularidad. Los príncipes de Asturias han animado desde las gradas a las jugadoras españolas.

Sólo la joven Alba Torrens, que ha anotado 20 puntos, ha brillado, mientras que Ana Montañana, con 11 puntos y siete rebotes, ha sido la otra única que mantuvo el tipo en el equipo nacional, que ha echado en falta el trabajo de algunas de sus principales estrellas.

Un flojo inicio; muchas imprecisiones al final

El panorama se ha puesto negro desde el inicio, con un parcial en contra de 0-9 y tres minutos sin anotar, lo que obligó a las españolas a realizar un esfuerzo extra para ir recortando la diferencia, lo que se consiguió al filo del descanso gracias a un triple de Amaya Valdemoro (que se quedó en cinco puntos en el partido) (13-13) y una canasta de Elisa Aguilar (15-15).

Esos dos han sido los únicos momentos del choque en los que España no ha ido por debajo, ya que peor han ido las cosas en el segundo cuarto, donde los sólo nueve puntos conseguidos por las nacionales dejaron la desventaja en 13 puntos al descanso (24-37) y muy complicada la situación.

Similar se ha mantenido la tercera manga, con España tratando de mantenerse en el choque, pero China muy centrada y concienciada regulando distancias y superioridad (39-52), aunque han iniciado el último cuarto con todo por decidir (44-52), pero no han sido capaces más que de acercarse a tres, con un lanzamiento triple final alejado de Valdemoro que no entró.

La derrota puede ser un mazazo para las de Evaristo Pérez, que en su segundo partido del lunes -3.00 hora española- no tendrán margen de error si quieren mantener sus aspiraciones de conseguir una buena plaza en los cuartos de final.

Deportes

anterior siguiente