arriba Ir arriba

La Guardia Civil ha detenido a 15 personas en Barcelona y en su área de influencia y ha dado por desarticulada una organización dedicada al narcotráfico que usaba a jubilados y desempleados para que recogieran paquetes con cocaína que llegaban a España de Argentina y de la República Dominicana.

Según ha informado la Guardia Civil, entre los detenidos en la denominada Operación Ventalle hay un anciano de 82 años y se han incautado de casi cinco kilos de cocaína, que era enviada a través de pequeños paquetes postales para que fueran recogidos en las oficinas de correos por personas jubiladas o desempleados con escasos recursos económicos.

La Policía ha requisado 2.500 kilos de cocaína a la vez que la Guardia Civil ha detenido en Málaga al líder de la banda colombiana de narcotraficantes. Los agentes han esperado a que los contenedores cargados de bananas, donde se encontraba oculta la droga, fueran retirados del Puerto de Constanza para detener a los miembros de la banda. Este alijo se encuentra unido a otro de 1 tonelada encontrado hace un año, lo que hace sospechar que los narcos colombianos están utilizando la llamada ruta del Mediterráneo Oriental, abierta hace unos años para introducir hachís en Europa.

La Guardia Civil ha detenido a 94 integrantes de una red internacional de tráfico de drogas y blanqueo de capitales en el marco de la operación Iron Belt, que se ha realizado en Madrid, Burgos, Segovia y Mallorca, donde este viernes se ha llevado a cabo la parte final del operativo.

El instituto armado ha informado en una nota de prensa de que, desde el inicio de la operación en mayo, se han practicado 115 registros domiciliarios, se han incautado 17 kilos de cocaína10 kilos de sustancia de corte, 2 de metanfetamina, 45 de hachís, 6 armas de fuego, 12 vehículos de alta gama y 300.000 euros en efectivo.

Además, se ha procedido al bloqueo de 127 productos y cuentas bancarias, al haberse detectado transferencias de importantes cantidades de dinero a paraísos fiscales fuera de la Unión Europea.

La investigación de la operación comenzó hace 17 meses y las primeras detenciones se realizaron en Baleares en mayo pasado, mientras que hoy se han detenido a unas 40 personas en Mallorca y se han realizado 42 registros domiciliarios en las localidades de Son Banya, Coll d'en Rabassa, Llucmajor, Sant Jordi, S'Aranjassa, Palma y Alcúdia.

En el operativo, que ha comenzado a las 5.30 horas de hoy, han participado unos 300 agentes de distintas unidades de la Guardia Civil, en lo que supone "la explotación final" de la operación Iron Belt, llevada a cabo al comprobar que la organización intentaba aumentar la importación de sustancias estupefacientes a Baleares.

La Guardia Civil señala que la investigación continúa abierta, por lo que no descarta nuevas detenciones.