Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los salvadoreños acuden este domingo a las urnas para elegir al que será su nuevo presidente en los próximos 5 años. Más de 5,2 ciudadanos están convocados a votar en los comicios presidenciales, sextas elecciones desde que finalizó la guerra civil (1980-1992), que se celebrarán bajo un fuerte dispositivo de seguridad, integrado por 23.300 policías. El exalcalde de San Salvador Nayib Bukele (2015-2018) se perfila como el ganador de las elecciones, según diversas encuestas. El empresario Carlos Calleja se sitúa segundo en las encuestas de intención de voto.

En Portada viaja a El Salvador, uno de los 19 países del mundo que prohíbe el aborto, sin admitir supuesto alguno, y aplica además la legislación con dureza. En no pocas ocasiones desemboca en condenas largas, cuestionables e injustas.
De la mano de Teodora Vázquez, que estuvo 10 años en prisión por sufrir un parto extra hospitalario, y otras mujeres, los espectadores descubrirán la desprotección de las mujeres en ese país.
La gran paradoja, como la de Teodora, es que el aborto está castigado con hasta ocho años de cárcel, pero muchas mujeres están prisión, con penas de 30 años, acusadas de homicidio agravado tras haber sufrido una emergencia obstétrica sin atención médica.

2018 marca un antes y un después en el movimiento feminista, diverso pero unido por un grito comùn contra la violencia de género. Recordamos algunos de los momentos clave en nuestro país con nuestra compañera Marta Curiel. Miramos a Centroamérica, en concreto, a El Salvador, donde la justicia parece cambiar de criterio en materia de delitos relacionados con el aborto, como nos cuenta la destacada feminista Morena Herrera. 

La joven salvadoreña Imelda Cortez ha sido declarada inocente de un delito de homicidio por abortar tras ser violada por su padrastro tras cambiar la acusación a un delito de abandono y desamparo. La joven ha pasado un año y siete meses en la cárcel y ahora deberá recuperarse de las secuelas psicológicas. El Salvador es uno de los países más duros del mundo contra el aborto, que condena la interrupción del embarazo con penas de hasta 35 años de cárcel. 

Estados Unidos destinó el año pasado más de 60 millones de euros al combate de las Maras en El Salvador. Parte de ese dinero fue a parar, según la CNN, a las Fuerzas Especializadas de Reacción, las FES, un cuerpo de elite acusado de ejectutar extrajudicialmente a presuntos pandilleros. Una especie de escuadrón de la muerte, integrado por policías y militares, que mató a 43 de ellos, solo en los seis primeros meses de 2017. No son casos aislados, existe un patrón de comportamiento en la policía, amparado por la impunidad de la que goza. Lo dice un informe que va a publicar la ONU y al que también ha tenido acceso la cadena estadounidense.

El Gobierno de El Salvador ha indultado a Teodora Vásquez, condenada a 30 años de prisión por homicidio agravado al dar a luz un bebé muerto, en uno de los países que prohíben totalmente el aborto. La decisión ha sido tomada poco más de dos meses después de que su condena, dictada en 2008, fuera ratificada. Vásquez ha salido de la cárcel tras diez años en prisión pero hay más de una veintena de mujeres salvadoreñas en cárceles por abortar. La ONU ha pedido que despenalice la interrupción voluntaria del embarazo.

El Gobierno de Donald Trump ha revocado el permiso de residencia temporal de 195.000 salvadoreños que viven y trabajan de forma legal en Estados Unidos, a los que da 18 meses para abandonar el país. Esta medida llega pocos meses después de haber hecho lo mismo con más de 61.000 haitianos y nicaragüenses. (09/01/2018)

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha avalado la extradición a España del excoronel y exviceministro de Defensa salvadoreño Inocente Montano, acusado de asesinar a cinco jesuitas españoles, entre ellos Ignacio Ellacuría, durante la guerra civil de El Salvador (1980-1992). El veredicto final lo ha emitido el presidente del Alto Tribunal, John Roberts que, sin ofrecer detalles, ha rechazado un recurso de la defensa de Montano, que consideraba que la extradición a España puede "resultar en la muerte" de su cliente debido a su avanzada edad, de 74 años, y debido a las múltiples enfermedades que sufre, ente las que incluía diabetes y cáncer de vejiga.