arriba Ir arriba

Empezamos en Buenos Aires para ver cómo evoluciona la cumbre del G20 y el ambiente que hay en las calles. También pasamos por México, donde mañana empieza el primer gobierno de izquierdas desde donde alcanza la memoria de la mayoría. Intentamos comprender las investigaciones que acusan a la ONU de ocultar las violaciones de derechos humanos del Gobierno de la República Democrática del Congo, y acabamos pensando en La Habana y su quinto centenario que se celebrará el año que viene. 

Pedro Sánchez se ha convertido esta semana en el primer presidente del Gobierno español que visita oficialmente Cuba en tres décadas. Informe Semanal también ha viajado a la isla para analizar el estado de las relaciones hispanocubanas y comprobar qué queda de España en la que fue su última colonia americana, 120 años después del cataclismo nacional que supuso la pérdida de la joya del Caribe. España, con 250 empresas radicadas en la isla, es el tercer socio comercial de Cuba y el primero europeo.

Las voces disidentes en Cuba consideran que la visita de Pedro Sánchez debería dar lugar a encuentros con otros sectores políticos para lograr la apertura. Las preocupaciones de los cubanos siguen siendo más económicas que politicas y, en el caso de los jóvenes, tener más acceso de lo que sucede en el mundo y más oportunidades para desarrollar sus iniciativas profesionales.

Por Cuba han pasado cuatro millones de turistas este año y las empresas españolas eocupan una posición privilegiada en el sector gestionando el 70% de las plazas hoteleras. 

Las reformas económicas avanzan a un ritmo muy lento y la futura Constitución, que será aprobada el próximo año, ratifica el importante papel de la inversión extranjera.  La asociación de empresarios españoles en La Habana se sentía abandonada porque llevaban más de tres décadas sin una presencia institucional que se preocupase por sus intereses.

Los Gobiernos español y cubano han firmado este jueves en La Habana (madrugada del viernes en España) un memorando de consultas políticas que, según fuentes del Gobierno español, recoge específicamente la posibilidad de hablar sobre derechos humanos.

En una breve ceremonia presidida por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y el español, Pedro Sánchez, el acuerdo lo han firmado los ministros de Exteriores de los dos países, el español Josep Borrell y el cubano Bruno Rodríguez, y supone la creación de un mecanismo de consultas estructurado y permanente.

El Palacio de la Moncloa ha explicado después en un comunicado que se trata del primer memorando de este tipo que Cuba adopta con un país, y que "demuestra la disposición de España a contribuir activamente en el proceso de reformas mediante programas de asesoramiento y asistencia técnica".

Rafael Rojas, escritor, ensayista cubano y autor de destacadas obras sobre la vida intelectual y política de Latinoamérica y de Cuba, ha hablado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso sobre la visita de Pedro Sánchez a la isla, la primera de un presidente español en 32 años. Entre otras cosas, ha rechazado que la apertura económica en la isla sea un indicio de la esperada apertura política.

"La figura de Miguel Díaz-Canel -ha subrayado- puede prestarse para una interpretación automática de que la apertura económica implica una renovación politica, pero recordemos que estamos justo en este momento en un proceso constituyente en Cuba. En febrero del año próximo se tendrá lista una nueva constitución; esa nueva constitución está en medio de un debate, pero el anteproyecto, por lo menos el que se está discutiendo ahora, tiene elementos claramente autoritarios".

Los Gobiernos español y cubano han firmado este jueves en La Habana (madrugada del viernes en España) un memorando de consultas políticas que, según fuentes del Gobierno español, recoge específicamente la posibilidad de hablar sobre derechos humanos.

En una breve ceremonia presidida por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y el español, Pedro Sánchez, el acuerdo lo han firmado los ministros de Exteriores de los dos países, el español Josep Borrell y el cubano Bruno Rodríguez, y supone la creación de un mecanismo de consultas estructurado y permanente.

El Palacio de la Moncloa ha explicado después en un comunicado que se trata del primer memorando de este tipo que Cuba adopta con un país, y que "demuestra la disposición de España a contribuir activamente en el proceso de reformas mediante programas de asesoramiento y asistencia técnica".

Más de 100.000 cubanos han obtenido en la última década la nacionalidad española gracias a la Ley de Nietos. Son los llamados ‘cubañoles’. Para ellos, la primera visita oficial de un presidente español en 32 años viene cargada de expectativas, entre ellas, que las relaciones entre España y Cuba sean tan fuertes como los vínculos de sangre entre sus dos pueblos.

Sagrario García-Mascaraque, corresponsal de TVE en Cuba, nos cuenta en claves qué Cuba le espera al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, en su primera visita oficial al pais caribeño.

La visita del presidente español a la isla es la primera de un jefe de estado español en tres décadas. Sánchez se va a encontrar en 2018 un país sin ningún Castro al frente de la presidencia. Además, Cuba está inmersa en una reforma económica en la que hay 600 mil autónomos y se espera una reforma de la Constitución para febrero de 2019.

La visita de Pedro Sánchez a Cuba es vista por muchos empresarios españoles establecidos en la isla como una oportunidad para agilizar trámites y procesos. 

España es el país con más empresas mixtas y sucursales en la isla, en torno a las 250. Entre todos los sectores, destacan el turismo y los servicios. Desde el año pasado, es el segundo proveedor de Cuba, solo por detrás de China.