arriba Ir arriba

El Partido Comunista cubano comienza su séptimo congreso en el que 1000 delegados protagonizarán cuatro días de debate. Es el primero en celebrarse tras el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos y el último de la generación histórica de la Revolución. De éste pueden salir las claves de la sucesión de Castro, que dejará la presidencia en 2018.

Histórica visita esta semana de Barack Obama a Cuba. Por primera vez en 88 años, un presidente de Estados Unidos visitaba la isla caribeña, dejando atrás cinco décadas de alejamiento, enfrentamientos y hostilidades entre Washington y La Habana. 'Informe Semanal' viaja a Cuba para mostrar cómo se ha vivido en la isla esta semana histórica, donde también por primera vez han actuado los Rolling Stones. Habla con miembros de la disidencia y entrevista al portavoz del Arco Progresista de Cuba, Manuel Cuesta Murúa, al portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Justen Thomas; al embajador de España en Cuba, Juan Francisco Montalbán; al actor Jorge Perugorría y al ex-atleta cubano, Javier Sotomayor. También, habla con un agricultor, con un joven seguidor de los Rolling Stones, y con otros muchos ciudadanos anónimos.

José Daniel Ferrer es el secretario ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba y ha denunciado en el programa Cinco continentes de Radio 5 Todo Noticas que la visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a la isla no cambiará una realidad: que los demócratas y disidentes sean reprimidos, porque el régimen ha aumentado la represión. José Daniel Ferrer asegura que el gobierno de Raúl Castro no está dispuesto a variar su naturaleza y su comportamiento represivo, aunque ha puesto en valor las palabras de Obama al exigir que caigan esos muros que hacen de Cuba una nación que no tiene derechos ni libertades (22/03/16).

Barack Obama ha ido a un partido de béisbol en su último día en Cuba, después de su esperado discurso televisado, y tras reunirse con un grupo de disidentes. El presidente estadounidense ya ha abandonado la isla, rumbo hacia Argentina. Obama ha defendido la democracia en Cuba, ha repetido que "es hora" de levantar el embargo y ha defendido los derechos humanos en un mensaje en el que ha dicho a Raúl Castro que no debe temer ni a Estados Unidos ni a las "voces diferentes" del pueblo cubano. Obama ha ofrecido "un saludo de paz", al iniciar, en español, su discurso en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana. El presidente norteamericano ha señalado que "la reconciliación del pueblo cubano" es fundamental para el futuro del país latinoamericano y ha pedido que se reconstruyan los lazos con el exilio.

Los cubanos se muestran esperanzados de que la visita de Obama suponga más facilidades para que los exiliados puedan viajar a la isla y las familias separadas puedan reunirse. En La Habana es un lunes normal y la visita no ha movilizado a la gente como lo hizo la llegada del papa Francisco. Como anécdota, el personal del restaurante en el que ha comido el presidente estadounidense están sorprendidos de que una persona tan importante se haya tomado la molestia de saludarlos a todos.

La histórica visita de Barack Obama a Cuba, la primera de un presidente de Estados Unidos a la isla en casi 90 años, ha servido para escenficiar junto a Raúl Castro el acercamiento entre ambos países tras la recuperación de sus relaciones diplomáticas. Sin embargo, también ha puesto de manifiesto sus profundas diferencias en torno a asuntos como los Derechos Humanos, los presos políticos, el embargo o Guantánamo.

  • El presidente de EE.UU. se reúne en la capital cubana con Raúl Castro
  • Ha defendido la libertad de expresión y avances hacia la democracia
  • Castro le ha reclamado el fin del embargo y la devolución de Guantánamo
  • También ha negado que haya presos políticos: "Deme una lista y los soltaré"
  • Ambos han coincidido en que es necesario acabar con el embargo sobre Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el de Cuba, Raúl Castro, han dejado patentes sus diferencias en el histórico encuentro entre ambos en La Habana: aunque ambos han resaltado los avances en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, han tenido un rifirrafe a cuenta de los Derechos Humanos. Y al final de su rueda de prensa, Obama ha evitado levantar el brazo cuando Castro buscaba un gesto triunfal de ambos.

Los himnos de Estados Unidos y de Cuba han sonado en La Habana en presencia de los presidentes respectivos de ambas naciones. En un acto de gran simbolismo, el presidente de Cuba, Raúl Castro, ha recibido este lunes a su homólogo estadounidenseBarack Obama, en el Palacio de la Revolución. Dentro de la sede del Gobierno cubano, Castro ha saludado a Obama con un apretón de manos y ambos han posado sonrientes ante las cámaras. Seguidamente han iniciado una reunión bilateral.

Se trata del tercer encuentro entre ambos presidentes desde que se anunció el deshielo entre los dos países, después de sus encuentros en la Cumbre de las Américas de Panamá, en abril de 2015; y en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en septiembre.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha recibido este lunes a su homólogo estadounidenseBarack Obama, en el Palacio de la Revolución de La Habana, Dentro de la sede del Gobierno cubano, Raúl Castro ha saludado a Obama con un apretón de manos y posaron sonrientes ante las cámaras. Seguidamente ambos mandatarios han iniciado una reunión bilateral.

Se trata del tercer encuentro entre ambos presidentes desde que se anunció el deshielo entre los dos países, después de sus encuentros en la Cumbre de las Américas de Panamá, en abril de 2015; y en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en septiembre.

Pero esta reunión es la primera que se produce en suelo cubano y en la sede gubernamental de uno de los dos países protagonistas de un histórico deshielo tras más de medio siglo de enfrentamiento.

El viaje de Obama a Cuba tiene una lectura en Estados Unidos, no sólo política. Sobre todo electoral. Están inmersos en el proceso de primarias, y el bando republicano, el de Donald Trump y Ted Cruz, está siendo especialmente crítico. No obstante, la mayoría de los estadounidenses apoya el levantamiento del embargo a Cuba, según una encuesta publicada este lunes en EE.UU.

El presidente estadounidense Barack Obama, se reunirá este lunes con Raúl Castro en el segundo día de su estancia en Cuba.

Ambos mandatarios no se han visto aún. Castro no acudió al aeropuerto de La Habana a recibir a Obama y a su familia, como sí ha hecho con otros líderes políticos en anteriores ocasiones.

Obama participará en un foro de negocios entre los empresarios estadounidenses que le acompañan y representantes de compañías estatales cubanas y del incipiente sector privado de la isla, formado cooperativas y los llamados "cuentapropistas", dueños de negocios privados.

En vísperas de segunda jornada del viaje de Barack Obama a Cuba, el Gobierno de la isla ha liberado a varios de los 60 opositores que fueron detenidos el domingo en La Habana.

Las detenciones se produjeron tras la habitual marcha de las Damas de Blanco, un grupo de activistas contra el régimen.

Las detenciones se produjeron cuando los opositores intentaban llevar a cabo una marcha, que fue interceptada por una contramanifestación de partidarios del Gobierno.

Desde hace 46 semanas consecutivas, la marcha dominical de las Damas de Blanco acaba con detenciones, según ha denunciado reiteradamente este grupo disidente.

El Air Force One, el avión presidencial estadounidense en el que Obama viajó acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra Marian Robinson, aterrizó en el Aeropuerto Internacional de La Habana sobre las 16.20 hora local (20.20 GMT).

El mandatario fue recibido por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, quien obsequió a la primera dama con un ramo de rosas blancas, con otro de rosas rosadas a las hijas del presidente y con uno de rosas rojas a la suegra del presidente.