arriba Ir arriba

El Ayuntamiento de Madrid ha confirmado, como adelantó la alcaldesa Manuela Carmena en TVE, que la Gran Vía de Madrid será una calle sin aceras, por la que sólo circularán vehículos de servicios y residentes. Peatones y vehículos convivirán al mismo nivel en la Gran Vía antes de fin de año, según el ayuntamiento. Esto es, transformarla en una plataforma única con todo el pavimento en la misma cota, lo que permitirá la apertura o cierre de carriles según las circunstancias.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, consultará a los madrileños cómo acometer la peatonalización de la Gran Vía, después de la experiencia de cierre al tráfico de esta Navidad, que la regidora cree que cuenta con "mucho apoyo"; y considera que podría estar cerrada al tráfico privado antes de que acabe su mandato.

Así lo ha dicho en 'Los Desayunos de TVE' donde ha explicado que desde el Ayuntamiento plantean diferentes alernativas para desarrollar esa peatonalización como, por ejemplo, la creación de una línea de autobús lanzadera que atraviese la vía.

El Ayuntamiento de Madrid rebajará este viernes al Escenario 2 del Protocolo de Medidas para Episodios de Alta Contaminación, por lo que todos los vehículos, independientemente de su matrícula, podrán volver a circular por el interior de la almendra central, según ha informado este jueves la delegada de Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, en rueda de prensa.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha reclamado este jueves más medidas "a largo plazo" para luchar contra la contaminación en grandes ciudades como la capital de España. En este sentido, ha instado a trabajar conjuntamente a todas las administraciones para mejorar la calidad del aire. A su juicio, el protocolo actual del Consistorio solo sirve como algo "disuasorio" y "para concienciar" del problema, pero no cree que pueda tener una utilidad real para reducir los niveles de contaminación.

Reducción de la velocidad a 70 km/h en la M-30 y accesos. Prohibición del estacionamiento de vehículos en las plazas y horario del SER en el interior de la M-30. Restricción de la circulación en el interior de la almendra central (área interior de la M-30) del 50% de todos los vehículos: podrán circular en días pares los vehículos cuya matrícula acabe en número par y en días impares aquellos vehículos cuya matrícula acabe en número impar. Se recomienda la no circulación de taxis libres, excepto Ecotaxis y Eurotaxis, en el interior de la almendra central (área interior de la M-30), pudiendo estos vehículos estacionar en las plazas azules del SER, además de en sus paradas habituales, a la espera de viajeros.

El Ayuntamiento de Madrid aplicará este jueves por primera vez el Escenario 3 del Protocolo de Medidas para Episodios de Alta Contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2), por lo que habrá restricciones para circular por la zona interior de la M-30 de Madrid para los vehículos con matrícula par. Esta restricción se aplicará a partir de las 6.30 horas de este jueves. Además, la medida se suma a las que ya hay activas como la limitación de velocidad a 70 kilómetros por hora en la M-30 y los accesos a Madrid -que se aplica a partir de las 6.00 horas- y la prohibición para los no residentes de aparcar en la zona de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de 9.00 a 21.00 horas.

Iñigo Henríquez de Luna, portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, ha asegurado que las restricciones al tráfico de la capital por alta contaminación responden a una política ideológica del Gobierno municipal. Begoña Villacís ha criticado que el Ayuntamiento no esté poniendo en marcha un plan para mejorar la calidad del aire y se limite solo a aplicar un protocolo que Villacís considera que debería usarse sólo en situaciones excepcionales. Mientras que la portavoz del grupo municipal socialista, Purificación Causapié, ha justificado la medida por los altos niveles de contaminación que hay en Madrid.