arriba Ir arriba

El revolucionario teléfono móvil iPhone cumple este jueves diez años desde que su primera generación llegó a las tiendas, un periodo en el que el gigante tecnológico Apple ha vendido más de mil millones de unidades de su producto estrella."El iPhone es más que una compañía constante, es una parte esencial de nuestro día a día", afirmó el consejero delegado de la compañía, Tim Cook, en 2016, cuando anunció que el teléfono había superado esa cifra de ventas.


Largas filas, paciencia e ilusión en el primer día de venta del iPhone 7.

En Nueva York, Sídney, Tokio o Madrid, las tiendas de Apple han acogido este viernes a los primeros y numerosos clientes del iPhone 7, que entre sus novedades incluye una cámara con capacidades más profesionales, más tiempo de batería, resistencia al agua y la desaparición de la entrada clásica de sonido para auriculares.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, ha presentado el iPhone 7, la nueva versión del teléfono inteligente nacido en 2007, que incluye nuevas cámaras, prescinde de la entrada de audio y es resistente al agua. En un acto en la ciudad estadounidense de San Francisco, Cook ha presentado un modelo que ha considerado "el mejor iPhone jamás creado, con un gran diseño". El teléfono mantiene el perfil del iPhone6, con menos partes y creadas sobre una sola pieza de aluminio que prescinde de la salida y entrada de audio tradicional, algo que se hará a través del puerto de carga y datos. Además, el nuevo iPhone 7 incluye una cámara de 12 megapíxeles, con un conjunto de lentes que permite obtener imágenes de gran calidad en condiciones de poca luz y mucho más estables.
 

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, ha recrudecido sus críticas a la decisión de la Comisión Europea, que exige a la multinacional devolver 13.000 millones de euros más intereses por las "ventajas fiscales ilegales" recibidas en Irlanda, calificando el caso de "basura política" y afirmando que alguna de las cifras manejadas por Bruselas son falsas. Desde el Ejecutivo comunitario se han rechazado estas palabras y se ha subrayado que "la decisión está basada en hechos". En una entrevista concedida al diario Irish Independent, el máximo ejecutivo de Apple sostiene que la compañía pagó 400 millones de dólares (unos 357 millones de euros al cambio actual) en Irlanda en 2014 y señala que la tasa impositiva del 0,005% manejada por Bruselas en su acusación "es una cifra falsa".

La Comisión Europea ha ordenado a Irlanda que recupere hasta 13.000 millones de euros "más intereses", la cifra de impuestos que dejó de recaudar por parte de Apple. Bruselas -tras realizar una investigación en profundidad iniciada en junio de 2014- cree que Dublín concedió "ventajas fiscales selectivas" a la compañía tecnológica a través de dos acuerdos fiscales -los denominados tax rulings- firmados en 1991 y 2007 y que constituyeron "ayudas públicas ilegales". Bruselas ha concluido que Irlanda concedió "ventajas fiscales ilegales" a la multinacional estadounidense que "le permitieron pagar, a lo largo de varios años, un importe en concepto de impuestos considerablemente inferior al de otras empresas", un trato "selectivo" que, según el Ejecutivo comunitario, otorgó una "ventaja significativa" a la compañía.