Anterior Tienes que verlo: Un juego en Instagram, #CecilTheLion y música a partir de rasgos faciales Siguiente 'Insuperables' recibe el lunes a Llum Barrera como defensora de los concursantes Arriba
Hércules, o Heracles, un héroe proveniente de la ciudad de Tebas. Su madre era Alcmene y su padre Anfitrión, aunque en realidad era hijo del mismísimo Zeus
Hércules, o Heracles, un héroe proveniente de la ciudad de Tebas. Su madre era Alcmene y su padre Anfitrión, aunque en realidad era hijo del mismísimo Zeus
Para aclarar los conceptos

Mitos, dioses y héroes

  • ¿Qué diferencia a los héroes de los hombres y de los dioses?

  • ¿Son todos los dioses parecidos? ¿Hay diferentes tipos de dioses?

  • ¿Tienen los dioses el mismo nombre en todos los idiomas?

|

Escuchamos palabras como mitos, héroes, dioses, ninfas, etc. y muchas veces no sabemos con certeza de qué estamos hablando y mezclamos los conceptos. Para ayudarnos a diferenciarlos, os ofrecemos algunas informaciones básicas.

¿Qué es un mito?

Un mito no es sino la palabra griega para decir lo que para nosotros es un relato.

Y la mitología es la ciencia que estudia el papel cultural, social y político de estos relatos en las civilizaciones y culturas de la Antigüedad.

Para ello, la mitología se ocupa de las relaciones de todos estos relatos entre sí, de las diferentes versiones provenientes de todos los territorios donde estaban presentes las culturas clásicas, y de cómo se relacionaban los protagonistas de los relatos míticos, así como el efecto que tenían sobre los habitantes de aquellos pueblos.

La cultura occidental no se entiende sin conocer sus orígenes y mitos

La cultura occidental no se entiende sin conocer sus orígenes y mitos. Por ello, la serie Mitos y leyendas ayuda a conocer las aventuras de los dioses (como Zeus, Poseidón, Atenea o Apolo) y de los héroes (como Aquiles, Héctor o Ulises), que han influido tanto en todas las épocas de nuestra historia occidental y siguen presentes en la actualidad.

Tres clases de dioses

Los pueblos griegos de la Antigüedad –y la Roma clásica- dividían sus dioses en tres clases: los grandes dioses, los dioses inferiores y los héroes o semidioses.

Los grandes dioses o dioses superiores eran veintidós, de los cuales doce formaban la corte celestial.

Eran los doce grandes dioses olímpicos, cuyos nombres, según la tradición griega, eran: Zeus, Hera, Poseidón, Deméter, Hestia, Atenea, Apolo, Artemisa, Hermes, Ares, Afrodita y Hefesto.

Los romanos llamaron a esos mismos dioses con otros nombres en lengua latina.

 Así el dios griego Zeus es en latín Júpiter; a Poseidón le asignan el nombre de Neptuno; Hades equivale a Plutón; Dioniso es Baco; Atenea recibe el nombre de Minerva; Afrodita es Venus.

El único dios que conserva su nombre en ambas lenguas es Apolo.

Los otros diez compartían con las divinidades mayores el privilegio de poder ser esculpidos en oro, plata y bronce.

Los dioses de segundo orden podían ser dioses campestres, dioses del mar, dioses domésticos –del hogar, de la familia, de la casa- y dioses alegóricos.

Los héroes

Por fin, los nacidos de un dios y una mujer mortal, o de un hombre mortal y una diosa se les llamaban semidioses o héroes.

los nacidos de un dios y una mujer mortal, o de un hombre mortal y una diosa se les llamaban semidioses o héroes

Este nombre también se asignaba, más adelante, a aquellos hombres que merecieron ese honor por sus acciones relevantes (es decir, heroicas).
Entre estos se encuentran los grandes héroes de La Ilíada, como Aquiles y Ulises.

Los héroes eran modelos de comportamiento para los niños y los jóvenes (también los adultos) de aquel tiempo.