Enlaces accesibilidad

'Documentos TV' estrena este lunes, 12 de enero, 'Generación Mei-Ming: miradas desde la adolescencia'

  • Lunes 12 de enero, a las 00.10 horas, en La 2

Por
Imagen de Estela, protagonista del reportaje, con una amiga rtve

‘Documentos TV’ estrena este lunes, 12 de enero, ‘Generación Mei-Ming: miradas desde la adolescencia’. El documental cuenta la historia de seis chicas chinas-españolas adoptadas con edades comprendidas entre los doce y los diecisiete años, en sus relaciones con sus familias de adopción y con el entorno en el que viven.

El documental 'Las habitaciones de la muerte', emitido por 'Documentos TV' en 1995, propició el boom de adopciones chinas en nuestro país. Se cumplen veinte años de las primeras llegadas de niñas adoptadas en España. La mayoría de ellas son ahora adolescentes, una etapa compleja llena de interrogantes sobre sus orígenes, su adopción y su identidad.

“De China tengo los rasgos y no tengo el idioma. De España tengo el idioma pero no tengo los rasgos. Así que soy rara en los dos países”, afirma Marina, una joven sevillana china de diecisiete años, que ha sabido sacar lo mejor de las dos culturas y sentirse cómoda tanto en su país de origen como en el que la acogió.

Sin embargo, ese no es el sentimiento de la mayoría de las 18.000 niñas chinas adoptadas, que han ido llegando a nuestro país desde hace ahora veinte años. La implantación de la ley del único hijo en China, disparó el número de niñas abandonadas en orfanatos. 'Documentos TV' se hizo eco de esta dura realidad en 1995 con la emisión del documental 'Las habitaciones de la muerte', lo que propició un boom de adopciones chinas a finales de los noventa. En pocos años, España se convirtió en el segundo país del mundo con mayor índice de menores chinas entre nuestras familias.

Conocidas por la “Generación Mei-Ming” o generación sin nombre, muchas de ellas son ahora adolescentes y se debaten en esta compleja etapa, entre sus sentimientos de abandono e incomprensión por parte de sus padres biológicos y los desafíos que se les presentan en el mundo occidental donde viven.

“No quiero ser china, quiero ser española, no quiero ser diferente. Quiero ser como todas las demás”, afirma Estela, de doce años y que se ha encontrado con problemas de racismo en su instituto, donde es la única niña china.

El documental muestra a corazón abierto los sentimientos de los protagonistas y un pedazo de la vida, después de la adopción.

RTVE

anterior siguiente